El PP descarta una situación crítica y dice que Beneyto habló a título personal

El portavoz de Exteriores del PP: "La intervención no sería el apocalipsis"

José María Beneyto

nacional

| 03.06.2012 - 12:46 h
REDACCIÓN

El Partido Popular ha recalcado hoy que España no está en una situación crítica y saldrá de la crisis con las reformas que está llevando a cabo el Gobierno, y ha considerado que las declaraciones al respecto de su portavoz de Exteriores en el Congreso, José María Beneyto, las realizó "a título personal".

Fuentes de la dirección nacional del PP y del grupo popular de la Cámara Baja han salido así al paso de las palabras de Beneyto en las que, en una entrevista con Efe, dijo que la eventual intervención económica de España es un escenario que "no hay que excluir" y que, aunque supondría "cierto varapalo" para la proyección exterior, no sería el "apocalipsis" para el país.

Las fuentes del PP han recalcado a Efe que esas manifestaciones en ningún momento se pueden interpretar como el sentir del partido ni del grupo popular y que se trata de unas palabras realizadas "totalmente a título personal".

Para la dirección nacional de Partido Popular y de su grupo en el Congreso, no hay más salida a la situación de crisis económica que atraviesa España que llevar a la práctica las reformas que está poniendo en marcha el Ejecutivo de Mariano Rajoy desde el inicio de la legislatura.

En esa línea, se han remitido a las palabras de ayer de Rajoy en su intervención en las jornadas organizadas en Sitges por el Círculo de Economía, en las que insistió en que España no está en una situación crítica.

Rajoy dio que aunque es natural que la crisis puede suscitar temores, España no está "al borde del precipicio", no va a "naufragar" y saldrá de la "tormenta".

BENEYTO: "LA INTERVENCIÓN NO SERÍA EL APOCALIPSIS"

El portavoz del PP en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso, José María Beneyto, ha afirmado que la eventual intervención económica de España es un escenario que "no hay que excluir" y que, aunque supondría un "cierto varapalo" para la proyección exterior, no sería el "apocalipsis" para el país.

Beneyto, en una entrevista con EFE, ha advertido de que este posible escenario obligaría a adoptar medidas duras como "bajar el sueldo de los funcionarios o las pensiones", pero también a "revisar el Estado autonómico claro, que es lo caro que tenemos".

El portavoz del PP ha recordado que otros socios europeos, como Portugal e Irlanda, han visto intervenidas sus finanzas sin que se haya producido su colapso, ni el descrédito de sus mandatarios.

"Si al final, porque claro que es un escenario que no hay que excluir, hay una intervención, tampoco es el apocalipsis. Habrá que vivir con ello. Portugal esta viviendo con ello de una manera relativamente pacífica, e Irlanda ha vivido con ello y ha salido adelante", ha respondido Beneyto a la pregunta de si España se puede ver abocada a un plan de salvación.

En su opinión, al no disponer España de suficiente liquidez, el Gobierno debería cruzar "una serie de líneas rojas del Estado del bienestar y de la estructura constitucional" que se han evitado traspasar hasta ahora.

Ha recordado que la intervención en Portugal e Irlanda ha dejado en manos de una troika -delegación integrada por la UE, el FMI y el Banco Central Europeo- la supervisión de las medidas financieras.

Beneyto ha reconocido que desde el punto de vista de la imagen de España en el exterior y de su credibilidad, la intervención sería una "mala noticia".

También ha opinado que al contar el Gobierno de Mariano Rajoy con una "legitimidad democrática tan fuerte", lograda en las urnas hace poco meses, la hipotética intervención representaría un "cierto fracaso del conjunto de Europa" ante la presión de los mercados.

Al margen de la repercusión en España, Beneyto ha destacado los efectos que acarrearía para Europa: "Un empeoramiento de la situación de los países del sur pondría en serio riesgo a la zona euro y el proyecto de UE".

"Esto no interesa a nadie, por lo que necesitas soluciones conjuntas", ha añadido.

Sobre las causas que han llevado a España a la actual situación, Beneyto ha destacado la gestión hecha por el anterior jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero.

"No se trata de volver a repetir el tema de la herencia, pero los años de Zapatero han sido una devastación de la economía, de la política exterior y de la política interior. También con el tema de los estatutos de autonomía, que nos ha creado la situación en la que estamos sobre Cataluña y el País Vasco", ha comentado.

Beneyto ha lamentado que toda la atención sobre España esté centrada en el actual contexto económico y en la evolución de la prima de riesgo, que esta semana batió su récord superando los 540 puntos.

"Hay que salir de eso, porque si no, acabaremos todos enloquecidos con el tema de la prima", ha recomendado.

En su opinión, a pesar de la crisis, es "buen momento" para sentar las bases de una política exterior de consenso entre todos los partidos que fortalezca la reputación de España en el mundo, dejando atrás discrepancias en asuntos como Gibraltar.

"Lo que no se puede es ir cambiando y dando bandazos, que es lo que hemos hecho en los últimos quince años. Las dos legislaturas de Aznar y las de Zapatero son como dos espejos opuestos", ha concluido.

Beneyto es uno de los autores del libro "Política exterior española: un balance de futuro", en cuya elaboración han participado miembros de diferentes partidos y de centros de estudio.

En su opinión, esta obra, presentada esta semana en Madrid por el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, ejemplifica la voluntad común de recuperar el espíritu de consenso en la acción exterior.