El juez tuvo que llamar a los Mossos para garantizar la seguridad de la Guardia Civil

Ordenó al Mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, que abriera un corredor de seguridad para permitir la salida de la comitiva judicial

Zoido reclama mejor "coordinación" con los Mossos y pide a la Generalitat que "depongan en su actitud"

Asociaciones de guardias civiles piden civismo y cordura para parar la tensión

nacional

| 21.09.2017 - 19:44 h

Redacción - Agencias

El juez que investiga el 1-O llamó anoche al mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, para ordenarle que los agentes de la policía catalana abrieran un corredor de seguridad para permitir la salida de la comitiva judicial y de la Guardia Civil de la conselleria de Economía.

Miles de personas se concentraron ayer a las puertas de la conselleria de Economía y Hacienda, que dirige Oriol Junqueras, tras conocerse que la Guardia Civil estaba registrando el departamento por orden judicial y había detenido a varios altos cargos del Govern y técnicos por los preparativos del referéndum del 1-O.

Una vez acabado el registro por la noche, la comitiva judicial y los agentes encargados del registrado permanecieron durante horas en el interior de la conselleria, a cuyas puertas se agolparon centenares de manifestantes hasta la madrugada, y, cuando salieron, encontraron los vehículos policiales destrozados, con las ruedas pinchadas y desvalijados.

Un portavoz de los Mossos d'Esquadra ha precisado a Efe que el mayor de la policía catalana estuvo a lo largo de todo el día en contacto permanente con el presidente del Tribunal

Superior de Justicia de Cataluña, Jesús María Barrientos, y el fiscal Superior de Cataluña, José María Romero de Tejada, para darles cuenta del dispositivo que había montado para garantizar la protección de la comitiva judicial y de los guardias civiles que practicaron los registros.

Según la versión de los Mossos, cuando el juez llamó a Trapero para ordenarle que facilitara la salida de la secretaria judicial y los agentes, éste le aclaró que llevaba todo el día en contacto con los responsables del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña y de la Fiscalía en relación con ese asunto.

Trapero, según el portavoz de Mossos, precisó además al juez que era la propia comitiva judicial quien había ido retrasando su salida del edificio, voluntariamente, porque aseguraba que no había terminado aún la diligencia que había ido a practicar. De acuerdo con la versión de la policía catalana, primero fue la secretaria judicial la que manifestó que quería abandonar el edificio, por lo que se le facilitó la salida, mientras que los agentes de la Guardia Civil "en algún momento" aseguraron a los Mossos que tenían la intención de permanecer toda la noche en el interior del Departamento de Economía.

LAS SEIS ASOCIACIONES DE LA GUARDIA CIVIL PIDEN CIVISMO Y CORDURA PARA PARAR EL ACOSO A LOS AGENTES

Las asociaciones de guardias civiles reclaman a los poderes públicos que apelen al "civismo y la cordura" para que disminuya la tensión y cese la campaña de "hostigamiento y acoso organizado" de grupos independentistas a los agentes que están trabajando de forma "impecable" y "profesional" en Cataluña. En un comunicado conjunto, las seis organizaciones representativas de la Guardia Civil muestran su condena unánime a los "graves" incidentes vividos anoche en la Conselleria de Economía como las "provocaciones e intimidaciones" en algunos cuarteles como el de Manresa, donde se concentraron anoche más de un centenar de personas.

Por este motivo, las asociaciones emplazan a los poderes públicos a realizar una llamada al civismo y la cordura para que disminuya la tensión y, de manera especial, "cese el hostigamiento y provocación hacia la Guardia Civil, quien como institución se está limitando a cumplir órdenes de los poderes del Estado".

Unos agentes que, según resaltan las asociaciones, están desarrollando su trabajo en defensa de la legalidad sometidos "a un enorme estrés" y en muchos casos en condiciones de gran presión.

Consultados por Efe, varios responsables de estas asociaciones inciden en su preocupación por esta escalada de tensión que pone en la "picota" a los agentes vistos, asegura a Efe José Manuel Manrique desde UnionGC, como "fuerza de ocupación en Cataluña", lo que incrementa el odio hacia los agentes. "No conseguirán que dejemos de hacer nuestro trabajo", añade Manrique, en tanto que los portavoces de AUGC, Juan Fernández; de la Unión de Oficiales (UO), Juan Carlos Cordero y de APROGC, Fernando Trejo, recuerdan que los agentes están trabajando como policía judicial a las órdenes de un juez o, en su caso, las instrucciones de los fiscales.

Respecto al papel de los Mossos d'Esquadra, la mayoría de asociaciones prefieren "no echar más leña" al fuego, "alimentar" la tensión o crear un enfrentamiento entre cuerpos policiales.

"Llegados a un momento crítico cumplirán con su obligación", se muestra convencido Fernández que, no obstante, sostiene que hay que "reconducir" toda la situación.

Más crítico se muestra Juan Carlos Cordero de UO que se pregunta porqué los mossos no actuaron anoche para permitir que los agentes que estaban registrando el departamento de Economía pudieran abandonar esta sede donde miles de ciudadanos se concentraban.

Coincide con la Unión de Oficiales, el portavoz de APROGC, Fernando Ramínez Trejo, que ha lamentado que los agentes de la policía catalana no actuaran "con más contundencia", sobre todo porque, al igual de guardias o policías, son también funcionarios que deben cumplir con la ley y no hacer "un don tancredo" (quedarse quieto y no agarrar el toro por los cuernos).

ZOIDO RECLAMA MEJOR COORDINACIÓN CON LOS MOSSOS

El ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, ha defendido la necesidad de mejorar "en los próximos días" la coordinación con los Mossos d'Esquadra asegurando que no se ha planteado asumir las funciones de la policía catalana a través de un despliegue de las fuerzas de seguridad del Estado que, según él, es "proporcionado, razonable y discreto". Además, ha hecho un llamamiento al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, para que ceje en sus "burdas mentiras" sobre supuestas agresiones de la Guardia Civil y la Policía Nacional. Según el ministro, el Govern tiene que "deponer en su actitud, volver al seno de la ley y no poner en el precipicio a todos los catalanes".

Zoido ha insistido en la necesidad de mejorar la coordinación "los próximos días" cumpliendo con el "reparto de funciones" entre Policía, Guardia Civil y Mossos. "Las fuerzas de seguridad del Estado están defendiendo el orden constitucional, el Estado de Derecho y la democracia en Cataluña", ha sostenido Zoido.