El PNV ganaría las elecciones vascas con una cómoda ventaja de nueve puntos

EH Bildu irrumpiría con fuerza en el Parlamento

nacional

| 24.06.2012 - 18:57 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El PNV ganaría las elecciones autonómicas vasca con una cómoda ventaja de nueve puntos sobre Euskal Herria Bildu (EHB), que irrumpiría con fuerza en el Parlamento vasco, mientras el PSE-EE y PP retrocederían, según una encuesta realizada por Ikerfel para el grupo Vocento.

El mismo sondeo revela que un 38 por ciento de los vascos preferiría un pacto entre PNV y la entente soberanista y de izquierdas, mientras que el 34 por ciento optaría por un acuerdo entre jeltzales y socialistas.

Con los resultados que ofrece la encuesta, el PNV, primera fuerza política, podría recuperar el Gobierno vasco, aunque necesitaría pactar con otro partido para lograrlo. Después de Bildu Euskal Herria quedaría en tercer lugar el PSE-EE, por delante del PP. Ezker Anitza-IU sobreviviría en el Parlamento, del que desaparecería UPyD.

El sondeo refleja que un 25 por ciento de los ciudadanos que tiene previsto acudir a las urnas aún no ha decidido a quién votará. Traducido a escaños, ello quiere decir que sólo 52 de los 75 asientos del Parlamento vasco pueden darse por asignados a día de hoy. Los 23 restantes se dirimirán en los meses que restan hasta los comicios.

El trabajo sociológico descarta cualquier posibilidad de que la izquierda abertzale tradicional se imponga por primera vez en la historia a los jeltzales en su regreso a la Cámara autonómica.

El PNV obtendría entre 24 y 26 parlamentarios, cinco más que la alianza soberanista de izquierdas, que lograría entre 19 y 21 y se convertirá en el segundo grupo más votado. Hasta ahora, sólo había conseguido ese puesto en los comicios de 1980, los primeros tras la aprobación del Estatuto de Gernika. Entonces HB se presentó en solitario.

La suma de las formaciones nacionalistas volvería, de esta forma, a contar con una amplia mayoría en la Cámara vasca, entre 43 y 47 escaños. Los partidos no nacionalistas sufrirían, por su parte, un importante retroceso.

CAÍDA DEL PSE

La caída sería especialmente significativa en el PSE-EE, que obtendría entre 14 y 17 representantes, frente a los 25 con los que cuenta en la actualidad. También perdería representación el PP, aunque menos que los socialistas.

Los populares vascos se verían lastrados por la política de ajustes del Gobierno de Mariano Rajoy y pasarían a lograr 11 ó 12 escaños. En la actualidad, cuenta con 13. Ezker Anitza-IU conseguiría dos escaños, uno por Álava y otro por Bizkaia, mientras que UPyD perdería su único escaño.