El PP califica de "último disparate del Gobierno" bajar el límite de velocidad a 110 km/h

Se pregunta "cuánto va a costar cambiar las señales de tráfico para un asunto transitorio"

AEA afirma que la reducción de velocidad "no cumplirá los objetivos" del Gobierno

Amigos de la Tierra a favor de concienciar mejor que reducir la velocidad

nacional

| 25.02.2011 - 18:46 h
REDACCIÓN

El portavoz del PP en la Comisión de Seguridad Vial, Federico Souvirón, ha criticado la decisión de reducir el límite de velocidad en autovías y autopistas de los 120 kilómetros por hora a 110 km/h de forma transitoria, y que ha calificado como "último disparate" del Gobierno. El diputado popular se pregunta "cuánto va a costar cambiar las señales de tráfico para un asunto transitorio" y también si "el Gobierno piensa pagarla con lo que va a aumentar de nuevo la declaración por multas".

Souvirón ha asegurado que "da la impresión de que ni se han parado a pensar en el asunto antes de esta ocurrencia que perjudica a los ciudadanos" y ha destacado que "una vez mas el Gobierno acude a los ciudadanos para hacerles pagar sus errores". Además, ha explicado que lo que tiene que hacer el Gobierno es "garantizar el suministro energético".

"Además de tener que pagar más por la gasolina, van a tener que emplear más tiempo para desplazarse". "Lo que queda es ir en bicicleta, aunque no parece que sea el transporte del siglo XXI para ir por carreteras", ha concluido.

La Asociación Automovilistas Europeos Asociados (AEA) considera que la reducción a 110 kilómetros por hora del límite de velocidad en autovías y autopistas "es una medida precipitada" que, de ninguna manera, conseguirá "cumplir con los objetivos" del Gobierno de reducir el "consumo de carburante".

El presidente de AEA, Mario Arnaldo, reprochó al Gobierno si se ha cuestionado cuánto costará "cambiar la señalización" de los nuevos límites de velocidad en las autopistas y autovías de todo el territorio nacional. Según Arnaldo, el cambio de las señales costaría en términos económicos "un tercio" de lo que se persigue ahorrar con esta medida.

En su opinión es un cambio que no ha tomado "ninguno de los 27 países miembros de la Unión Europea", en donde incluso, según remarcó, en "15 de ellos tienen un limite de 140 kilómetros por hora".

"UN TRABAJO DE CHINOS" EN UNA SEMANA

Mientras, la portavoz del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA) Lorena Martín ha tachado de "ilógica" la medida y se ha preguntado cómo va a hacer el Gobierno para pasar el proceso de homologación de todos los radares tras reducir el límite de velocidad y cambiar las señales "en una sola semana". "Es un trabajo de chinos", ha apostillado.

En este sentido, ha indicado que cualquier multa que ponga un radar sin "una homologación posterior" no es válida y ha indicado que no vale con cambiar los paneles luminosos porque hay tramos de autopistas y autovías con sólo señales verticales.

Asimismo, la portavoz de CEA ha indicado se ha quejado de que los automovilistas "siempre terminen pagando por todo" y ha apuntado que "no todo tienen que ser medidas represivas". Así, ha señalado que con cursos de ecoconducción se puede reducir también un 15 por ciento el consumo mediante técnicas sencillas.

Por su parte, el Real Automóvil Club de España (RACE) ha cuestionado que la medida "reduzca de forma eficaz las emisiones contaminantes y el consumo energético", y considera imprescindible que, "más que esta reducción, y entre otras medidas, se estudie la posibilidad de que los límites actuales de velocidad se fijen en función de la característica de la vía y de la climatología, como en otros países europeos".

En este sentido, el Club quiere destacar que un ahorro energético eficaz se consigue con educación, más que con legislación y limitación. En este sentido reclaman que se realicen acciones y campañas con criterios de consumo responsable, así como la necesidad de reglar una formación en conducción eficiente, que debe formar parte de los criterios que deben aprender los alumnos en las autoescuelas.

La ONG Amigos de la Tierra se ha mostrado más a favor concienciar a los ciudadanos de la importancia de usar los transportes públicos, que de reducir el límite de la velocidad para ahorrar energía.

Ecologistas en Acción aplude la decisión del Gobierno pero recuerdan que odría reducirse más el límite de velocidad, "nosotros defendemos que la velocidad en autovía sea 100 km/h, 80 km/h en carretera y 30 km/h en zonas residenciales", ya que la mayor eficiencia esta en los 90 kilómetros hora.