El Parlamento vasco aprueba la creación de la Ponencia de Paz en un clima de división

La Ponencia de Paz arrancará con las reticencias de PP, EH Bildu y sin UPyD

nacional

| 14.02.2013 - 13:58 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Parlamento vasco ha aprobado, con los únicos apoyos del PNV y el PSE-EE, la reactivación de la Ponencia de Paz y Convivencia que ya funcionó en el seno de la Cámara en la anterior legislatura. Aunque todos los grupos han reprochado a EH Bildu su falta de autocrítica, la votación ha reflejado la división que sigue existiendo entre los partidos vascos sobre este asunto, ya que la coalición 'abertzale' se ha abstenido y el PP y UPyD han votado en contra.

Al igual que ocurrió en la pasada legislatura, la puesta en marcha de este grupo de trabajo ha estado rodeada por la polémica. El PSE-EE, partido que solicitó la reactivación de este foro en el nuevo Parlamento surgido de las elecciones autonómicas del pasado mes de octubre, decidió posponer durante unas semanas la votación, ante las discrepancias entre los partidos respecto a la fórmula bajo la que debía ponerse en marcha.

Durante el debate, el portavoz del grupo parlamentario del PSE, José Antonio Pastor, ha recordado el trabajo realizado durante la pasada legislatura por la Ponencia para defender que quienes se han incorporado a la actividad parlamentaria -EH Bildu- debe incorporarse al trabajo ya realizado "con la humildad necesaria, reconociendo que la historia de Euskadi no ha empezado con ellos ni con su reconversión a las vías legales y democráticas". "No vamos a aceptar que quienes se incorporan a la democracia marquen el paso a quienes hemos venido cumpliendo sus normas", ha indicado.

En este sentido, ha considerado una "tomadura de pelo" que EH Bildu diga que hay que establecer un nuevo consenso, con arreglo a la nueva correlación de fuerzas políticas en el Parlamento vasco y ha subrayado que una mayoría, 54 parlamentarios de la Cámara, defienden "por activa y por pasiva" que ETA debe disolverse definitivamente. "54 parlamentarios defienden abiertamente un suelo ético y político para la paz del futuro, frente a los 21 que reclaman un consenso diferente, hecho a su medida", ha insistido.

Pastor ha denunciado que la mayoría parlamentaria citada "todavía tiene que denunciar campañas de presiones y amenazas contra quienes discrepan de las políticas de Bildu donde gobierna la coalición y ha recordado los últimos sucesos en Anoeta para criticar que EH Bildu, en lugar de defender a la Ertzaintza, "le saca la cara" a quienes siguen agrediendo a los agentes de la Policía vasca. "No estamos dispuestos a comulgar con ruedas de molino ni a extender un manto de olvido sobre lo que ha estado pasando durante muchos años. Tendrán que oír que el terrorismo que hemos sufrido durante décadas no ha sido, como pretenden ustedes, la expresión de un enfrentamiento entre dos partes sino consecuencia del empeño de una organización terrorista y totalitaria, ETA, de acabar con el pluralidad de la sociedad vasca", ha indicado.

Desde el PNV, Iñigo Iturrate también ha defendido que lo acordado en la anterior Ponencia "vale para todos" porque "se trata de principios mínimos" y ha indicado que aunque se puede "abrir la perspectiva, los principios éticos y los Derechos Humanos no pueden estar supeditados a una mayoría o a otra". "*Que obstáculos puede haber para no respaldar estos principios?, se ha preguntado.

Asimismo, ha recordado al PP que ellos firmaron el texto en la anterior legislatura y le ha reprochado que con su rechazo a la creación, los 'populares' demuestran que están "obsesionados, mirando por el retrovisor para que UPyD no les adelante por la derecha".

Para Iturrate, los principios de la anterior Ponencia son "el suelo ético por el que avanzar" y ha acusado a la portavoz de EH Bildu, Laura Mintegi, de representar un papel en la tribuna y de "no ser valiente para reconocer el daño causado". "Matar a personas para imponer sus ideas estuvo mal; gritar ETA mátalos, señalar a personas y acusarles de fascistas españoles estuvo mal; y lo demás es teatralización y ocultar la responsabilidad de cada uno", ha insistido antes de defender que "si algo nos ha enseñado la transición española es que tapando el pasado no construimos el futuro".

EH BILDU

La parlamentaria de EH Bildu Laura Mintegi, por su parte, ha considerado "vergonzoso, que se plantee un llamamiento para la paz partiendo del ataque" y ha acusado al resto de partidos de impulsar un "juego marginador". "Deberán explicar a la sociedad por qué están haciendo este juego y cuál es su objetivo dejando de lado a esta sensibilidad del pueblo que ha hecho una apuesta clara por la paz", ha indicado.

Según ha defendido, "el problema del resto de formaciones es la voluntad de la coalición a favor de la paz, y ha reiterado que trabajaran en este sentido "por encima de sus astucias y de los obstáculos que puedan poner" porque tienen "una voluntad clara porque cada paso a favor de la paz es una victoria de la sociedad". "No hemos venido a construir trincheras sino a culminar el cambio, lo vamos a hacer estén ustedes a favor o en contra porque necesitamos la paz", ha insistido.

Sin embargo, ha hecho referencia a los últimas noticias relacionadas con el GAL y a las polémicas que han rodeado a la Ertzaintza, para acusar al resto de formaciones de plantear una "memoria tuerta, sorda y desmemoriada", ya que cree que "solo exponen

una parte de lo que ha ocurrido, cuando hay que mirar al pasado, presente y futuro". "Nos dan igual los insultos que nos dirijan, vamos a trabajar, pero solicitamos respeto", ha zanjado. PP

El parlamentario del PP Carmelo Barrio ha expresado su rechazo a la creación de la Ponencia al defender que se deben fijar unas condiciones y objetivos mínimos éticos y ha acusado a PNV y PSE de no exigir estos mínimos, mientras que el PP lo considera "imprescindible". "EH Bildu se niega a condenar el terrorismo, los crímenes de ETA y a pedir su disolución", ha denunciado. Para Barrio, con esta iniciativa socialistas y nacionalistas fallan su exigencia porque "no se puede constituir sin constatar que supone un retroceso democrático" y cree que su creación "no es avanzar en el acuerdo de la pasada legislatura sino ir hacia atrás", ya que mientras la izquierda abertzale "se refugia en las condiciones tradicionales de Batasuna, PSE y PNV no son capaces de sacudir esa cerrazón y no son exigentes". "Se podría llamar ponencia del proceso de blanqueo y acomodo de EH Bildu", ha ironizado.

El PP, que ha rechazado que hagan "seguidismo" de UPyD, cree que al constituirse de esta manera, la ponencia "no va servir para deslegitimar el terrorismo de ETA", ya que "está contaminada por la falta de exigencia de PNV y PSE" y "no va a cumplir sus fines necesarios democráticos". Por ultimo, se ha dirigido a Mintegi para acusarle de "escenificar una posición patética, escapista, para no responder al elemento fundamental" y cree que con su discurso "parece que están todavía bajo el control de ETA".

UPYD

El parlamentario de UPyD, Gorka Maneiro, cree que al llamar al foro Ponencia para la paz y la convivencia se intenta "engañar" a la ciudadanía porque "no estamos en guerra y la convivencia es el respeto a la Constitución vigente y Estado de derecho".

Asimismo, ha rechazado participar en ella al considerar que el objetivo "no es la derrota de ETA ni la deslegitimación de la violencia, sino hablar sobre los asuntos que interesan a la izquierda abertzale, hacerles la rosca y que todos asumamos sus problemas, su agenda".