El Govern pedirá declarar en bloque ante el Tribunal Superior por la querella

Mas desvelará este martes su hoja de ruta tras el 9N

Junqueras espera que Mas dé un paso adelante y convoque elecciones

nacional

| 25.11.2014 - 08:26 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

Todos los consellers del gobierno catalán pedirán declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSC) si este organismo admite a trámite la querella, y abre la correspondiente instrucción, de la Fiscalía en contra del president Artur Mas y las conselleres Joana Ortega e Irene Rigau.

Así lo ha informado el conseller de Presidencia y portavoz del Govern, Francesc Homs, en la conferencia de prensa posterior a la reunión del ejecutivo catalán, en la que ha dejado claro que "el Govern se considera corresponsable y solidario de todas las decisiones que se han tomado por el 9N", el proceso participativo que fue suspendido por el Tribunal Constitucional.

La querella que la Fiscalía presentó el pasado viernes ante el TSJC va dirigida al presidente de la Generalitat, Artur Mas, a la vicepresidenta y consellera de Gobernación, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau, al considerarlos como los principales organizadores del 9N, suspendido por el Constitucional.

Pero, según ha dicho Homs, el Govern entero se siente "corresponsable" del 9N y, en consecuencia, ha tomado hoy la decisión de que, en el proceso judicial, "la defensa de los querellados -Mas, Ortega y Rigau- pida que todo el Govern se persone y declare ante el TSJC".

La sala civil y penal del TSJC designó ayer al magistrado José Francisco Valls como ponente de la querella de la Fiscalía contra el presidente de la Generalitat y las conselleres Joana Ortega e Irene Rigau.

De acuerdo con el turno ordinario de reparto, la sala civil y penal del TSJC designó a los tres magistrados que tendrán que decidir si admiten a trámite la querella de la Fiscalía, que serán el presidente del TSJC, Miguel Ángel Gimeno, ya que es preceptivo que esté en todas las salas de admisiones, así como los magistrados José Francisco Valls -que será ponente- y Enric Anglada.

Una vez que ha quedado configurada la sala de admisiones, no se establece ningún plazo para resolver sobre la admisión a trámite de la querella, en la que la Fiscalía acusa a Mas, Ortega y Rigau de los delitos de desobediencia grave, prevaricación, malversación de fondos públicos y usurpación de atribuciones judiciales.

De la terna de magistrados de la sala civil y penal que integran la sala de admisiones, se ha nombrado como ponente a José Francisco Valls, en un sorteo a dos entre él y Enric Anglada, ya que Gimeno ha quedado excluido porque no puede instruir causas, al ser presidente del TSJC.

MAS DESVELARÁ ESTE MARTES SU HOJA DE RUTA TRAS EL 9N

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, desvelará este martes su hoja de ruta tras el "proceso participativo" del 9 de noviembre, después de que en las últimas semanas haya hecho un llamamiento al soberanismo para hacer posible la "consulta definitiva" sobre la independencia de Cataluña, con el interrogante de si anunciará elecciones anticipadas.Bajo el título de 'Después del 9N: Tiempo de decidir, tiempo de sumar', Mas expondrá, a partir de las 19.30 horas, en el auditorio del Fórum de Barcelona, su plan tras la votación del 9N, una vez concluida la ronda de contactos que mantuvo con los partidos favorables al derecho a decidir, incluido el PSC, y tras la querella de la Fiscalía contra su persona, la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega, y la consellera de Enseñanza, Irene Rigau.

El presidente catalán ya avanzó que el fin que perseguía con la ronda de contactos era sondear a los partidos sobre la posibilidad de un avance electoral y de concurrir bajo una lista conjunta soberanista, aunque también dejó claro que su objetivo era la "consulta definitiva" y no unas elecciones.

El líder de ERC, Oriol Junqueras, lleva semanas reclamando a Mas que convoque elecciones plebiscitarias lo antes posible, aunque CDC lo condiciona a que haya una lista unitaria soberanista, algo que los republicanos rehuyen de momento.

UDC, socio de federación de CDC, es igual de reticente a la lista conjunta y a la posibilidad de avanzar elecciones en Cataunya, y de hecho su líder, Josep Antoni Duran, marcó distancias al presentar este domingo la plataforma Construïm como espacio de debate transversal porque "más allá de la independencia también hay vida".

Desde ICV, instan a Mas a que prime la consulta sobre el futuro de Cataluña como "única salida" al considerar que unas elecciones plebiscitarias no resuelven el conflicto.Desde la CUP quieren articular una candidatura alternativa de izquierda e independentista para afrontar un eventual anticipo electoral que pretende que se convierta en unas "elecciones constituyentes".

JUNQUERAS Y LA ANC

Al igual que Mas, Junqueras también planteará su hoja de ruta el martes 2 de diciembre en el Palau de Congressos de Catalunya con la conferencia 'Llamada a un nuevo país: la República catalana'. Poco antes, el sábado 29 de noviembre, se manifestará la ANC en un acto en el auditorio de la Fira de Cornellà (Barcelona), en el que presentarán la 'Declaración de Noviembre', una toma de posición ante la posible convocatoria de elecciones plebiscitarias, "tras semanas de debate interno" de las asambleas territoriales, sectoriales y exteriores.