El PNV recuerda que hay víctimas económicas de ETA y pide su reconocimiento

nacional

| 29.10.2011 - 13:41 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El presidente del PNV, Iñigo Urkullu, ha advertido hoy de que la izquierda abertzale debe reconocer a las víctimas directas del terror pero también a miles de sufridores anónimos que tienen problemas económicos derivados de la persistencia de la violencia durante años.

El presidente del PNV ha presidido hoy el acto de reinauguración del batzoki Gasteiz Erdialdi de Vitoria junto al líder de esta formación en Álava, Iñaki Gerenabarrena, y al cabeza de lista por este territorio a las elecciones del 20N, Emilio Olabarria.

Urkullu se ha referido a la nueva situación que se ha abierto en la política vasca tras el anuncio de ETA de cese de su violencia y ha opinado que "la paz es básica pero no va a resolver los problemas de Euskadi porque sí".

El dirigente del PNV ha subrayado el compromiso del PNV con la construcción de la paz pero ha dicho que "la prioridad hoy es la economía y el empleo", para lo cual "hace falta liderazgo institucional y el Gobierno López sigue desaparecido", ha criticado.

Asimismo, ha considerado que "la economía vasca está pagando las consecuencias destructivas de la revolución socialista armada que durante años ha alentado la izquierda abertzale" y ha pedido a ésta que reconozca también que hay "miles de sufrientes económicos anónimos en Euskadi" que son víctimas de la persistencia de la violencia durante años.

Urkullu ha apelado a trabajar y a actuar "ya" y se ha mostrado convencido de que Euskadi puede hacer frente a la crisis e incluso "salirse del mapa" si se actúa "sobre la base de la paz, del acuerdo y sobre la base de una política económica eficaz".

Para ello, ha defendido el modelo del PNV frente al de los recortes, la deuda y la propuesta de subida de impuestos "al máximo" del Gobierno Vasco.

Ha apostado por el equilibrio presupuestario y el rigor, claves del modelo del PNV, y ha asegurado que con estas herramientas "se pude crecer, crear empleo y mantener los servicios básicos sin recortes".

Las críticas a la gestión económica del PSE-EE en Euskadi han centrado buena parte de su intervención, en la que se ha referido expresamente al anuncio del Gobierno Vasco de querer rebajar en un 7 por ciento la cuantía de las ayudas sociales el próximo año.

Urkullu ha denunciado que mientras el Gobierno Vasco se plantea recortes en las prestaciones sociales, "Euskadi triplica la tasa de crecimiento del paro de España".

Por su parte, Olabarria ha puesto en valor el trabajo del PNV en Madrid y ha recordado que el grupo parlamentario de los nacionalistas vascos en el Congreso de los Diputados ha conseguido esta legislatura que el Gobierno de España invierta 1.256 millones de euros en Euskadi, lo que supone "un millón de euros por cada día de trabajo para Euskadi", es decir, "600 euros para cada ciudadano vasco".