El juez del caso Nóos no se plantea cambios respecto a la imputación de infanta

Los peritos exoneraron de delito a la Infanta

nacional

| 26.01.2014 - Actualizado: 16:02 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El juez Castro ve reducido su campo para mantener la imputación de la infanta Cristina por el caso Noos. La declaración ayer de los peritos de Hacienda ratificando en sede judicial que no hubo delito fiscal limita sus posibilidades a expensas de cómo reaccione la propia Infanta en su declaración del día 8.

El perito fiscal de la acusacion particular contra la Infanta se definió ante el juez como un "mercenario jurídico tributario" para indignación de la letrada de "Manos Límpias".

CASTRO NO PREVÉ NINGÚN CAMBIO

El juez que instruye el caso Nóos, José Castro, ha asegurado tras finalizar las declaraciones de varios inspectores de Hacienda, empresarios y un perito que "en principio" no prevé ningún cambio respecto a la imputación de la infanta Cristina hasta que comparezca a prestar declaración el próximo 8 de febrero.

Dos inspectores de la Agencia Tributaria que han comparecido como peritos han ratificado los informes que han elaborado durante la instrucción, en los que apuntan indicios de delito fiscal por parte de Iñaki Urdangarin y su exsocio Diego Torres, pero no por parte de la infanta Cristina.

Han explicado que no han apreciado delito fiscal en la actuación de la duquesa de Palma en ningún momento, como tampoco respecto a la mujer de Torres, Ana María Tejeiro, porque quien dirigía y gestionaba el entramado empresarial era su marido.

Según fuentes jurídicas, los peritos han incidido en que no existe un delito fiscal en el impuesto de sociedades de Aizoon, tanto si se tienen en cuenta como deducibles tres facturas por importe de 69.990 euros, como si no se aceptan como gastos.

Los inspectores consideran que Aizoon es una sociedad pantalla que no existe como empresa autónoma, sino como parte del entramado societario de Nóos, y que dichas facturas enmascaran el reparto de ingresos al 50 % entre Urdangarin y Torres, llevado a cabo prácticamente al céntimo entre ambos.

Han explicado que existe una equivalencia precisa entre las facturas libradas entre las sociedades y los incrementos patrimoniales de Urdangarin y Torres.

En caso de que Aizoon fuera considerada una entidad autónoma empresarial, debería tributar el alquiler de inmuebles, algo que sí llevó a cabo.

Los peritos han señalado que no recibieron presiones durante la elaboración de los informes sobre Aizoon y la infanta Cristina, han recordado que trabajaban bajo las directrices del juez instructor y que de haber recibido algún tipo de presión hubieran informado al magistrado porque estaban bajo su tutela.

Sin embargo, el perito que elaboró un informe para el sindicato Manos Limpias, que ejerce la acusación popular en esta causa, ha señalado que aprecia indicios de un posible delito fiscal de la infanta como cooperadora necesaria con su marido en el fraude en la tributación del IRPF.

Dicho delito derivaría de que habría permitido a Urdangarin utilizar Aizoon para cobrar ingresos personales como asesor de hasta siete empresas, que debería haber declarado en su IRPF.

La letrada de Manos Limpias Virginia López Negrete ha denunciado a la salida de los juzgados el "hostigamiento impresentable" al que, según su criterio, ha sido sometido su perito, un técnico que ha ratificado el informe en el que se atribuye a la infanta el papel de "administradora de hecho" de Aizoon.

"La infanta doña Cristina tenía una implicación en esa sociedad", ha subrayado López Negrete, para quien "la posición de Castro es una posición firme y no tiene por qué cambiar en absoluto, porque no han cambiado las circunstancias, a pesar de lo que se pretenda por una parte".