El juez del caso Gürtel archiva la causa contra el exdiputado Jesús Merino

Jesús Merino

nacional

| 02.09.2011 - 11:20 h
REDACCIÓN

El instructor del caso Gürtel en el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), Antonio Pedreira, ha archivado la causa respecto al exdiputado del PP Jesús Merino al considerar que no se han acreditado los delitos de cohecho y contra la Hacienda Pública que se le imputaban. En un auto fechado ayer, Pedreira acuerda sobreseimiento provisional de la causa contra Merino, que en abril de 2010 renunció a su escaño tras ser imputado en el caso Gürtel.

En otras dos resoluciones el juez rechaza el sobreseimiento del caso respecto al exconcejal del PP en Boadilla del Monte (Madrid) José Galeote, cuya imputación por cohecho se mantiene, y acuerda, sin embargo, archivar la causa contra Andrés Bernabé, el chófer del cabecilla de la trama, Francisco Correa. La decisión de Pedreira se produce después de que el magistrado haya acordado también archivar la causa contra el extesorero y exsenador del PP Luis Bárcenas por no encontrar pruebas de los delitos de fraude fiscal y blanqueo de capitales por los que estaba imputado.

NO HAY INDICIOS SÓLIDOS

Respecto a Merino, el instructor resalta que no hay indicios sólidos que acrediten, como mantiene la Fiscalía, que pudo percibir determinadas cantidades en 2002, 2003 y 2007 de las empresas de la trama de corrupción ni de que interviniera en la adjudicación de contratos o recibiera dádivas y comisiones ilegales. En concreto, indica en relación con el delito de cohecho y el cobro de 50.000 euros que se le atribuía, que la "sospecha rala pero suficientemente fundada para generar la imputación se ha desvanecido" tras tres años de investigación y ante la ausencia de nuevos indicios incriminatorios.

Pedreira respalda así los argumentos de la defensa del exdiputado del PP, que insistía en que no se ha podido encontrar un solo dato que relacione económicamente a Merino o a su esposa y sus sociedades con el resto de imputados en el caso Gürtel, y que tampoco hay evidencias de delito fiscal puesto que no existió voluntad de fraude ni ocultación de datos a la Agencia Tributaria.

Así, el auto indica que Jesús Merino "es la única autoridad o funcionario al que se le imputa el cobro de cantidades sin tener una cuenta propia en la supuesta contabilidad B de la organización" y que, además, ningún imputado, testigo o denunciante le ha implicado en los hechos investigados, porque "o bien no le conocen o si saben quién es han negado haberle entregado cantidad alguna"."No aparece en ninguna lista de regalos. Tampoco se le menciona en ninguna de las conversaciones telefónicas intervenidas", añade.

LAS SIGLAS "J" Y "JM"

En este sentido, destaca que las siglas "J" y "JM" y la anotación "Jesús Merino" halladas en la documentación de la trama deben considerarse correspondientes "a otra persona distinta" al exdiputado y pueden referirse a otros imputados vinculados a la red, e incluso otros cargos públicos identificados que sí intervinieron en expedientes administrativos.

El magistrado recalca asimismo que tampoco aparece indicio de conexidad entre el cargo de diputado de Jesús Merino y la adjudicación de obras y contratos, gestiones en las que un diputado de las Cortés, según el juez, no tiene capacidad de influir. No obstante, Pedreira recalca que el archivo de la causa es provisional y sin perjuicio de lo que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León decida en la investigación sobre el supuesto pago de comisiones por la adjudicación a la empresa Teconsa del proyecto de construcción de la variante de Olleros de Alba.

En otro auto el magistrado rechaza archivar la causa contra José Galeote, concejal del PP en Boadilla entre 1999 y 2003 y consejero de la Empresa Municipal de la Vivienda de esta localidad entre 2000 y 2003, ya que cree que hay indicios suficientes de que en esas fechas, cuando era cargo público, pudo percibir comisiones de la trama a cambio de la adjudicación de contratos a las empresas de Correa.

Además, el juez también ha acordado archivar provisionalmente la causa abierta contra Andrés Bernabé, el chófer del presunto cabecilla de la trama de corrupción Francisco Correa, al considerar que no hay indicios suficientes para acreditar los delitos de blanqueo de capitales, cohecho, falsificación documental y fraude fiscal por los que estaba imputado.

El magistrado no encuentra pruebas suficientes que avalen los informes policiales que señalan que Bernabé realizaba tareas que excedían a las de su función de conductor y que conocía la estructura empresarial y participaba de forma directa en la organización de Francisco Correa. Según Pedreira, el chófer cumplía órdenes de Correa "sin que por ello fuese necesariamente conocedor del contenido, procedencia ilícita o destino delictivo presuntamente atribuido a las actividades" de la trama de corrupción.