El material hallado en el zulo de Ceuta pertenecía al Dáesh

El Delegado Gobierno dice datos del zulo de Ceuta son primarios y de 2013

Material hallado en el zulo

nacional

| 12.04.2016 - 11:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El análisis del material hallado por la Guardia Civil en el zulo descubierto la semana pasada en un descampado de Ceuta, especialmente un pendrive, confirma que éste pertenecía al Dáesh, posiblemente a una célula antigua que los investigadores piensan que no está operativa en la actualidad.

Fuentes de la lucha antiterrorista han informado de las conclusiones del análisis de esos documentos, que acredita "cien por cien seguro", según las fuentes, que se trata de un depósito del autodenominado Estado Islámico.

Los investigadores se inclinan a pensar que se trataría de una estructura antigua, probablemente no operativa. El hallazgo del zulo, que contenía cuatro armas cortas, dos subfusiles y varias armas blancas, además del citado pendrive y una pequeña bandera con símbolos del Dáesh, se conoció el pasado 8 de abril.

Al principio los investigadores apuntaron a la delincuencia común como el origen más probable de esas armas, pero la presencia del banderín y la documentación recuperada del dispositivo USB han determinado finalmente su vinculación con el terrorismo yihadista.

EL DELEGADO GOBIERNO DICE DATOS DEL ZULO DE CEUTA SON PRIMARIOS Y DE 2013

El delegado del Gobierno en Ceuta, Nicolás Fernández, ha señalado que los datos extraídos del pendrive localizado en un zulo de Ceuta ha determinado que estaban relacionados con una célula antigua del Daesh "posiblemente del 2013" y que los documentos del mismo son "primarios". E

l delegado del Gobierno ha comparecido este mediodía para dar cuenta del análisis del material hallado por la Guardia Civil en el zulo descubierto la semana pasada en un descampado de Ceuta, que ha confirmado que éste pertenecía al Dáesh.

Nicolás Fernández ha comentado a los periodistas que ha dicho que el dispositivo de almacenamiento informático "está siendo analizado bajo la coordinación de la Audiencia Nacional y en ese dispositivo se ha comprobado que contenía información sobre una antigua célula terrorista relativa al año 2013".

"Contiene información relativa a esa célula en un estado muy primario y muy poco elaborado sobre posibles actuaciones a llevar a cabo por esa célula y se trata de actuaciones fundamentalmente logístico", ha comentado.

El representante gubernamental ha comentado que "con posterioridad al año 2013 se han llevado a cabo en todo el territorio nacional diversas actuaciones donde se ha detenido a integrantes de células yihadistas y una de las hipótesis es que esa posible célula del 2013 haya podido ser detenida en alguna de las actuaciones llevadas a cabo con posterioridad".

No obstante, Nicolás Fernández ha advertido que "los Servicios de Información de la Guardia Civil están analizando cuáles pueden ser las personas vinculadas a este depósito y si alguna de ellas ha podido ser arrestadas en operaciones posteriores".

Asimismo, ha dicho que se está analizando la posible vinculación de estas personas con la delincuencia organizada común como con el terrorismo yihadista "y la posible vinculación entre ambas que no es descartable".

El delegado del Gobierno ha transmitido un mensaje de "tranquilidad" a los ciudadanos y ha comentado que se tiene que confiar en los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado y de los Servicios de Inteligencia "que están haciendo una labor muy eficaz en el combate del yihadismo".

Fuentes de la lucha antiterrorista han informado a de las conclusiones del análisis de esos documentos, que acredita "cien por cien seguro", según las fuentes, que se trata de un depósito del autodenominado Estado Islámico. Los investigadores se inclinan a pensar que se trataría de una estructura antigua, probablemente no operativa.

El hallazgo del zulo, que contenía cuatro armas cortas, dos subfusiles y varias armas blancas, además del citado pendrive y una pequeña bandera con símbolos del Dáesh, se conoció el pasado 8 de abril.

Al principio, los investigadores apuntaron a la delincuencia común como el origen más probable de esas armas, pero la presencia del banderín y la documentación recuperada del dispositivo USB han determinado finalmente su vinculación con el terrorismo yihadista.