Otro récord de parados con 38.769 en marzo y un total de 4.750.867

El Gobierno insiste en que la reforma laboral "por sí sola" no crea empleo

La Seguridad Social rompe su racha negativa tras ganar 5.419 afiliados en marzo

El paro sube en Madrid un 0,86% en marzo y afecta ya a 530.875 personas

nacional

| 03.04.2012 - Actualizado: 21:05 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) se situó al finalizar marzo en más de 4,75 millones de personas, tras subir en el mes en 38.769 desempleados, con un aumento porcentual del 0,82% respecto a febrero, informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. En concreto, el volumen total de parados alcanzó a cierre del pasado mes la cifra de 4.750.867 desempleados, su nivel más alto en toda la serie histórica comparable, que arranca en 1996. En términos interanuales, el paro aumentó en febrero en 417.198 personas, un 9,6% más.

La subida del desempleo en marzo ha sido algo superior a la experimentada en el mismo mes de 2011, cuando el paro aumentó en 34.406 personas, y es además el segundo repunte más elevado en un mes de marzo de toda la serie histórica tras el de 2009 (+123.543 desempleados).

La subida de marzo es la octava consecutiva tras las de agosto, septiembre, octubre, noviembre, diciembre, enero y febrero, cuando 51.185, 95.817, 134.182, 59.536, 1.897, 177.470 y 112.269 personas más se sumaron a las listas de parados.

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha subrayado que los datos del paro de marzo siguen registrando una "situación insatisfactoria", por lo que ha justificado la aprobación de la reforma laboral, de la que ha destacado que introduce un marco de "confianza y flexibilidad" para las empresas.

Según los datos de Empleo, el paro subió en marzo en ambos sexos, aunque más entre las mujeres, con 20.251 nuevas paradas (+0,86%), frente a un incremento del desempleo masculino de 18.518 hombres (+0,8%), situándose el total de mujeres en paro en 2.379.085 y el de varones, en 2.371.782.

Por sectores, el paro subió en marzo en todos ellos, especialmente en los servicios, con 15.062 desempleados más (+0,5%). En el colectivo sin empleo anterior creció en 11.393 parados (+2,8%), en la industria se registraron 4.988 parados más (+0,9%), en la agricultura subió en 4.882 desempleados (+3%), y en la construcción aumentó en 2.444 desempleados (+0,3%).

En cuanto a la contratación, en marzo se registraron en el Inem un total de 1.026.858 contratos, un 11,09% menos que en marzo de 2011. De ellos, 98.485 eran indefinidos, cifra equivalente al 9,59% del total y casi un 11,4% inferior a la del mismo mes de 2011.

LA SEGURIDAD SOCIAL ROMPE SU RACHA NEGATIVA TRAS GANAR 5.419 AFILIADOS EN MARZO

La Seguridad Social registró en marzo un incremento medio de 5.419 afiliados (+0,03%) respecto a febrero, con lo que el total de ocupados se situó al finalizar el mes en 16.902.530, según informó este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social. La ganancia de afiliados en marzo rompe con la racha negativa que el sistema había acumulado durante los siete meses anteriores. No obstante, el ascenso de marzo es inferior al logrado en 2010 y 2011, cuando la Seguridad Social elevó su cifra de cotizantes en 22.457 y 45.660 personas, respectivamente. En términos interanuales, la Seguridad Social redujo en marzo su número de cotizantes en 490.224 personas (-2,82%).

LOS AUTONOMOS AUMENTAN POR SEGUNDO MES

En marzo se registró un aumento medio de afiliados de 28.473 para el Régimen General (+0,2%), hasta los 13.566.795 afiliados, y un repunte de 4.867 ocupados (+0,16%) en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), hasta los 3.050.798 cotizantes. Con estos datos, el Régimen de Autónomos acumula ya dos meses consecutivos de aumento de afiliados tras siete meses en negativo. En valores interanuales, el descenso de ocupados en el RETA fue de 38.790 cotizantes (-1,2%).

El secretario de Estado de la Seguridad Social, Tomás Burgos, ha subrayado que los datos de marzo son un "latido positivo" en un contexto complicado, y ha calificado de "esperanzador" el ascenso en el número de autónomos. "La reforma laboral tiene que servir para que las empresas y, sobre todo los pequeños negocios, generen oportunidades de empleo", ha destacado Burgos.

El crecimiento de la afiliación en el Régimen General y en el RETA se vio parcialmente reducido por el fuerte descenso experimentado en el Régimen del Hogar (a extinguir), que perdió 29.308 afiliados. Muchos de ellos se integran en el nuevo Sistema de Empleados del Hogar, que registró 90.364 altas en marzo. El Régimen del Hogar fue el único que perdió afiliados en marzo. Así, el del Mar ganó 1.365 ocupados (+2,2%) y el del Carbón registró 22 nuevos cotizantes (+0,4%).

Dentro del Régimen General, la evolución de la afiliación durante marzo fue dispar. Entre los descensos, el mayor lo experimentó en el Servicio Especial Agrario (-14.084 afiliados menos, -1,7%), seguido de la industria manufacturera, que perdió 10.899 cotizantes en el mes (-0,6%). Entre los aumentos, el mayor correspondió a la hostelería, con 25.750 nuevos cotizantes (+2,8%).

EL PARO SUBE EN MADRID UN 0,86% EN MARZO Y AFECTA YA A 530.875 PERSONAS

El número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo (antiguo Inem) de la Comunidad de Madrid subió en 4.501 personas durante el mes de marzo, lo que supuso un incremento del 0,86 por ciento respecto al mes anterior, hasta alcanzar un total de 530.875 desempleados en la región, según ha informado este martes el Ministerio de Empleo y Seguridad Social.

Si se comparan estas cifras de marzo, primer mes completo con la reforma laboral en vigor, con las registradas en el mismo periodo del año pasado, se observa que el número de personas paradas ha aumentado en 48.850 personas, un 10,13 por ciento más que en marzo del año 2011.

EL GOBIERNO INSISTE EN QUE LA REFORMA LABORAL "POR SÍ SOLA" NO CREA EMPLEO

La secretaria de Estado de Empleo, Engracia Hidalgo, ha recordado tras conocer los datos del paro durante el mes de marzo que la reforma laboral "por sí sola" no crea empleo, motivo por el que ha remarcado la necesidad de recuperar la confianza y el crecimiento económico. "Una reforma laboral sólo sienta las bases para que ante un crecimiento de la economía se pueda generar empleo", ha subrayado Hidalgo, para después insistir en la importancia de evitar los despidos como vía de ajuste, ya que de cada 100 empresas españolas con problemas, 70 optaron por el despido.

Respecto a si el Ejecutivo ha percibido un aumento del número de Expedientes de Regulación de Empleo (EREs), la secretaria de Estado ha matizado que siguen la tendencia "habitual", aunque ha apuntado que ya son muchas las empresas que optan por descolgarse de los convenios sectoriales y apostar por el de empresa. Asimismo, Hidalgo ha negado que existan indicios de temporalidad en los datos del paro de marzo, al considerar que este factor se dará en las cifras de abril, mes en el que se celebra este año la Semana Santa.

Preguntada sobre el recorte de 1.500 millones de euros del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, ha matizado que lo ha aceptado con "absoluta responsabilidad", destacando la importancia de lograr el objetivo de déficit para generar confianza. En cuanto a las políticas activas de empleo anunciadas por Báñez, Hidalgo ha apostado por examinar junto con los agentes sociales la eficiencia de los programas para ver "cuál es el camino" de la formación profesional.

CAIDA DE LA INDUSTRIA MANUFACTURERA

Por su parte, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, ha señalado que la caída en el número de afiliados en la industria manufacturera puede estar ligado al efecto negativo de la Semana Santa. Para Burgos, esta celebración es positiva para sectores como los transportes, la hostelería o las actividades recreativas, mientras que puede afectar negativamente a la industria manufacturera, la alimentaria y la construcción.