Zoido insiste en que no se premiará a ETA por su fracaso | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Zoido insiste en que no se premiará a ETA por su fracaso

El Pacto Antiterrorista aborda el fin de ETA con el objetivo de afianzar la unidad

nacional

| 10.05.2018 - Actualizado: 15:16 h

REDACCIÓN/AGENCIAS

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha ratificado hoy, tras la reunión del Pacto Antiterrorista, que no se va a premiar a ETA por "reconocer su fracaso y derrota", y ha insistido en que no habrá "impunidad posible, ni en el presente ni el futuro" ni contrapartidas de ningún tipo.

Zoido ha hecho estas manifestaciones en rueda de prensa tras presidir la reunión del Pacto para abordar la disolución de la banda terrorista, un encuentro al que han asistido todos los partidos políticos a excepción de PNV y ERC.

Tras recordar que lo único que ha hecho ETA es "asesinar y causar dolor", el titular de Interior ha reiterado que lo único que van a hacer, "como hasta ahora y para siempre", es cumplir y hacer cumplir la ley en todos los ámbitos y "garantizar la memoria, verdad y justicia de las víctimas".

Los responsables de la Policía Nacional, la Guardia Civil y el Centro de Inteligencia contra el Terrorismo y el Crimen Organizado (CITCO) han trasladado a los partidos "una abundante e interesante información" del proceso que ha llevado a la derrota de ETA y de la situación actual, según ha señalado el ministro.

MANTENER EL ESPÍRITU DE UNIDAD

Mientras, él les ha expresado la necesidad de mantener el espíritu de unidad que ha llevado a que entre todos ETA haya sido vencida. "No vamos a permitir que se falte el respeto a la memoria de las víctimas, con distinciones entre ellas o con alusiones a una falsa e insultante responsabilidad compartida", ha enfatizado el ministro, quien ha recordado los crímenes que aún están sin resolver y para cuyo esclarecimiento se seguirá trabajando.

El Pacto Antiterrorista ha abordado el fin de ETA este jueves en una reunión bajo la presidencia del ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Los partidos que asisten a la reunión son PP, PSOE, Podemos, Ciudadanos, UPN, Foro Asturias, Partido Aragonés, Coalición Canaria y UPyD.

Según la convocatoria, la reunión con los partidos políticos busca "afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo". La celebración del pacto fue adelantada el pasado viernes por el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, durante su declaración institucional coincidiendo con el acto en Francia de los 'mediadores' anunciaba la disolución de ETA.

Fuentes de Moncloa apostillaron ya el viernes que el Gobierno, aunque consciente de que la unidad no es sinónimo de unanimidad, quería expresar en este foro que no tiene intención de cambiar la política penitenciaria. El PNV ha asegurado que entienden que existen otros foros en los que abordar la política antiterrorista una vez que ETA se ha disuelto.

FRENTE AL TERRORISMO

El pacto nació en el año 2000 bajo el título de 'Acuerdo para afianzar la unidad en defensa de las libertades y en la lucha contra el terrorismo'. Fuentes de Interior precisan a Europa Press que la convocatoria de este jueves se inspira en esta idea de defensa unitaria de los principios democráticos frente al terror.

Se trata de una herramienta de unidad política en su origen frente al terrorismo de ETA, pero que ha incluido la lucha contra el terrorismo yihadista desde la firma en 2015 de un nuevo acuerdo firmado inicialmente por Rajoy y el líder del PSOE, Pedro Sánchez. Precisamente, sus últimas reuniones han servido para informar y coordinar medidas contra este terrorismo, en especial tras los atentados de Barcelona y Cambrils.

De los grandes partidos del Congreso, sólo Ciudadanos ha respaldado el mantenimiento de la dispersión de presos que contempla la legislación como medida para propiciar la desvinculación de ETA. El partido naranja defiende su permanencia mientras "haya asesinos sueltos" y para que la organización terrorista no saque réditos del "paripé" en torno a su disolución.