El Parlamento Vasco aprueba los presupuestos gracias a la abstención del PP

A Alonso (PP) cree que a España "le conviene" un acuerdo presupuestario como el logrado en Euskadi

nacional

| 11.04.2017 - 11:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Parlamento vasco ha aprobado este martes los Presupuestos de Euskadi para 2017, los primeros de esta legislatura, que han salido adelante gracias al acuerdo entre el Gobierno autonómico (PNV-PSE) y el PP. Las Cuentas, que ascienden a 11.059 millones de euros, han salido adelante pese al rechazo de EH Bildu y Elkarrekin Podemos. El debate y la votación definitiva del Proyecto de Presupuestos no ha deparado sorpresas y, salvo por la protesta de un grupo de personas que han interrumpido el pleno con gritos contra los recortes en las ayudas sociales, la sesión se ha desarrollado de acuerdo a lo previsible.

De esa forma, las Cuentas han salido adelante con el voto a favor de los 37 parlamentarios del PNV y el PSE-EE, el voto en contra de EH Bildu y Elkarrekin Podemos (formaciones que suman 29 escaños) y la abstención de los nueve parlamentarios del PP.

Esta abstención se ha producido a cambio del visto bueno del PNV y el PSE a las enmiendas parciales del PP, que han supuesto modificaciones presupuestarias por valor de 29 millones de euros, lo que representa el 0,26 por ciento de la cuantía total de los Presupuestos.

Las Cuentas de Euskadi para este año ascienden a 11.059 millones de euros, un 1,2 por ciento más que las Cuentas del año pasado, de los que el 76 por ciento se destina a los servicios de salud, educación y políticas sociales.

En el transcurso del debate, la parlamentaria del PNV Josune Gorospe ha criticado la falta de "realismo" de Elkarrekin Podemos en la negociación presupuestaria, mientras que en el caso de EH Bildu, ha lamentado su falta de autonomía y su "dependencia" respecto a las tesis mantenidas por el sindicato ELA contra las Cuentas del Gobierno vasco.

"EL PRIMER MOVIMIENTO"

La parlamentaria 'jeltzale' ha contrapuesto la actitud de ambas formaciones con la del PP, partido que -según ha recordado- fue el que realizó el "primer movimiento" para acercarse a un pacto presupuestario.

Desde el PSE-EE, Alexia Castelo ha afirmado que, "si no se hubieran cruzado otros intereses partidistas", se habría producido un "amplio acuerdo" en torno a las Cuentas. Además, tras afirmar que EH Bildu y Elkarrekin Podemos han respaldado el 75% de las enmiendas del PP, ha criticado la "incoherencia" de esos partidos.

En su intervención, la parlamentaria socialista ha defendido que los Presupuestos son una prueba del "compromiso y la responsabilidad" del Gobierno autonómico con la sociedad y sus "prioridades".

"TRIPARTITO A LA MADRILEÑA"

Por el contrario, la parlamentaria de EH Bildu Leire Pinedo ha criticado que estos son unos Presupuestos "del tripartito a la madrileña", y ha vaticinado que 2017 será "otro año más perdido" con unas Cuentas "conformistas y sin cambios".

La representante de la coalición soberanista ha lamentado que las Cuentas se hayan acordado con el PP, un partido "líder en recortes, en austeridad sin límite y en negación de derechos sociales".

El parlamentario de Elkarrekin Podemos Julen Bollain ha coincidido con la coalición en reprochar al PNV y al PSE-EE que hayan optado por aprobar los Presupuestos con el PP, un partido "antisocial" y que, según ha dicho, se ha vendido "barato" en Euskadi para lograr un "cambio de cromos" que le permita aprobar los Presupuestos Generales del Estado (PGE) en el Congreso de los Diputados.

"PRECARIEDAD Y RECORTES"

Bollain ha reprochado al gabinete de Iñigo Urkullu que haya buscado su "estabilidad" a cambio de apoyar "a la derecha española" en el Congreso de los Diputados, lo que "condenará a la precariedad y a los recortes" no sólo a los ciudadanos de Euskadi, sino a los de "todo el Estado".

Por su parte, el parlamentario del PP Antón Damborenea ha mostrado su deseo de que la dirección emprendida con el acuerdo presupuestario entre su grupo y el Gobierno Vasco pueda seguir "toda la legislatura".

El representante del PP ha asegurado que las aportaciones de su partido al Presupuesto, que con 29 millones de euros suponen el 0,26 por ciento de las Cuentas, "mejoran sustancialmente" el proyecto.

Tras la votación, el consejero de Hacienda y Economía, Pedro Azpiazu, ha comparecido ante los medios de comunicación donde ha agradecido al PP su "disposición al acuerdo y el apoyo" a las Cuentas afirmando que "el acuerdo alcanzado es positivo para Euskadi".

Azpiazu ha recordado que su Gobierno ha ofrecido "diálogo y acuerdos a los partidos" durante la negociación presupuestaria pero al mismo tiempo "hemos pedido realismo y responsabilidad". Sin embargo, ha reiterado el compromiso del Gobierno vasco a estar "abierto a los acuerdos con todos los grupos a lo largo de la legislatura".

ALFONSO ALONSO: A ESPAÑA LE CONVIENE UN ACUERDO COMO EL LOGRADO EN EUSKADI

El presidente del PP vasco, Alfonso Alonso, ha asegurado que a España "le conviene" un acuerdo como el logrado entre el PNV, el PSE-EE y el PP en Euskadi, que este martes ha permitido aprobar los Presupuestos vascos. Alonso, en declaraciones en el Parlamento vasco, ha respondido a las preguntas de los periodistas acerca de la posible conexión entre el acuerdo presupuestario alcanzado en Euskadi y la negociación del Ejecutivo central con el PNV en torno a los Presupuestos Generales del Estado.

El líder del PP de Euskadi ha afirmado que el pacto de su partido con el Gobierno vasco de coalición (PNV-PSE) es un acuerdo cerrado "en Euskadi", con el que el Partido Popular pretende contribuir a "garantizar la estabilidad", dado que ésta es "esencial" para que se cree empleo y para que "a la gente le vaya bien".

El acuerdo con el PNV y el PSE también responde al objetivo de "orientar la política económica de manera sensata y centrada". Alonso ha añadido que se trata de un pacto alcanzado entre los partidos que se encuentran en un espacio de "centralidad".

Por todo ello, considera que "España le conviene también la estabilidad, y le conviene un acuerdo como el que hemos cerrado aquí". "Me parece que sería bueno que tres partidos como el PNV, el Partido Socialista y el Partido Popular pudieran garantizar la estabilidad", ha añadido.