El PP critica que Urkullu y Mas se reúnan para hablar de sus "obsesiones"

Egibar (PNV) dice que la reunión entre Urkullu y Mas no fue "secreta sino discreta"

Navarro dice que es más urgente que Mas se reúna con Rajoy que con Urkullu

Urkullu y Mas se reúnan

nacional

| 03.05.2014 - 13:55 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El presidente del PP de Gipuzkoa, Borja Sémper, ha criticado que Iñigo Urkullu y Artur Mas se reúnan para hablar de sus "obsesiones", que no son las del "conjunto de la ciudadanía y ha advertido de que ambos mandatarios "tienen un problema y quieren resolverlo a costa de todos".

En declaraciones a Radio Euskadi, el dirigente popular ha manifestado que la reunión mantenida entre los presidentes vasco y catalán, Iñigo Urkullu y Artur Mas, respectivamente, el pasado 1 de mayo, muestra "una foto de la realidad de las preocupaciones de unos y otros".

A su juicio, es "lógico" que los presidentes de dos comunidades se reúnan, pero el problema es que el lehendakari no se reúna con su homólogo de "Cantabria, Asturias o Galicia para trazar un plan, por ejemplo, de intereses comunes en el eje atlántico o buscar cómo reactivar el empleo, sino que se reúna con Mas para hablar de sus cosas".

"Hablaron de sus estrategias, de cosas importantes para ellos, de sus problemas y obsesiones que no son las obsesiones del conjunto de la ciudadanía", ha indicado, para añadir que ambos mandatarios "tienen un problema y quieren resolverlo a costa de todos".

INVERSIONES

En este sentido, ha destacado que los políticos deben generar condiciones para que las empresas compitan y se ha preguntado "quién va a invertir si ponemos al frente del barco a alguien que genera inestabilidad, desconfianza e incertidumbre".

"Hoy Cataluña no es referente de inversión empresarial y económica. Es, por culpa de sus dirigentes, una inmensa incertidumbre que genera inseguridad y desconfianza en los inversores. Es foco de problema político social, político y económico y si ese es el camino en el que nos pretende llevar el PNV creo que es un profundo error", ha finalizado.

REUNION DISCRETA

Por su parte, el presidente del GBB del PNV y portavoz parlamentario, Joseba Egibar, ha señalado que la reunión mantenida entre los presidentes vasco y catalán, Iñigo Urkullu y Artur Mas, el pasado 1 de mayo no fue "secreta sino discreta".

El dirigente jeltzale ha subrayado además que "hablar de soberanía, de capacidad de decisión sobre las políticas públicas que afectan al bienestar de la ciudadanía es un debate positivo".

Tras reconocer que se enteró del encuentro entre ambos mandatarios "por la prensa", Joseba Egibar ha incidido en que el PNV habla "permanentemente con Convergencia i Unió (CiU)", ya que, entre otras cuestiones, "somos socios de la coalición para las elecciones europeas".

"Sabemos cuál es el desarrollo de la estrategia que está siguiendo CiU junto a otras formaciones en eso que se denomina estrategia soberanista y cuando nos reunimos contrastamos esas posiciones", ha indicado, para añadir que la reunión no fue "secreta sino discreta".

NAVARRO DICE QUE ES MAS URGENTE QUE MAS SE REUNA CON RAJOY

Mientras, el líder del PSC, Pere Navarro, ha destacado que es más urgente que el presidente catalán, Artur Mas, se reúna con el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy, que con el lehendakari, Iñigo Urkullu, como hizo el pasado jueves.

"Está bien que el señor Mas y el señor Urkullu se reúnan, que intenten buscar espacios de colaboración, pero lo que interesa, lo que importa, es que el señor Mas y el señor Rajoy se reúnan e intenten buscar soluciones a un problema grave como es la relación Cataluña-España", ha manifestado.

"Los responsables políticos tienen que buscar espacio para el diálogo, a pesar de que haya discrepancias", ha añadido. Sobre la "crispación" en Cataluña, Navarro ha afirmado: "Nosotros lo que queremos es destacar algunos síntomas y lo que necesita el país es que haya diálogo".