El juez deja en libertad con cargos a los tres ultras del Sevilla detenidos por destrozos en un bar

nacional

| 03.12.2014 - Actualizado: 00:03 h
REDACCIÓN

Un juez de Sevilla ha dejado en libertad con cargos a los tres aficionados ultras del Sevilla Fútbol Club que fueron detenidos por la Policía Nacional como presuntos autores de los daños y pintadas descubiertos en el restaurante El Tragaluz, un negocio ubicado en Los Bermejales y frecuentado por aficionados del Atlético de Madrid.

En este sentido, fuentes judiciales han informado a Europa Press de que los tres jóvenes ultras, nacidos entre los años 1994 y 1995, comparecieron en la tarde de este lunes ante el juez de Instrucción número 16 de Sevilla, quien tras tomarles declaración los dejó en libertad con cargos por un delito de daños.

Los hechos, según informaron la Policía Nacional y el dueño del restaurante, habrían acontecido en torno a las 2.00 horas de la madrugada de este lunes, cuando el negocio estaba ya cerrado y sin clientes ni trabajadores en su interior.

Sobre esa hora, varias personas habrían fracturado cristales de las ventanas del restaurante, en cuya fachada habrían sido trazadas varias pintadas con mensajes relacionados con el reciente enfrentamiento entre grupos radicales de aficionados del Atlético de Madrid y del Deportivo de La Coruña, saldado con la muerte de un hincha de 43 años de edad.

Una de las pintadas está formada por las letras BN, por lo que el propio dueño del establecimiento explicó que dicha pintada podría aludir a los Biris Norte, el grupo ultra de aficionados del Sevilla FC. El propietario del negocio manifestó que a su restaurante "viene gente del Atlético de Madrid", pero explicó que también acuden al establecimiento aficionados de otros equipos.