El juez envía a prisión al celador del geriátrico de Olot por tres asesinatos

F

El celador confiesa ante el juez haber matado a tres ancianas

Fue detenido acusado del asesinato de una anciana de 85 años que había ingerido líquido corrosivo

Sufre un trastorno maniaco-depresivo y ha sido trasladado a la cárcel de Figueres

nacional

| 21.10.2010 - 15:25 h
REDACCIÓN
Más sobre: SucesosSuscrbeteSuscríbete

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El celador del geriátrico de Olot (Girona) detenido el lunes ha confesado ante el juez que mató a tres ancianas del centro los días 12, 16 y 17 de octubre administrándoles un líquido corrosivo, supuestamente lejía, según ha confirmado su abogado, Carles Monguilod. Por ello, el juez ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza.

Según su letrado, el celador, Joan V.D., de 45 años, presuntamente cometió los crímenes en un momento de "euforia", para "ayudar", ya que se "creía que era Dios". El detenido asegura que lo hizo "por amor, porqué esas personas sufrían y quería liberarlas de ese sufrimiento", ha detallado Monguilod, quién ha matizado que Joan V.D. incluso ha hablado de eutanasia, a pesar de los métodos que utilizó para acabar con la vida de las ancianas.

En el geriátrico La Caritat tenían buen concepto de él y aseguran que era un trabajador normal. Y así lo ha visto también su abogado, que lo ha definido como "una buena persona, cargada de buenos sentimientos".

El presunto asesino, que llevaba unos cinco años trabajando en el geriátrico, fue detenido este lunes por la muerte de una anciana que había ingresado el domingo muy grave en el hospital de Olot por haber ingerido un producto corrosivo. A las puertas de los juzgados de Olot, Monguilod ha reconocido estar "impresionado" por los hechos relatados por su cliente, que ante el juez ha asegurado estar hundido y arrepentido por lo sucedido.

De todos modos también ha apuntado que, según la versión del acusado, alguna de las víctimas a menudo expresaba su malestar con frases como "no se que hago aquí" o "quiero morir".

Joan V.D. ha entrado a los juzgados acusado, policialmente, de dos muertes y ha sido él quién ha confesado la tercera muerte, que "no estaba documentada ni probada", según el letrado. Por ello, de forma inminente se procederá a la exhumación de los dos cadáveres que ya están enterrados.

Monguilod también ha explicado que el fiscal del caso también ha sido muy contundente para intentar descubrir si había más muertes, pero el acusado ha asegurado que no.

De hecho, en el Código Penal hay un artículo que dice que a partir del tercer delito la pena es la misma, es decir que si se condena a alguien a veinte años de cárcel quince veces, solamente cumplirá tres veces veinte años, "por lo tanto da igual reconocer tres asesinatos que treinta", ha matizado el abogado.

El celador hacía más de veinte años que recibía tratamiento psiquiátrico, por problemas de depresiones, ansiedades, y por padecer un trastorno maniaco-depresivo. Por lo que en el centro penitenciario recibirá tratamiento psiquiátrico y psicológico.

Monguilod ha detallado que incluso ha reconocido que esos días había consumido una cantidad desmesurada de alcohol. Un hecho que los Mossos d'Esquadra han acreditado ya que se han encontrado botellas de alcohol escondidas para que nadie supiera que había bebido en La Caritat. "Bebía en el trabajo lo suficiente para darse ánimos y alterar su comportamiento", ha dicho el letrado.

Finalmente, Monguilod ha asegurado que intentará, durante el juicio, que el jurado popular "intente comprender cómo un hombre se puede equivocar como se ha equivocado Joan, ya que a veces uno se equivoca porqué tiene buenos sentimientos".

Por todo ello, el Juzgado de Instrucción número 1 de Olot ha decretado la prisión provisional comunicada y sin fianza por tres delitos de asesinato para Joan V.D.