El homenaje a Suárez propicia el encuentro entre los expresidentes | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

El homenaje a Suárez propicia el encuentro entre los expresidentes

Felipe González recuerda sus pactos con él y pide un "espíritu reformista permanente

Los ex presidentes Rodriguez Zapatero, Aznar y González

nacional

| 24.03.2014 - 18:48 h
REDACCIÓN

El homenaje que se rinde hoy en el Congreso al exjefe del Gobierno Adolfo Suárez ha propiciado el encuentro entre los otros tres expresidentes vivos de la etapa democrática, a los que se ha visto conversar entre ellos en varias ocasiones.

Felipe González, José María Aznar y José Luis Rodríguez Zapatero han acudido a primera hora de la mañana a la Cámara Baja para recibir junto al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y otras autoridades del Estado el féretro con los restos mortales de Suárez.

Mientras esperaban su llegada, se ha podido ver cómo Rajoy saludaba a los tres expresidentes y cómo estos se estrechaban la mano entre sí.

También ha estado presente la esposa de Rajoy, Elvira Fernández, y la de Zapatero, Sonsoles Espinosa, así como la de Aznar, Ana Botella, en su condición de alcaldesa de Madrid.

Durante la espera del féretro y con posterioridad han ido intercambiando numerosos comentarios González y Zapatero, y ambos han cruzado también algunas palabras con Aznar.

Por ejemplo, se ha visto cómo el primer presidente socialista de la etapa democrática hacía alguna observación al presidente de honor del PP mientras estaban situados de forma contigua en la escalinata principal de acceso al Congreso esperando la llegada del féretro con los restos mortales de Suárez.

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha asegurado que el ambiente entre los expresidentes en la capilla ardiente de Adolfo Suárez ha sido "muy relajado y muy cercano", hasta el punto de que Felipe González y José María Aznar han estado hablando de sus nietos.

"Se han estado preguntando por los nietos", ha relatado Zapatero. El expresidente ha admitido que la relación con su antecesor inmediato, José María Aznar, "no siempre es fácil", pero ha añadido que este lunes en el Congreso todo ha ido "bastante bien".

Zapatero, Aznar y González se han sumado al actual presidente, Mariano Rajoy, y a las altas autoridades del Estado para recibir el féretro de Adolfo Suárez en la escalinata de la Puerta de los Leones del Congreso y han rendido homenaje a Adolfo Suárez en la capilla ardiente.

En su opinión, lo institucional es importante para las democracias y ha puesto como ejemplo a Estados Unidos, Francia o Reino Unido, frente a la falta de tradición que hay en España. "Hoy me recordaba Felipe González que hay expresidentes que no se sabe donde están enterrados", ha dicho.

FELIPE DESTACA SU ESPIRITU REFORMISTA PERMANENTE

Por su parte, el expresidente del Gobierno Felipe González ha recordado este lunes que pactó "en lo fundamental" en muchas ocasiones con su antecesor Adolfo Suárez y ha apostado por "revisar" la arquitectura institucional de la que él fue artífice, un "espíritu reformista permanente".

En una entrevista en la Ser recogida por Europa Press, González ha pedido una "reflexión que no sea sólo un homenaje transitorio" al expresidente para lo que considera una "pauta cultural peligrosísima" en España, que consiste en no 'tocar' nada hasta que "todo está imposible y nada se puede recuperar".

En su opinión, la Constitución española tiene "buen fundamento" y lo que haya que reformar es "para darle nuevo aliento" y, sobre todo, para dar protagonismo a gente más joven: "La gente que tiene menos de 50 años tiene el derecho y la obligación de hacerse cargo de los próximos 30 años".

AZNAR: POCOS Y "BIEN AVENIDOS"

Por su parte, Aznar ha destacado la normalidad institucional del encuentro entre los expresidentes. "Este país ha tenido pocos presidentes en democracia y sería bueno que además de pocos fuésemos bien avenidos y pudiéramos dar de vez en cuando algunos ejemplos como el de hoy", ha dicho.

José María Aznar ha destacado este lunes el "mérito extraordinario" de Adolfo Suárez a la hora de liderar el paso de una dictadura de una democracia, de un país aislado a una economía abierta y un país reconocido, así que ha llamado "no poner en cuestión los pilares esenciales de la Transición", porque ha dado a España "estabilidad, prosperidad y presencia internacional".

Ha subrayado que los elementos fundamentales de la labor de Suárez fueron "haber devuelto la palabra a los españoles" y "sobre todo, lo que se plasma en la Constitución". La Carta Magna, ha remarcado, un "elemento culminante de la Transición" y un "compromiso democrático de presente y de futuro", por lo que ha pedido "conservar" este legado "con el mayor de los cuidados".

Aznar ha reconocido que la Constitución de 1978 "no es perfecta ni mucho menos", pero ha añadido que "cuando se habla de reformarla hay que decir que se pretende reformar y cómo se pretende hacerla mejor". Para él, ha dicho, "lo importante es que los elementos esenciales que justificaron el éxito histórico de España no sean puestos en cuestión".