El Gobierno ultima la aprobación de los hispabonos para su emisión inmediata

Podrían aprobarse en el Consejo de Ministros de este viernes

Permitirán a las Comunidades financiarse en los mercados a través del Estado con un menor coste

nacional

| 29.05.2012 - Actualizado: 20:14 h
REDACCIÓN

El Ministerio de Economía está ultimando los detalles para la puesta en marcha de los llamados hispabonos, que podrían aprobarse en el Consejo de Ministros de este viernes y que permitirán a las comunidades autónomas financiarse en los mercados a través del Estado con un menor coste. Así lo han confirmado fuentes gubernamentales, que han explicado que la emisión de hispabonos sería inmediata, para que las autonomías más necesitadas de liquidez puedan hacer frente a los vencimientos de deuda más próximos.

El Ejecutivo calcula que esas necesidades de liquidez superan los 15.000 millones de euros hasta final de año.

De acuerdo con las mismas fuentes, Economía ultima el funcionamiento de este mecanismo de financiación sin descartar la creación de una agencia específicamente dedicada a la emisión de hispabonos.

Esta opción implicaría que la nueva entidad tendría que recibir la calificación de las agencias evaluadoras del riesgo crediticio, lo que supone una desventaja frente a la opción de que sea el propio Tesoro Público el que se encargue de esas emisiones, en cuyo caso tendrían la misma calificación que España.

Las condiciones que se exigirán a las comunidades autónomas que quieran acogerse a este modelo de financiación las está concretando el Ministerio de Hacienda, si bien se da por descontada una disciplina fiscal absoluta.

En este sentido, la secretaria de Estado de Presupuestos, Marta Fernández Currás, ha recordado hoy que la ley de Estabilidad Presupuestaria ya prevé que los mecanismos extraordinarios de liquidez vengan acompañados de medidas de ajuste, información y rendición de cuentas adicionales.

La mayoría de las comunidades autónomas ven con buenos ojos la puesta en marcha de los hispabonos y así lo han manifestado en numerosas ocasiones al Gobierno.

Algunas como la Comunidad Valenciana ven en este mecanismo la tabla de salvación para una situación acuciante que le ha llevado a pagar en mayo una rentabilidad de hasta el 7 % por bonos a seis meses, más de dos puntos por encima de lo que paga Grecia por sus "bonos basura".

También Cataluña, la comunidad con un mayor endeudamiento -equivalente a más del 20 % de su PIB- ofrecía a comienzos de este mes el 4,5 % por el bono a un año, casi un punto y medio por encima de lo que está pagando el Tesoro Público por sus emisiones al mismo plazo.