El juez llama a declarar como imputados a Pujol, Marta Ferrusola y a tres de sus hijos

Por haber ocultado la fortuna familiar

nacional

| 16.12.2014 - 14:15 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La juez que investiga la fortuna de la familia Pujol-Ferrusola ha citado a declarar como imputados para el próximo día 27 de enero al expresidente de la Generalitat Jordi Pujol Soley, a su esposa, Marta Ferrusola, y a tres de sus hijos, Marta, Mireia y Pere, por fraude fiscal y blanqueo de capitales.

La titular del juzgado de instrucción número 31 de Barcelona ha imputado a Pujol y sus familiares por indicios de dichos delitos, al considerar "sospechoso" que sus fondos provengan de una herencia de más de 30 años sin documentar.

La juez cree que, de momento, no se puede vincular la fortuna de los Pujol a comisiones ilegales por la adjudicación de obra pública de la Generalitat, pero apunta que "no deja de ser sospechoso el hecho de que los fondos provengan de una herencia de más de treinta años atrás sobre la que no se aporta ninguna documentación (...)".

También ha acordado expedir una comisión rogatoria a Liechtenstein para obtener información sobre la investigación por blanqueo de capitales que un juez de ese país tiene abierta contra Jordi Pujol y averiguar si la familia dispone de cuentas allí.

La jueza cita a la esposa y tres de los hijos de Pujol porque fueron quienes, en julio pasado, regularizaron los fondos procedentes de Andorra a través del Banco de Madrid, y al expresidente catalán dado que, en su carta de confesión, se hizo responsable de esa fortuna oculta.

Para la magistrada, "la ocultación de un patrimonio en el extranjero, aun sin conocer su importe, titularidad, origen o gestión lleva a pensar en la comisión de un delito contra la Hacienda Pública (...) e incluso de blanqueo de capitales si no puede esclarecerse el origen de esos fondos".

El auto admite parcialmente a trámite las querellas presentadas por Manos Limpias, Guanyem Barcelona, Plataforma x Catalunya, ICV, UPyD y el abogado José Emilio Rodríguez Menéndez contra los Pujol, pero descarta imputaciones de otros delitos que estas denuncias apuntan, entre ellos cohecho y tráfico de influencias.

La instructora deja abierta la puerta a imputar al resto de miembros de la familia Pujol o a terceras personas que no sean objeto de investigación por parte de otros órganos judiciales, en el caso de que se revelen otros fondos de "origen no justificado".

Además de pedir datos a Liechtenstein, la jueza también ha remitido de nuevo una comisión rogatoria a Andorra para averiguar si la familia Pujol tiene cuentas bancarias en ese país, después de que las autoridades del Principado denegaran su primera solicitud argumentando que eran necesarios más detalles sobre los indicios delictivos que se les atribuyen.

La causa que investiga el patrimonio de la familia se inició después de que Jordi Pujol confesara públicamente el día 25 de julio que había mantenido oculta en el extranjero durante más de 34 años una herencia millonaria de su padre, Florenci Pujol, destinada a sus siete nietos y a su nuera.

Treinta años después, esta será la segunda vez en la que Jordi Pujol se enfrentará a la justicia, después de que el magistrado Ignacio de Lecea le tomara declaración en octubre de 1984 por el caso Banca Catalana, del que quedó exonerado. Jordi Pujol es el primer expresidente de la Generalitat restaurada imputado por la justicia.

El conseller de Presidencia, Francesc Homs, ha apelado a respetar la presunción de inocencia, algo que ha remarcado que vale tanto para la familia Pujol como para el resto de procesos judiciales.

"Ante cualquier situación de imputación hay que respetar el principio de presunción de inocencia", ha afirmado Homs.

Ante la imputación de Pujol, el líder de Ciutadans (C's), Albert Rivera, ha pedido de nuevo la comparecencia de Artur Mas ante la comisión de investigación del caso Pujol, porque durante muchos años fue el "número dos" y el "delfín" del expresident imputado.

El portavoz de UPyD Cataluña, Ramon de Veciana, ha celebrado la imputación del expresidente catalán y miembros de su familia porque "los catalanes tienen todo el derecho del mundo a tener conocimiento de todas las irregularidades que ha llevado a cabo esta familia".

La imputación del matrimonio Pujol y tres de sus hijos se suma a las acusaciones que ya pesan sobre otros tres de sus hijos, Oleguer, Oriol y Jordi, y las esposas de los dos primeros, Anna Vidal y Mercè Gironès, en otras causas que está investigando la Justicia, con lo que son diez los miembros de la familia encausados.

El portavoz adjunto de ERC Oriol Amorós ha pedido "rapidez y diligencia" a los tribunales para juzgar a la familia de Jordi Pujol, y espera que el presidente catalán, Artur Mas, comparezca a petición propia en el Parlament para explicarse.

Amorós ha lamentado que haya otros cinco miembros de la familia Pujol que puedan haber cometido delitos económicos, lo que conlleva, ha dicho, que dicha familia "disponga ya de toda la colección completa: evasión fiscal, fraude fiscal, blanqueo de capitales, tráfico de influencias" e incluso "enriquecimiento ilícito".