El PNV dice que el acuerdo con el PSOE sobre los PGE no está próximo

nacional

| 18.09.2010 - 16:25 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Josu Erkoreka, ha asegurado que, en este momento, "no hay acuerdo, ni se puede decir que esté próximo", en la negociación presupuestaria que el partido jeltzale mantiene con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero.

En una entrevista concedida a Radio Euskadi, recogida por Europa Press, Erkoreka ha manifestado que "la realidad es que, en este momento no hay acuerdo, no lo hay y tampoco sé si lo habrá", y ha añadido que "estamos en ello, estamos debatiendo, intercambiando papeles, estamos reuniéndonos periódicamente y mantenemos comunicación telefónica también, pero no hay acuerdo ni se puede decir que esté próximo en el sentido de que todas las dificultades y diferencias que nos separaban estén ya, ni tan siquiera, potencialmente superadas".

En ese sentido, ha destacado que "un dato relevante y cualitativo" a este respecto es que la Ejecutiva del PNV "ni tan siquiera ha tenido ocasión de examinar la última propuesta del PSOE y del Gobierno para poder pronunciarse al respecto, por tanto el casi (acuerdo) está más cerca del no que del sí y poner excesivo énfasis en el casi, incluso estratégicamente, podría conducirnos a alejar el sí".

El portavoz nacionalista ha indicado que "tiene que haber una actitud flexible por parte de nuestros interlocutores, por parte del Gobierno central, para acceder a los planteamientos que nosotros estamos formulando".

Erkoreka ha rechazado las interpretaciones del PP vasco en el sentido de que el PNV intenta "desgastar" al Gobierno de Patxi López con su negociación presupuestaria con el PSOE y ha subrayado que "no engañamos absolutamente a nadie cuando hacemos el planteamiento que estamos haciendo en esta negociación".

Por el contrario, ha afirmado que en el PNV son "coherentes con nuestros mensajes de siempre y estamos inmersos en la negociación defendiendo lo que nosotros consideramos que son los intereses vascos, que en estos momentos se centran en el desarrollo del autogobierno y en la promoción y desarrollo de la actividad económica y social en Euskadi". "No estamos diciendo nada nuevo ni haciendo nada distinto de lo que hemos prometido siempre, incluida la última campaña electoral en 2008", ha añadido.

En relación al cálculo del coste que supondrá la transferencia de las políticas activas de Empleo, Erkoreka ha precisado que el PNV habla, "más que de cifras concretas, de la aplicación de una determinada fórmula matemática que viene exigida por el Concierto Económico". "La aplicación de esta técnica desembocaría, aplicada a las partidas del Presupuesto General del Estado que versan sobre las políticas de empleo, en una cifra resultante que se sitúa entre 450-480 millones de euros", ha precisado.

El dirigente del PNV ha insistido en que "la clave no es tanto la cifra final sino la aplicación de la fórmula del Concierto Económico, que es clave para que se respeten las singularidades económico, financieras y competenciales del País Vasco".

OPCIÓN "PREFERENCIAL"

Tras reconocer que la opción del PNV es la "preferencial del PSOE como claramente ha expresado el presidente del Gobierno", Erkoreka ha dicho que no daría "por supuesto que, en el supuesto de que fallase la opción PNV, el Gobierno se fuera a encontrar inexorablemente con el vacío y que no le fuera posible labrar una mayoría alternativa con otras formaciones políticas para prorrogar el proyecto de presupuestos y ampliar parcialmente algunas de las partidas". "No daría por supuesto que la única salida es la del PNV y que la alternativa es el abismo", ha reiterado.

Asimismo, ha advertido de que podría presentarsele al "Estado español un escenario de inestabilidad con ausencia de cuentas públicas, un escenario en que se transmitiera a los mercados y a la Unión Europea la imagen de que el gobierno no es capaz de aprobar ni tan siquiera sus presupuestos y estaría inexorablemente obligado a abrir un proceso electoral que duraría varios meses".

A su juicio, "ese panorama no sería bueno objetivamente hablando para la economía española y esto nos afecta a todos". "No sería bueno para nadie, pero a lo mejor no queda otro remedio que optar por él, porque el Gobierno no es capaz de alcanzar alianzas", ha insistido.