Los sindicatos de la Función Pública plantan a Beteta por las medidas anunciadas por Rajoy

(archivo)

nacional

| 11.07.2012 - 07:45 h
REDACCIÓN

Los sindicatos CCOO, UGT, CSIF, ELA y CIG se han levantado de la mesa general en la que el secretario de Estado de Administraciones Públicas, Antonio Beteta, iba a explicar las medidas que ha anunciado esta mañana el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, en el Congreso de los Diputados. Entre las medidas anunciadas hoy y que afectan a los empleados públicos, figuran la supresión de la paga extra de Navidad.

La reunión ha estado marcada por la presencia de alrededor de doscientas personas que se han concentrado en las puertas del Ministerio de Hacienda para mostrar su desacuerdo con las medidas anunciadas hoy y que afectan a los empleados públicos.

El secretario general de la Federación de Servicios Públicos (FSP) de UGT, Julio Lacuerda, ha señalado en la puerta del Ministerio y ante la presencia de numerosos manifestantes que los sindicatos se han levantado de la mesa por entender que se trataba de una "farsa", al presentarles unas medidas que ya habían sido adoptadas. Lacuerda ha destacado que constituye una falta de respeto hacia los empleados públicos y ha animado a que el viernes se manifiesten en las puertas de los centros de trabajo de los servicios públicos.

Por su parte, el secretario general de la Federación de Servicios a la Ciudadanía (FSC) de CCOO, Enrique Fossoul, ha indicado que el Gobierno no sólo ha desarticulado el Estado de bienestar, sino que está desmontando el Estado.

Además, ha acusado al Ejecutivo de actuar de forma autoritaria y de tratar a los sindicatos como si fueran objetos, al no consultarles sobre nada. En su opinión, esta es la actitud "antidemocrática" del PP, que engaña "con mayúsculas" y ningunea a los representantes de los trabajadores. Fossoul ha incidido en que las medidas de recorte no responden al interés general, sino al de la patronal y la banca.

Asimismo, fuentes del sindicato de funcionarios CSIF han afirmado que convocarán paros parciales en julio y agosto, y que estudian la posibilidad de una huelga en septiembre.

A la reunión sólo han asistido finalmente los representantes de la Función Pública de las comunidades autónomas y de la Administración General del Estado.

El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas había convocado esta tarde a los sindicatos de la Función Pública (CC.OO., UGT y CSI-F) para explicarles las nuevas medidas anunciadas en el Congreso por el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy para el colectivo de empleados públicos, entre las que se encuentra la eliminación de la segunda paga extraordinaria, el ajuste legal del número de liberados sindicales y la reducción de dias de libre disposición (los denominados "moscosos").

Según cálculos recogidos en algunos medios, la eliminación de esta paga ahorraría unos 4.000 millones de euros. De sufrir este recorte, los empleados públicos volverían a ver reducidos sus salarios después de que el Ejecutivo anterior procediera a realizar una rebaja lineal sobre el sueldo de los empleados públicos.