El número dos de Blesa quiere el dinero que devolvió por el uso de la tarjeta black

Argumenta que los 430.000 euros eran gastos de libre disposición

nacional

| 13.03.2015 - 08:52 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El exconsejero ejecutivo de Caja Madrid Matías Amat, que reintegró 42.042 euros de los casi 430.000 que gastó con las tarjetas "opacas" de Caja Madrid, ha declarado hoy ante el juez Fernando Andreu que espera que le sea devuelto ese importe puesto que se trataba de gastos de libre disposición.

Así lo ha relatado el abogado y responsable de Regeneración Democrática de UPyD, Andrés Herzog, presente en la declaración de Amat, uno de los hombres de confianza del entonces presidente de Caja Madrid, Miguel Blesa.

Herzog ha señalado que ninguno de los imputados que ha declarado hoy, entre los que figuran el sindicalista de CCOO Gabriel María Moreno o el integrante de la Comisión del Control de la Caja a instancias del PP Jorge Rábago, ha mostrado "arrepentimiento alguno".

Los imputados que realizaron gastos elevados, ha dicho Herzog, coinciden en señalar que se trataba de complementos retributivos y de libre disposición, por lo que no cabe imputarles delito alguno. Amat está acusado, junto con otros directivos de Caja Madrid, por emplear tarjetas de crédito "opacas", emitidas al margen del circuito general y cuyos cargos se gestionaban de forma separada al resto de tarjetas de empresa de la entidad.

CITADOS

El juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu interroga este viernes, al exjefe de la Casa del Rey Rafael Spottorno y a otros 12 exdirectivos de Caja Madrid por el uso de su 'tarjeta black', en la que se cargaron gastos personales por valor de 15,5 millones de euros entre 1999 y 2012.

Spottorno gastó 223.900 euros con su visa opaca al fisco en spas urbanos y compras en Ikea, farmacias, tiendas de electrodomésticos, joyerías y sastrerías de lujo. En uno de sus recursos, alegó que fueron los "máximos representantes" de Caja Madrid los que decidieron entregar las tarjetas a los directivos y él fue "un mero empleado a estos efectos".

El juez también tomará declaración a Ricardo Morado, que fue director de Organización de la entidad (443.000 euros); Matías Amat, director general de Negocio (429.000); Juan Manuel Astorqui, director de Comunicación (287.000); Carmen Contreras Gómez, directora de Obra Social (277.000); Carlos Vela García, responsable de Crédito a Empresas (246.000); y Ramón Martínez Vilches, de Dirección de Riesgos (99.000).

Los últimos en comparecer serán el exvocal a propuesta del Partido Popular (PP) Jorge Rábago, que cargó 8.000 euros, al representante de CCOO Gabriel María Moreno Flores (20.400 euros) y a los exconsejeros ejecutivos Luis Enrique Gabarda (134.800), Carlos María Martínez (271.900), Mariano Pérez Claver (354.100) y Ramón Ferraz Ricarte (390.000).

El magistrado, que ha interrogado ya a 54 antiguos responsables de la caja por este asunto, atribuye a los exconsejeros un delito de administración desleal y otro de apropiación indebida y al resto de exdirectivos únicamente este último. Entre los imputados están los expresidentes de Caja Madrid Miguel Blesa y Rodrigo Rato y el exdirector financiero Ildefonso Sánchez Barcoj.