El Govern prevé reunirse pese a los ceses y debatir si convoca unas "constituyentes"

El delegado de la Generalitat en Madrid estudia denunciar su cese

Carles Puigdemont, junto a Oriol Junqueras

nacional

| 28.10.2017 - 12:05 h

EFE

El Govern de Carles Puigdemont, que no se da por destituido, tiene previsto reunirse durante el día de hoy con diversas tareas sobre la mesa, entre ellas debatir la posibilidad de convocar unas elecciones "constituyentes" para finales de año, han explicado a Efe diversas fuentes soberanistas.

Ayer, después de que el Parlament aprobase una resolución, con los votos de Junts pel Sí y la CUP, en la que se declara un "Estado independiente en forma de república", el Govern de Carles Puigdemont ya se reunió por la tarde para tomar las primeras decisiones, pese a que el Ejecutivo de Mariano Rajoy ordenó su cese, en aplicación del artículo 155 de la Constitución, disolvió el Parlament y convocó elecciones autonómicas para el 21 de diciembre.

Los miembros del Govern no contemplan acatar su cese y preparan los siguientes pasos a dar para desarrollar el encargo recogido en la resolución aprobada ayer por el Parlament.

Sobre la mesa, según las fuentes soberanistas consultadas, figurará el análisis de los escenarios que se abren a partir de ahora, incluida la posibilidad de convocar elecciones "constituyentes" para antes de final de año.

En la resolución independentista votada ayer, el Parlament instaba al Govern a aprobar los decretos y resoluciones que sean necesarios para desarrollar la ley de transitoriedad jurídica -que creaba un marco legal catalán-, que suspendió el Tribunal Constitucional.

EL DELEGADO DE LA GENERALITAT EN MADRID ESTUDIA DENUNCIAR SU CESE

Por su parte, el ex delegado de la Generalitat en Madrid, Ferran Mascarell, ha explicado este sábado que estudia denunciar ante la justicia su cese este viernes por parte del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en aplicación del artículo 155 de la Constitución.

"En algún momento u otro alguna denuncia se podrá producir porque yo me considero lesionado en mis derechos", ha explicado en una entrevista en Rac1 recogida por Europa Press.

Mascarell ha explicado que "no hay ningún argumento" que le pueda convencer de que alguien le pueda echar de su trabajo y ha asegurado que solo lo pueden hacer las personas que le nombraron para el cargo.

"Que yo sepa no he incumplido nada. No he participado en ninguna votación. No he dejado de cumplir nada. No se cual puede ser la motivación del cese", ha insistido el también exconseller del Govern.

Mientras tanto, la Fiscalía General del Estado ultima su querella por un delito de rebelión contra los artífices de la declaración de independencia aprobada por el Parlament, una acción penal que afectará al menos a los miembros del Govern y a los de la Mesa del Parlament que permitieron la votación.