El PP acusa al PSOE de poner en cuestión el Pacto antiterrorista

Rajoy pide al Gobierno que no les vuelva a engañar y que dé explicaciones

Jáuregui cree que el PP no es "leal" con el Pacto antiterrorista y le pide que no ponga al "Gobierno en el banquillo" con ETA "como testigo"

Blanco insta al PP a demostrar su lealtad al pacto dejando de mostrar "la bazofia de ETA" en el Congreso

Mayor Oreja acusa a Zapatero de pedir un pacto antiterrorista mientras trabajaba en una "alianza potencial" con ETA

nacional

| 31.03.2011 - 15:43 h
REDACCIÓN

El secretario de Comunicación del PP, Carlos Floriano, considera incuestionable la lealtad de su partido al Pacto antiterrorista y pide dejar este asunto al margen de la campaña electoral, pero al mismo tiempo ha exigido explicaciones a los socialistas por "deslealtades" a ese acuerdo, ha acusado al PSOE de haber buscado "atajos" para acabar con ETA y de intentar ahora "ensuciar" la campaña.

En rueda de prensa en el Congreso, Floriano ha respondido así a la portavoz del Comité Electoral del PSOE, Elena Valenciano, a quien ha recriminado que trate de poner en cuestión el apoyo "leal y sincero" del primer partido de la oposición hacia el Pacto Antiterrorista.

Según ha defendido el dirigente 'popular', dicho acuerdo "sólo merece la lealtad" y la colaboración que ha venido practicando el partido de Mariano Rajoy "desde su existencia" porque su acción contribuye a "terminar" con la banda terrorista ETA.

"La lealtad del PP al mismo no se puede poner en cuestión", ha enfatizado Floriano, para quien sólo cuestionan la eficacia de dicho acuerdo "quienes tratan de saltárselo para buscar atajos que terminen con ETA".

A este respecto, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha pedido hoy al Gobierno, y en concreto al vicepresidente primero y ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, que den explicaciones y no les vuelvan a engañar porque los que estaban en el 'Faisán' no eran ellos, sino los socialistas.

En un acto de partido con motivo de las elecciones autonómicas y municipales celebrado en Talavera de la Reina, Rajoy ha dicho que todo el mundo sabe que "es falsa" la versión que da Rubalcaba sobre el 'caso Faisán' por lo que ha emplazado al PSOE a "callarse" o a que digan que "estamos en otro momento", antes de seguir diciendo falsedades.

A juicio de Rajoy, con una vez que les hayan engañado los socialistas "ya es suficiente" y les ha pedido que cejen en ese "empeño".

"Lo único que pedimos es que se expliquen y digan la verdad a los españoles porque eso es una democracia y la oposición tiene la función de controlar al Gobierno", ha puntualizado.

Más duro se mostró el presidente del Grupo Popular en el Parlamento Europeo, Jaime Mayor Oreja, quien ha acusado al presidente del Gobierno de que mientras pedía "con la boca grande" un pacto de Estado "por las libertades y contra el terrorismo" de ETA, estaba "trabajando por debajo" en una "alianza potencial" con la banda terrorista.

"Estoy convencido, desde hace mucho tiempo, de que mientras Zapatero con la boca grande decía que había que hacer un pacto por las libertades y contra el terrorismo, lo que estaba ya trabajando por debajo y por detrás es un auténtico plan, una alianza y un acuerdo potencial con ETA", ha denunciado Mayor Oreja este jueves, en una entrevista concedida a Telemadrid, recogida por Europa Press.

Según el dirigente 'popular', Rodríguez Zapatero pretendía "conseguir puntos de encuentro para afrontar una negociación que arrancó en el año 2004". "esto significa de qué manera esta viendo una alianza potencial de un Gobierno con una organización terrorista, donde ambos están tratando de ayudarse, como se acaba de demostrar cuando el Diario Gara filtra las supuestas actas del Gobierno del PP con ETA. Eso lo que confirma es que el proyecto de Zapatero se asienta en la ficción, en la mentira, en una gran falsedad que continúa todavía hoy", ha aseverado.

En este sentido, ha insistido en que proceso de negociación "continúa en su segunda parte" y ha advertido de está a punto de culminar "con el aterrizaje de ETA en los ayuntamientos" por lo que, a su juicio, esto lo importante es hacer frente a esto porque algo así "significaría una catástrofe y un desastre para España".

Por su parte, el vicepresidente primero del Gobierno, Ramón Jáuregui, ha afirmado que el PSOE podría haber usado "papeles de ETA" para "lesionar" al Gobierno del PP, pero ha señalado que han roto "simbólicamente las actas de las negociaciones del 99". Además, ha pedido a los populares que no pongan al "Gobierno en el banquillo" con ETA "como testigo".

El ministro de Presidencia ha defendido que el proceso de negociación que se produjo en los años 2005-2007 fue "muy bien llevado", ya que "se hizo todo muy bien y lo hicieron muy bien" tanto el presidente del gobierno central, José Luis Rodríguez Zapatero como el ministro de Interior Alfredo Pérez Rubalcaba porque consiguieron "una ETA más débil y un Estado mucho más fuerte".

El vicepresidente primero del Gobierno ha hecho referencia también a las críticas del PP utilizando las supuestas actas de ETA sobre la negociación en el último proceso de paz, para afirmar que "no son coherentes ni leales" con el acuerdo antiterrorista que en septiembre del año 2000 el PSOE propuso al Gobierno de José María Aznar y que se ha mantenido en los últimos años. "No es coherente ni leal que, con lo que hemos hecho todos juntos y bien, se esté aprovechando elementos incidentales de aquel proceso para desgastar al Gobierno", ha denunciado.

Jaúregui ha respaldado las palabras de Rubalcaba este miércoles en el Congreso calificando de "bazofia de ETA" los papeles de Thierry y ha subrayado que el PSOE "jamás ha utilizado ningún papel de ETA ni ninguna información que pudiera lesionar al Gobierno del PP en otros momentos". "No hemos hecho nunca política partidista con el proceso de paz ni con la lucha antiterrorista en general, y creo que sería muy bueno que el PP hiciera lo mismo", ha defendido.

Para Jáuregui esta actitud de los 'populares' "no corresponde a la lealtad ni a la esperanza de los tiempos en que vivimos" y ha insistido en que el PP deberá "reflexionar", aunque ha rechazado hacer más declaraciones en este sentido porque quiere "seguir reivindicando la unidad como elemento esencial para acabar contra la violencia".

En la misma línea, se ha expresado el vicesecretario general del PSOE, José Blanco, quien ha instado al PP a demostrar su lealtad al pacto contra el terrorismo dejando de hacerse eco de la "bazofia de ETA" en el Pleno del Congreso. "Que pase de las palabras a los hechos", apostilló.

El ministro y dirigente socialista respondió así a las palabras que minutos antes había pronunciado la portavoz del Grupo Popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, quien sostiene que el apoyo de su formación al Gobierno en política antiterrorista, recogido en el Pacto por las Libertades y contra el Terrorismo, es "leal y legal", lo que no es óbice para criticar su gestión de la última tregua de ETA.

"La portavoz del PP debe decir a los diputados del PP que traen aquí (al Congreso) la bazofia de ETA que dejen de traerla porque sería un síntoma inequívoco de su lealtad y su compromiso con el pacto antiterrorista --replicó--. Que pase de las palabras a los hechos".