CC.OO avisa de que si no hay acuerdo en pensiones antes del lunes habrá "confrontación"

El Gobierno se muestra dispuesto a rebajar la cifra de 41 años para poder jubilarse a los 65 años

El acuerdo mantendría la jubilación a los 65 años más allá de 2027, siempre que el trabajador tenga 38 años cotizados

nacional

| 26.01.2011 - 11:10 h

VTR: Enrique López

El secretario confederal de Comunicación de CC.OO., Fernando Lezcano, ha asegurado que la enmienda transaccionada entre PSOE y CiU introducida ayer en el informe del Pacto de Toledo, que contempla un retraso flexible de la edad de jubilación, abre la puerta al acuerdo en materia de pensiones.

Sin embargo, lo ha condicionado a que antes del viernes el Gobierno rebaje de 40 años el periodo de cotización exigido para jubilarse a los 65 años y cobrar el cien por cien de la pensión.

"Si el Gobierno acepta (esta rebaja) estaremos casi con toda probabilidad hablando de un acuerdo", según Lezcano quien no quiso concretar cual es la edad que los sindicatos creen adecuada y afirmó que "está en manos del Gobierno propiciar el pacto" en materia de pensiones como primer paso hacia un acuerdo global.

En rueda de prensa en el marco de la reunión de los secretarios generales de las federaciones de CC.OO., Lezcano señaló que el dictamen del Pacto de Toledo abre la posibilidad a una "horquilla" de edades de jubilación según los años cotizados.

"Estamos trabajando para ver los distintos escenarios de jubilación posibles con sus correspondientes periodos de cotización para tener derecho al cien por cien de la pensión. Esa es la fórmula", concretó.

En este sentido, recordó que "el problema ha sido desde el principio, no que haya colectivos que se jubilen a los 67 años, sino que se pretendiese generalizar y hacer obligatorio este límite. Así, CC.OO. interpreta la enmienda como una "reconsideración" y una "ruptura" con la postura inicial del Gobierno y un acercamiento a los planteamientos de los sindicatos.

Ahora bien, suavizado este escollo, CC.OO. entiende que para que se produzca un acuerdo antes del próximo viernes, día en que el Gobierno aprobará el anteproyecto de Ley de Pensiones, deben quedar despejadas "cuestiones esenciales" como el periodo máximo de cotización para el cálculo de la pensión máxima.

Así, si la vicepresidenta económica, Elena Salgado, aseguraba horas antes que el Gobierno está dispuesto a "flexibilizar" y rebajar su propuesta inicial de cotizar 41 años para poder jubilarse a los 65 años con el cien por cien de la pensión, CC.OO. ha dicho que "en el entorno de 40 años no habrá acuerdo". "Tiene que bajar", concretó Lezcano.

Además, CC.OO. quiere que el viernes esté por escrito que los colectivos con trabajos más penosos puedan jubilarse antes y que se amplíen estos colectivos con vistas a una ulterior concreción durante el trámite parlamentario.

En este punto, Lezcano dijo que ya se ha avanzado en estas materias, por lo que previsiblemente no supondrán un obstáculo, no así en el debate de las medidas para mejorar los ingresos por el sistema propuestas por el Gobierno, que se desarrolla con "dificultad".

El portavoz de CC.OO. también indicó que los sindicatos quieren ampliar el periodo de entrada en vigor de todas estas medidas más allá de 2027, fecha marcada por el Ejecutivo.

Otro punto de fricción son los coeficientes reductores en las jubilaciones anticipadas. Lezcano afirmó que se mantendrá esta penalización, pero no quiso aclarar si estos coeficientes se ampliarán para desincentivar esta fórmula de salida del mercado laboral.

SI NO HAY ACUERDO HABRA "CONFRONTACION"

De producirse este acuerdo de mínimos, el sindicato está dispuesto a proseguir las negociaciones a través de los Grupos Parlamentarios para introducir "mejoras y ajustes" en el sistema de pensiones, pero dejó claro que si no lo hay habrá "confrontación".

Así pues, Lezcano recordó que los sindicatos han convocado para el próximo 1 de febrero a sus órganos ejecutivos para que, de ser necesario, decidan "la estrategia de confrontación" a seguir.

Preguntado por si se plantea una huelga general, el portavoz de CC.OO. dijo que "no se descarta ninguna medida". "Si hay acuerdo habrá absoluta responsabilidad respecto a defenderlo y si no, tendremos la misma responsabilidad para defender los intereses en una línea de la contestación", sentenció.

Por su parte, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, ha asegurado que el Gobierno está dispuesto a "flexibilizar" y rebajar su propuesta inicial de cotizar 41 años para poder jubilarse a los 65 años con el cien por cien de la pensión porque quiere aproximarse a los sindicatos y porque ese no es el único elemento de la propuesta del Ejecutivo.

"Hemos propuesto inicialmente 41 años y estamos negociando con los sindicatos, tratando de aproximarnos, y como no es el único elemento de la propuesta, el Gobierno está dispuesto a flexibilizar esa cifra de 41 años y dispuesto, por tanto, a bajarla", ha dicho Salgado, que ha insistido en que lo que el Ejecutivo plantea es incrementar la edad de jubilación a los 67 años, pero con flexibilidad.

La vicepresidenta ha dejado claro que la reforma de pensiones que se aprobará el viernes en el Consejo de Ministros contendrá los elementos "fundamentales y nucleares" de la propuesta del Gobierno. No obstante, Salgado ha recordado que será un proyecto de ley y, por tanto, admitirá "pequeños ajustes" en la tramitación parlamentaria.

La ministra de Economía y Hacienda ha reiterado que es posible el acuerdo, si bien ha precisado que "no le importa tanto" cuándo pueda firmarse éste.

"¿Es optimista entonces sobre un posible acuerdo?", se le ha preguntado. "Yo prefiero ser prudente", ha zanjado la responsable de Economía y Hacienda.