El juez bloquea las cuentas de Ausbanc y Manos Limpias

Manos Límpias pidió tres millones por retirar la acusación popular contra la Infanta

Sus abogado no crren que la detención de la cúpula del sindicato afecte al proceso judicial

Uno de los abogados deja entrever que pudo haber una extorsión similar a otro de los principales imputados

nacional

| 19.04.2016 - 11:59 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El juez de la Audiencia Nacional Santiago Pedraz ha bloqueado las cuentas bancarias de Manos Limpias y Ausbanc dentro de la causa contra sus dirigentes por extorsionar a bancos a cambio publicidad positiva y chantajear con la promesa de que retirarían acusaciones judiciales del sindicato.

Según han informado a Efe fuentes jurídicas, esta es una de las diligencias que, a petición de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha acordado el juez en este caso, por el que ayer envió a prisión a los máximos responsables de Manos Limpias y Ausbanc, Miguel Bernad y Luis Pineda, respectivamente.

Aparte de las cuentas de las organizaciones, Pedraz también ha ordenado el bloqueo de todas las que estén a nombre de Bernad y Pineda, han indicado las mismas fuentes. En su auto de prisión, el juez detallaba que intentaron chantajear a cambio de que Manos Limpias retirara acusaciones en cuatro causas judiciales, entre ellas la de la infanta Cristina en Nóos, donde pidieron 3 millones de euros.

Los investigados (por ahora 14 personas), según el juez, formaban parte de una organización criminal dirigida por Pineda, quien usaba la "cobertura" de presidir una asociación en defensa de los consumidores frente a los bancos cuando en realidad coaccionaba a las entidades a cambio de dinero.

Los bancos que aceptaban el chantaje para que se les hiciera publicidad positiva o se les retiraran acusaciones pagaban a cambio grandes sumas de dinero enmascaradas en convenios publicitarios. El auto desgrana cuatro chantajes para retirar acusaciones de Manos Limpias, una de ellas la de la infanta en el caso Nóos, que se articuló a través de La Caixa y el Banco Sabadell, y otra la del presidente de Unicaja, Braulio Medel, en el caso de los ERE.

Mientras que la de la infanta no se llevó a cabo, la que sí fructificó fue la del presidente de Unicaja y en las conversaciones pinchadas figura cómo Pineda pactó con la entidad el pago de un millón de euros en forma de contratos publicitarios a cambio de la retirada de la acusación.

Otro caso investigado atañe de nuevo al Sabadell, donde Pineda negocia con Bernad el envío de un burofax a ese banco al tiempo que él se ofrecía a ayudar a la entidad a cambio de que le rebaje la deuda a un determinado constructor.

Los abogados de la Infanta Cristina creen que la detención de la cúpula de Manos Limpias, acusación popular en el caso Noos, no va a afectar al proceso judicial. Todo después de que el auto del juez revele que la presunta organización criminal compuesta por ese sindicato y Ausbank pidieran tres millones de euros por retirar la acusación sobre doña Cristina.

Uno de los abogados deja entrever a Telemadrid que pudo haber una extorsión similar con otro de los principales imputados que quedó libre el primer día de juicio.

LA ABOGADA DE MANOS LIMPIAS EN EL CASO NOOS: "LOS HECHOS ME PARECEN HORRIBLES"

Hoy, la abogada de Manos Limpias en el juicio del caso Nóos, Virginia López Negrete, ha declarado, tras el ingreso en prisión preventiva del secretario general del sindicato, Miguel Bernad, por presunta extorsión: "Los hechos me parecen horribles, estoy espeluznada con este asunto".

"En mi vida ni en mi carrera profesional había pasado por algo parecido", ha dicho López Negrete a su llegada a la Escuela Balear de la Administración Pública (EBAP) de Palma, donde el juicio del caso Nóos alcanza hoy la trigésimo cuarta jornada.

"Yo no tengo absolutamente nada que ver en toda esta maniobra, en la que lo que se haya realizado ha sido complemente ajeno a mí y a mis espaldas", ha dicho López Negrete, que ha insistido en que seguirá adelante con la acusación popular contra la infanta y otros 16 acusados que ejerce en esta causa.

"Necesito tener una valoración completa de los hechos para tomar las decisiones correctas y oportunas", ha pedido la letrada. "No quiero ni puedo precipitarme en una causa tan importante como ésta", ha añadido. López Negrete ha explicado que una posible renuncia por su parte a continuar en la causa afectaría a todo el procedimiento judicial.

"Si yo renuncio, si me lo permitieran si llegara el caso, este procedimiento se suspendería, habría que nombrar un nuevo letrado, habría que darle un mínimo de dos o tres meses de tiempo para que se instruyera de una causa tan compleja, con el perjuicio económico para las arcas del Estado de todo ello y a todos los imputados en esta causa, no es un asunto tan fácil", ha detallado.

Ante semejante situación, López Negrete ha dicho que continuará ejerciendo su labor: "Mi decencia profesional me hace estar aquí hoy y lo que tengo que hacer es seguir con el encargo y el mandato que tengo de mi cliente", ha detallado.

La letrada considera que, como acusación popular, representa "a muchísima ciudadanía" más allá de que formalmente la acción procesal la ejerce en nombre de Manos Limpias, y ha señalado que desde que Bernad fue detenido el pasado viernes ha recibido "cantidad de correos electrónicos y anónimos pidiendo que no renuncie al procedimiento". "Habrá que ver cómo se dilucidan los acontecimientos en los próximos días", ha señalado López Negrete.