El Gobierno Vasco y el PP tienen ya un acuerdo marco presupuestario

PNV: El PP juega una partida en Euskadi para aprobar el presupuesto estatal

Alonso: Urkullu escoge la moderación del PP frente al populismo y radicalidad

nacional

| 15.03.2017 - 13:50 h

La Encuesta de Telemadrid

¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
¿Podemos permitirnos mas tiempo sin Gobierno?
Si
63.3%
No
36.7%

El Gobierno Vasco y el PP tienen cerrado ya un "acuerdo marco" para poder aprobar los presupuestos de la comunidad autónoma para este ejercicio. El consejero de Hacienda y Economía del Gobierno Vasco, Pedro Azpiazu, ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para dar a conocer este "acuerdo" cerrado después de que el consejero analizara ayer con el lehendakari, Iñigo Urkullu, la última ronda de contactos con los partidos vascos.

El Gobierno de Vitoria necesitaba que al menos un partido se abstuviera en las votaciones del proyecto, ya que la coalición PNV-PSE/EE se queda a un voto de poder sacarlo adelante en solitario.

El proyecto de presupuestos de la comunidad autónoma para este año asciende a 11.059 millones de euros, el 1,2 por ciento más que el del pasado ejercicio.

Azpiazu ha explicado que a partir de este acuerdo marco cerrado en la tarde de ayer, el Ejecutivo y el PP se pondrán a trabajar "desde hoy" para concretar "los aspectos más técnicos" del mismo, la forma en la que se plasmará la aportación de los populares al proyecto a través de enmiendas. Ha avanzado que las partidas que se moverán en el proyecto podrían ascender a un montante global de unos 25 millones de euros y ha augurado que el trabajo para el cierre de los detalles se logrará con "relativa comodidad".

El consejero ha agradecido "sinceramente" la disposición mostrada por el PP a "colaborar" desde un primer momento para que este presupuesto saliera adelante, algo que ha dicho es una "prioridad para el Gobierno y para Euskadi". A preguntas de los periodistas, se ha referido a las afirmaciones de ayer de la portavoz de EH Bildu en el Parlamento Vasco, Maddalen Irarte, en las que mostró su sospecha de que las conversaciones sobre los presupuestos vascos han tenido una "mesa paralela" en Madrid. Azpiazu ha asegurado que los procesos relacionados con los presupuestos vascos y generales del Estado son "independientes", por lo que "no ha habido mesas paralelas ni vinculaciones de un proceso con el otro".

Ha añadido que puede considerarse una "hipótesis" que este acuerdo pueda facilitar otro en torno a los presupuestos del Gobierno de Mariano Rajoy, aunque ha insistido en que los actores en esas conversaciones son diferentes: en Euskadi, el Gobierno Vasco y el PP vasco, y en Madrid, el Gobierno central y el PNV.

El consejero se ha referido a EH Bildu, grupo sobre el que ha dicho que "no ha aportado ninguna propuesta concreta" para la negociación y que lo que conoce el Gobierno Vasco es a través de las informaciones de los medios de comunicación. "No ha habido elementos para poder explorar un acuerdo y, a priori, sus exigencias podrían haber condicionado la aprobación del presupuesto en los plazos establecidos para este ejercicio", ha añadido.

Azpiazu ha considerado que, además, para la coalición abertzale la negociación presupuestaria "no es algo que termine en la aprobación de una ley" de presupuestos, sino "la antesala de otros escenarios en los que la enmarcan" de acuerdos más globales y sobre otras cuestiones. En este sentido, ha recalcado que EH Bildu "ha dejado abierto el camino para poder llegar a acuerdos en otras materias", lo que el Gobierno "agradece y tendrá en cuenta".

Sobre el otro partido de la oposición, Elkarrekin Podemos, Azpiazu ha reiterado que las "líneas rojas" que planteó, como poder aprobar en el Parlamento recargos fiscales y aumentar la Renta de Garantía de Ingresos un 15 %, no podían ser asumidas por el Gobierno.Por último, ha afirmado que el acuerdo logrado con el PP no tiene por qué impedir que se aborde un debate sobre reforma de la fiscalidad, si así lo considera finalmente el Gobierno Vasco.

PNV: EL PP JUEGA UNA PARTIDA EN EUSKADI PARA APROBAR EL PRESUPUESTO ESTATAL

El portavoz parlamentario del PNV, Joseba Egibar, ha opinado que el PP está "jugando una partida" y que la "inversión" más "barata" que puede hacer es facilitar al Gobierno Vasco sus cuentas para lograr su "objetivo superior" que es sacar adelante los presupuestos del Estado.

Así se ha expresado Egibar tras ser preguntado por las bases de entendimiento "innegables" que el Gobierno Vasco de coalición PNV-PSE ha reconocido que existen con el PP en materia presupuestaria, y que han criticado los otros dos partidos de la oposición, EH Bildu y Podemos.

Egibar ha insistido en que el PP está "jugando una partida" y que su "fin superior" está en los presupuestos del Estado. Por ello ha hecho una "inversión política" en Euskadi, "de pasar de ser quinta fuerza parlamentaria a estar en el centro de la pista, y hablando de tú a tú con el PNV", ha añadido. "Eso es dividendo político que no precisa de una partida concreta cifrada en euros", ha matizado Egibar, quien entiende que esto ya supone en sí una "inversión" aún "en el supuesto, nada improbable, de que el PNV vote no a las cuentas del Estado".

ALONSO: URKULLU ESCOGE LA MODERACIÓN DEL PP FRENTE AL POPULISMO Y RADICALIDAD

El presidente del PP de Euskadi, Alfonso Alonso, ha valorado que el Gobierno Vasco haya optado por la "moderación y sensatez" del PP para negociar los presupuestos de Euskadi de este año, en detrimento del "populismo y radicalidad" que, en su opinión, representan EH Bildu y Elkarrekin Podemos. Alonso ha comparecido hoy ante los medios de comunicación para informar del "acuerdo marco" que su partido ha alcanzado con el Ejecutivo vasco de coalición PNV-PSE para negociar las cuentas "en exclusiva", algo que permitirá a los populares "inclinar la balanza y ser decisivos y útiles".

Ha explicado que PNV, PSE y PP son partidos "muy diferentes" pero comparten una "vocación institucional" y ha deseado que los Presupuestos Generales del Estado (PGE) salgan adelante en la "misma clave", es decir, a través de un acuerdo entre las fuerzas "moderadas" para hacer frente a "la amenaza del populismo".

Ha recalcado en cualquier caso que el PP "en absoluto" ha vinculado las negociaciones sobre ambas cuentas y que en ningún momento se ha hablado de "cambio de cromos". Además, ha añadido, en el Congreso la negociación es "más compleja" porque el apoyo del PNV no sería suficiente para que el Ejecutivo de Mariano Rajoy saque adelante su proyecto presupuestario.