El Parlament rechaza investir a Mas por segunda vez tras el 'no' de la CUP

Forcadell hará otra ronda de contactos con los grupos para un candidato

La CUP no se plantea las elecciones anticipadas como escenario posible

La CUP no se plantea las elecciones anticipadas como escenario posible

Baños: "Tiene todo nuestro tiempo para llegar a un acuerdo"

nacional

| 12.11.2015 - 12:55 h
REDACCIÓN

El Parlament ha rechazado este jueves por segunda vez investir de nuevo en el cargo al presidente de la Generalitat, Artur Mas, ya que la CUP ha mantenido su negativa a dar sus votos porque se opone a que Mas sea reelegido.

El cómputo de los votos ha sido el mismo que el martes en la primera votación: la candidatura de Mas ha recibido el apoyo de los 62 diputados de JxSí y el rechazo de los 73 parlamentarios de la oposición: C's, PSC, PP, SíQueEsPot y la CUP.

Mas ha intentado una aproximación a la CUP ofreciendo ceder poder en tres vicepresidentes y someterse a una cuestión de confianza en 10 meses, pero el líder parlamentario de la CUP, Antonio Baños, lo ha rechazado, aunque precisando que es "un 'no' tranquilo" y se abren a seguir negociando.

El presidente en funciones ha ironizado con que hubiera preferido "un 'sí' intranquilo a un 'no' tranquilo", y ha apremiado a la CUP a encontrar un pacto en los próximos días y no demorar el acuerdo hasta la fecha límite: el 9 de enero.

"Cada día que pasa es un día en contra del mandato que recibimos en las urnas", ha advertido Mas a Baños, al que también ha avisado de que JxSí ha dado un paso con el ofrecimiento de las tres vicepresidencias y la cuestión de confianza, por lo que ahora espera que la CUP dé otro.

Baños ha replicado que "el mandato democrático era la independencia y no un nombre", insistiendo en que Mas no puede ser presidente, el gran escollo que separa JxSí de la CUP y que paraliza la investidura.

LA OPOSICION CRITICA A MAS

El resto de la oposición ha criticado los ofrecimientos de Mas a la CUP: Inés Arrimadas (C's) lo ha visto como un artificio; Miquel Iceta (PSC) ha acusado al presidente de querer serlo "a cualquier precio", y Xavier García Albiol (PP) le ha afeado que deba suplicar al partido de Baños.

Lluís Rabell (SíQueEsPot) ha interpretado que los problemas entre los grupos soberanistas evidencian que "en el fondo no hay una realidad social para la desconexión", y ha pedido recomponer una mayoría para reclamar un referéndum al Estado.

Al finalizar el pleno, Forcadell ha anunciado que próximamente abrirá una nueva ronda de contactos con los grupos parlamentarios para proponer un nuevo candidato a la Presidencia, que podría volver a ser Mas.

BAÑOS ADVIRTIÓ QUE NO INVESTIRÍA A MAS

El líder de la CUP en el Parlament, Antonio Baños, ha anunciado su 'no' a la votación de este jueves de la investidura del candidato a presidir la Generalitat, Artur Mas, aunque ha valorado su último "movimiento" y ve cerca el acuerdo. Mas había ofrecido a la CUP investirle este jueves en el cargo y, a cambio, someterse él en 10 meses a una cuestión de confianza en el Parlament que dé la oportunidad a la CUP de cesarle.

El presidente del grupo parlamentario de la CUP, Antonio Baños, ha avanzado que su grupo volverá a votar en contra con un "'no' tranquilo" en la segunda votación de hoy, lo que impedirá de nuevo investir a Artur Mas como presidente catalán. Si embargo reconocía la aproximadación de posiciones y sostenía que ve cerca un acuerdo. "Lo tenemos a tocar", ha asegurado Baños desde la tribuna de oradores del Parlament.

Baños ha aclarado que es "un 'no' tranquilo, porque es un 'sí' a la república catalana que no se acaba".

Además, ha dicho que la nueva propuesta de Mas es interesante pero insuficiente, pese a que el 'no' de la CUP no está "enrocado" y pretende estimular, ir más lejos y sumar a más gente.

Baños ha valorado el movimiento de Mas, pero ha recordado que su oferta no da respuesta al anhelo de la CUP de agrandar la mayoría social soberanista, sino que es una "reelaboración más", y no es una oferta ni de consenso ni para ampliar la base del mismo.

Ha afirmado que la CUP no se plantea las elecciones anticipadas como escenario posible, y se ha mostrado dispuesto a seguir negociando para hacer valer la mayoría de 72 diputados que tienen la fuerzas independentistas en el Parlament: "Tiene todo nuestro tiempo para llegar a un acuerdo. Estamos atados a la mesa".

MAS OFRECIÓ LA POSIBILIDAD DE CESARLE EN 10 MESES Y DISTRIBUIR SU PODER EN 3 VICEPRESIDENCIAS

El presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, ha ofrecido a la CUP investirle este jueves en el cargo y, a cambio, someterse él en 10 meses a una cuestión de confianza en el Parlament que dé la oportunidad a la CUP de cesarle. "Si el Govern no supera la cuestión de confianza, hay que investir otro presidente de la Generalitat: automáticamente el presidente cesa", ha explicado en el pleno del Parlament, donde este jueves se debe celebra la segunda votación de la investidura. Ha recordado que solo es potestad del Govern presentar la cuestión de confianza; de ahí que su oferta la CUP pase por dejarle gobernar hasta después del verano, y entonces someter su gestión a la aprobación del Parlament.

La CUP tendría la llave de la continuidad de Mas si el resto de la oposición rechazara su gestión en la eventual cuestión de confianza, pero si Mas lograra convencer a algún otro partido de seguir en el cargo, podría hacerlo prescindiendo de la opinión de la CUP. El debate se celebraría aproximadamente en septiembre, ha precisado Mas, y ha defendido que es oferta que la CUP puede aceptar: "Es un intento de desencallar las cosas, que haya investidura y que haya gobierno definitivo".