El 'Pacto Catalán por el Referendum' quiere reunirse con el Gobierno central y con eurodiputados

Defenderá que es "legal" celebrar un referéndum en el marco de la Constitución Española

Puigdemont replica al Gobierno que no permitirá precintar los colegios en el referéndum

El Gobierno tomará medidas "proporcionales" a los pasos que den independentistas

nacional

| 01.02.2017 - 19:19 h
REDACCIÓN

El grupo promotor del Pacte Nacional pel Referèndum, que lidera el exdiputado socialista del Parlament Joan Ignasi Elena, pedirá una reunión con el Gobierno central y con eurodiputados de todos los colores políticos para defender la celebración en Cataluña de un referéndum acordado entre la Generalitat y el Estado.

Así lo ha explicado el propio Elena en rueda de prensa desde el Parlament, después de la reunión de una hora y media que ha celebrado este jueves esta plataforma que impulsó en diciembre el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, y que aglutina a los partidos y entidades partidarios del referéndum.

Elena ha avanzado que en estas reuniones expondrán básicamente dos ejes: que el "conflicto político" que hay en Cataluña solo se puede resolver con un referéndum sobre el futuro político de esta comunidad, y que este referéndum puede hacerse dentro del marco de la Constitución Española sin vulnerar ninguna ley.

"Este referéndum se puede celebrar, es legal y es posible y luego es legítimo estar a favor y estar en contra. Hay muchos constitucionalistas que afirman que el referéndum se podría celebrar con la legalidad española", ha argumentado.

La tesis de los promotores del Pacte es que el Gobierno no autoriza el referéndum porque "no quiere, no porque legalmente no sea posible", y esto es lo que transmitirán en todas las reuniones que mantengan en los próximos meses, incluida la que tengan con el Ejecutivo central si éste la acepta.

El exdiputado del Parlament ha añadido que, aparte del Gobierno central y los eurodiputados, también pedirán reunirse con los grupos parlamentarios en el Congreso de todos los partidos, también aquellos como PP, PSOE y Cs que se oponen frontalmente al referéndum.

SE DIRIGIRAN A LOS "ELECTOS"

El Pacte pel Referèndum prevé convocar actos en Catalunya, en el resto del Estado y en Europa buscando adhesiones a su propuesta, unos actos que estarán especialmente dirigido a los cargos "electos" -locales, regionales y nacionales- en tanto que son los representantes de la ciudadanía.

Elena ha explicado que lo que une a los miembros del pacto es la defensa de un referéndum pactado, por lo que ha asegurado que el grupo promotor del que forma parte no entrará en la defensa de un referéndum unilateral ni en el debate sobre en qué fecha debe convocarse.

Más allá de abordar el plan de trabajo de los integrantes del pacto, la reunión de este miércoles también ha servido para que todos los miembros den luz verde al manifiesto fundacional de la plataforma, que se dio a conocer la semana pasada y que defiende el referéndum acordado entre Generalitat y Estado.

El Pacte Nacional pel Referèndum tiene previsto abrir en el plazo de diez días una web donde los partidos políticos y las entidades económicas y sociales partidarias del referéndum podrán inscribirse para manifestar así su apoyo a este proyecto político.

PUIGDEMONT REPLICA AL GOBIERNO

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha replicado este miércoles al Gobierno central que el Govern no permitirá precintar los colegios catalanes para impedir que se vote en el referéndum.

"La democracia no se puede precintar, ni dejaremos que se precinte", ha dicho vía Twitter después de que fuentes del Palacio de la Moncloa hayan informado a Europa Press de que prevé un plan para evitar el referéndum en Catalunya con medidas jurídicas y coercitivas.

Las mismas fuentes han dicho que entre esas medidas podría figurar, por ejemplo, precintar los colegios o hacerse con las riendas de la Conselleria de Enseñanza para impedir el acceso

EL GOBIERNO TOMARÁ MEDIDAS PROPORCIONALES A LOS PASOS QUE DEN LOS INDEPENDENTISTAS

El secretario de Estado para las Administraciones Territoriales, Roberto Bermúdez de Castro, ha garantizado que el Gobierno no permitirá que se celebre un referéndum ilegal en Cataluña y ha subrayado que tomará las medidas "proporcionales" a los pasos que vayan dando los independentistas.

Bermúdez de Castro ha expuesto la posición del Gobierno después de la reunión que han mantenido la vicepresidenta del Ejecutivo, Soraya Sáenz de Santamaría, y la portavoz de la Ejecutiva Nacional de Ciudadanos, Inés Arrimadas.

Una rueda de prensa en la que se ha referido a la noticia de que el Gobierno tiene todo previsto para responder a la posible convocatoria de un referéndum ilegal en Cataluña, que implicaría recurrir al Tribunal Constitucional y, si es necesario, adoptar medidas coercitivas como impedir que se abran los colegios en los que se colocaran las urnas para esa consulta.

Se trata de "hacer que se cumpla la legalidad", ha precisado el secretario de Estado, quien ha querido dejar claro que el Gobierno se va a limitar a obligar a todos a que se cumpla la ley. No ha querido concretar qué tipo de medidas serían porque, según ha indicado, hay que esperar a ver qué pasos da la Generalitat.

Así, la respuesta del Ejecutivo será "proporcional" a cada paso que vayan dando los independentistas y a las medidas que vayan adoptando ellos en Cataluña, pero con una idea clara: "El referéndum no se va a celebrar".

Por su parte, la líder de la oposición en Cataluña, Inés Arrimadas, espera que no haya que llegar a la situación "extrema" de aplicar el artículo 155 de la Constitución y tener que suspender la autonomía y confía en que el Gobierno de la Generalitat no siga adelante con su idea de convocar un referéndum soberanista.

"Cataluña no necesita un 'brexit'" y dejar aislados a siete millones y medios de ciudadanos, ha subrayado Arrimadas para criticar los planes "irreales e ilegales" de la Generalitat.