El INE confirma el estancamiento de la economía en el tercer trimestre

nacional

| 11.11.2010 - 09:09 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Instituto Nacional de Estadística (INE) confirmó hoy que la economía española se estancó en términos trimestrales entre julio y septiembre, aunque el Producto Interior Bruto (PIB) volvió a registrar crecimiento interanual tras dos años de caídas, al avanzar un 0,2% respecto al tercer trimestre de 2009. El INE explica que el estancamiento del tercer trimestre es consecuencia de una menor aportación de la demanda nacional (consumo e inversión) que en trimestres anteriores.

Estos datos confirman la estimación que hizo el viernes pasado el Banco de España en su último boletín económico. En este último boletín, el organismo supervisor atribuyó este parón económico al retroceso registrado por el consumo a causa de la subida del IVA y a la desaparición de las ayudas a la compra de coches, unido a una inversión que sigue sin remontar.

Así, los hogares cambiaron sus pautas de consumo ante la subida del IVA, además, la retirada de las ayudas del Plan 2000E hizo que la compra de coches -el gasto en bienes duraderos que más pesa al calcular el consumo privado- empezase a caer en julio.

Mientras, la fortaleza de las exportaciones no pudo compensar los factores que siguen lastrando los proyectos de inversión de las empresas: el mantenimiento de la incertidumbre sobre la recuperación, un crédito bancario aún muy restringido y las elevadas deudas que aún tienen.

La inversión residencial siguió moderando su caída, que ahora se estima en el 16,1% frente al 19,3% del trimestre anterior, una mejora que el Banco de España atribuyó a la mayor demanda de viviendas antes de que acaben los beneficios fiscales asociados a la compra de casas.

Los malos datos sobre consumo e inversión, que el INE deberá detallar la próxima semana cuando desglose la contabilidad nacional, podrían haber llevado a una recaída de la economía de no haber sido por la mejora del sector exterior, según el Banco de España.

SECTOR EXTERIOR

Así, el sector exterior tuvo en la evolución del PIB una aportación positiva de 1,2 -frente a la caída de un punto de la demanda interna-, en un periodo en el que repuntaron las exportaciones y bajaron las importaciones. Las ventas al exterior volvieron a crecer con fuerza gracias al fuerte avance de las economías emergentes y a la recuperación del área del euro.

El Banco de España apuntó en su boletín que el estancamiento del tercer trimestre será transitorio y con la recuperación del consumo se volverá también a la "suave" mejora de la actividad que se había iniciado a comienzos de año. En cualquier caso, advirtió de que el crecimiento económico aún no va a tener la intensidad necesaria como para crear empleo.