Rubalcaba acusa al PP de llevar la "bazofia" de las actas de ETA al Parlamento

Rubalcaba dice que el PP lleva la "bazofia" de ETA al Parlamento

Saénz de Santamaría ve a Rubalcaba como el "mayor exponente de un final de ciclo"

Rubalcaba en el Congreso

nacional

| 30.03.2011 - 14:49 h
REDACCIÓN

El vicepresidente primero del Gobierno y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha acusado hoy al PP de llevar la "bazofia" de ETA al Parlamento, al dar credibilidad a las actas de la banda terrorista que recogen las conversaciones con el Gobierno durante la última tregua.

"Al habitual arsenal de infamias trae usted hoy la bazofia de ETA", ha lamentado Rubalcaba en la sesión de control al Gobierno en el Congreso, dirigiéndose al diputado del PP Ignacio Gil Lázaro, habitual ya en las preguntas al Ejecutivo sobre el 'caso Faisán'.

Para el vicepresidente primero, las actas publicadas en la prensa están llenas de "mentiras y de manipulaciones", como la que asegura que se dieron instrucciones políticas para que se paralizaran las detenciones de miembros de ETA.

Al contrario, Rubalcaba ha afirmado que ordenó que se "apretara más que nunca" a la banda para que no sucediera como en la tregua de 1998, con un Gobierno del PP, en la que ETA aprovechó para rearmarse.

El titular de Interior ha recordado que en la Audiencia Nacional han declarado policías nacionales, guardias civiles, ertzainas y policías franceses y todos ellos han negado haber recibido instrucciones para detener las operaciones antiterroristas.

"Al contrario, han dicho: apretad más que nunca, eso es lo que han dicho en la Audiencia ¿Y sabe por qué lo han dicho? Porque es lo que les dije yo", ha subrayado Rubalcaba, que no cree posible que unos policías mientan ante un juez para "salvar la cara" a un Gobierno.

Gracias a estas órdenes durante la tregua pasada, el final de ETA está ahora más cerca, según el vicepresidente.

Explicaciones que no han convencido al diputado del PP Ignacio Gil Lázaro que ha exigido a Rubalcaba que, ante la "ignominia" de las actas de ETA que le ponen "contra las cuerdas", abandone el cargo.

"Ante la ignominia de las actas de ETA, usted ya no tiene margen para más trucos, insultos, engaños, guasas y evasivas", ha proclamado Gil Lázaro, que ha exigido al vicepresidente que de una vez por todas, "diga la verdad" y "se marche a su casa".

El diputado del PP ha recordado que los socialistas siempre han dicho que ETA "mata" pero "no engaña", y sin embargo ahora no otorgan credibilidad a lo dicho por la banda terrorista.

"Usted está donde siempre ha estado, en la manipulación y en el engaño", ha insistido Gil Lázaro, que ha añadido que los españoles no se merecen un ministro del Interior "atrincherado en la mentira".

FINAL DE UN CICLO

Por su parte, la portavoz parlamentaria del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, ha asegurado este miércoles que el vicepresidente primero del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, es el "mayor exponente de un final de ciclo", que ha extendido tanto a su carrera política como al Gobierno socialista. El ministro le ha replicado entonces: "Los muertos que vos matáis gozan de buena salud".

Durante la sesión de control al Gobierno en el Pleno del Congreso, Sáenz de Santamaría ha abierto su intervención situando a Rubalcaba como "corresponsable" de la crisis económica, que ha provocado más de cuatro millones de parados y 1,3 millones de familias sin ningún sueldo, así como subidas de la luz y del "coste de la vida".

"Esa es la situación real de la economía española pero la situación del Gobierno no es mucho mejor porque desde que usted es vicepresidente, el Gobierno ha pasado de la descoordinación a la descomposición", ha enfatizado la portavoz 'popular'.

AL MINISTRO NO LE GUSTA LA PALABRA "DESCOMPOSICIONES"

El ministro ha tomado la palabra recordando la reciente enfermedad que ha padecido y subrayando que, por lo tanto, en su estado físico no le gustaba la palabra "descomposiciones". En cuanto a la situación económica, ha dicho que sí que se siente "naturalmente responsable", tanto él como el resto del Gobierno.

"Ha pasado de musical a escatológico", le ha respondido inmediatamente después Sáenz de Santamaría, recordando así la letra del grupo musical Amaral que empleó el vicepresidente en la pasada sesión de control para responder al diputado del PP Ignacio Gil Lázaro.

Dicho esto, la 'número tres' del PP ha acusado al Gobierno socialista de ser "culpable" de la crisis y parafraseando al propio Rubalcaba ha asegurado que el Gobierno lo ha hecho todo sólo "con sus manitas", porque han subido impuestos, "han congelado las pensiones y han recortado los sueldos y derechos". "Y cruzados de brazos hemos llegado a cuatro millones de parados", ha resaltado.

Tras señalar que los españoles "han perdido toda la confianza", ha indicado que "confianza es lo último" que el ministro del Interior "puede prestar". "Le pusieron ahí para explicar lo que hacía el Gobierno y va a tener que irse porque es incapaz de explicar lo que hizo en el Ministerio del Interior", ha exclamado, en referencia al caso del chivatazo a ETA y las actas de la negociación entre el Gobierno y ETA que se están publicando estos días.

Es más, Sáenz de Santamaría ha situado a Rubalcaba como "el mayor exponente de un final de ciclo". "No estoy hablando del ciclo de su carrera política, que también, sino del ciclo del PSOE en el Gobierno", ha precisado.

RUBALCABA RECUERDA LAS PROPUESTAS DE AZNAR

Antes estas afirmaciones, Rubalcaba ha abierto su réplica asegurando a Sáenz de Santamaría: "Ya os he dicho en alguna ocasión que los muertos que vos matáis gozan de buena salud", unas palabras que han cosechado un fuerte aplauso de la bancada socialista.

En clave económica, el vicepresidente ha recordado que el Ejecutivo "por responsabilidad" tomó medidas de austeridad y puso en marcha reformas estructurales en distintos ámbitos, unas medidas que, según ha dicho, "poco a poco empiezan a dar resultado":

Tras asegurar que el PP "también" tiene su "responsabilidad", ha destacado que el ex presidente José María Aznar --al que ha definido como "el líder" del Partido Popular-- propuso "sembrar España de centrales nucleares, como si fueran champiñones". "El señor Rajoy, naturalmente se sumó, luego retrocedió un poco y ahora parece que anda esperando a que el altísimo le ilumine antes de decidir cuál es su propuesta energética", ha aseverado.