El PNV pone en marcha la maquinaria para formar Gobierno

nacional

| 22.10.2012 - 19:00 h
REDACCIÓN

El PNV ha puesto en marcha la maquinaria para formar gobierno, ya que su candidato a lehendakari y ganador de las elecciones vascas, Iñigo Urkullu, ha empezado este mismo lunes a llamar a los líderes de otros partidos para analizar posibles alianzas.

Anoche, nada más conocer que era el ganador de los comicios, Urkullu hizo las primeras llamadas de cortesía a líderes de otras formaciones políticas, ronda que ha continuado desde primeras horas de esta mañana.

Ha hablado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy; con el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y con el presidente de la Generalitat y líder de CiU, Artur Mas, que en noviembre afrontará también una cita con las urnas.

También ha llamado a los candidatos a lehendakari que ayer obtuvieron representación parlamentaria: Laura Mintegi (EH Bildu), Patxi López (PSE), Antonio Basagoiti (PP) y Gorka Maneiro (UPyD).

DIVERSAS POSIBILIDADES

Esta tarde Urkullu analiza los resultados junto al resto de la ejecutiva nacional del PNV, aunque su presidente en Bizkaia, Andoni Ortuzar, ya ha avanzado que esta formación no descarta "nada" respecto a futuros acuerdos y que "aún es pronto" para concretar "fórmulas de gobernabilidad".

Y es que el PNV tiene que decidir si prefiere gobernar con acuerdos puntuales con distintos partidos para sacar adelante sus propuestas o prefiere un pacto estable.

Las posibilidades son varias: el PNV, con 27 escaños, podría aliarse al PSE que, con 16, superarían con creces la mayoría absoluta fijada en 38. También sería posible un pacto PNV (27)-EH Bildu (21), e incluso, aunque muy improbable, un acuerdo entre PNV, PP (10) y UPyD (1).

No obstante Urkullu ya avanzó que su objetivo para cualquier acuerdo pasaría por poner soluciones a la crisis económica, consolidar la paz y la convivencia y, a medio plazo, buscar un nuevo estatus político para hacer de Euskadi una nación europea.

DOS DE CADA TRES PARLAMENTARIOS SERÁN SOBERANISTAS

Laura Mintegi, la candidata de la segunda fuerza política, EH Bildu, ha abogado este lunes por lograr "amplios acuerdos" con el resto de fuerzas representadas en el Parlamento y ha recalcado que el objetivo de la coalición independentista es llevar a la Cámara vasca el derecho a decidir sin hacer "seguimiento a las imposiciones de Madrid".

Mintegi ha calificado de "muy buenos" los resultados obtenidos en estas elecciones, que han supuesto el retorno de la izquierda abertzale tras la ilegalización de sus marcas en 2009, lo que conllevará además, como ella misma ha destacado, que casi "dos de cada tres" parlamentarios vascos sean nacionalistas. Sin embargo, la portavoz de la izquierda abertzale y parlamentaria electa Maribi Ugarteburu ha admitido que el descenso de votos en Gipuzkoa -donde Bildu gobierna- pone a esta formación "con los pies en el suelo" porque "la gestión de las instituciones siempre supone un desgaste, de eso no se libra nadie".

SOCIALISTAS Y POPULARES

También las ejecutivas del PSE y del PP estudian esta tarde en Bilbao y Madrid, respectivamente, el retroceso en sus resultados electorales, lo que les impedirá reeditar el acuerdo que suscribieron en la pasada legislatura y que convirtió a Patxi López en el primer lehendakari socialista de la historia.

El PSE, que ha pasado de 25 a 16 escaños, y el PP, de 13 a 10, han reconocido que los resultados electorales no han sido buenos, y no descartan ningún tipo de pacto. El secretario general del PSE de Bizkaia y parlamentario electo, José Antonio Pastor, ha opinado que están a la "espera" porque es al PNV al que "corresponde tomar la iniciativa".

Iñaki Oyarzábal, secretario general de los populares vascos, ya ha adelantado también que el PP está dispuesto a "tender la mano a acuerdos" concretos cuando se trate de "salir de la crisis", siempre que el nuevo Ejecutivo "no se meta en una dinámica de separación y ruptura". Sin embargo, el líder del PP en Euskadi y candidato a lehendakari, Antonio Basagoiti, ha reconocido hoy su "disgusto y desazón" por los resultados obtenidos, los peores desde 1990, y ha confesado que "le da vueltas" a la idea de una posible dimisión, algo que descartan los dirigentes de su partido.

El candidato de UPyD, Gorka Maneiro, que ha logrado revalidar su escaño, ha calificado de éxito los votos obtenidos, mientras que la Ezker Anitza de Mikel Arana y la Ezker Batua de Raquel Modubar no han obtenido representación debido a que han concurrido por separado.

Tras un análisis más pausado de los resultados electorales, empezarán a cocinarse los pactos o posibles alianzas para la constitución del nuevo Gobierno Vasco, que Urkullu quiere que esté en marcha antes de la Navidad. EFE

ep/jmi