El Gobierno reprocha a Puig que quiera utilizar a los Mossos "a su antojo"

Santamaría: "Este Gobierno sabe que tiene que cumplir y hacer cumplir la Constitución"

SPC: Los Mossos están al servicio de la ley, no al capricho de los políticos

nacional

| 19.10.2012 - 18:31 h
REDACCIÓN

El Gobierno ha reprochado hoy al conseller catalán de Interior, Felip Puig, que pretenda utilizar "a su antojo" a los Mossos después de que reivindicase la lealtad de la policía autonómica, que, en caso de conflicto, estaría "al servicio de la Generalitat". Las palabras de Puig el pasado miércoles en una intervención en un congreso del Sindicato de Mandos de Mossos d'Esquadra (SICME) han suscitado numerosas reacciones, todas ellas contrarias a la opinión expresada por el conseller.

Puig pidió respeto por la legalidad y subrayó que, en este contexto, "podrá haber momentos en que haya gente que quiera contraponer una legalidad jurídica a una legalidad democrática". En esta tesitura, dijo, los Mossos "estarán al servicio del país y de sus instituciones", en referencia a Cataluña.

El propio Sindicato de Policías de Catalunya (SPC) pedia hoy a los partidos que dejen a los Mossos d'Esquadra "al margen de cualquier debate político" y ha recordado que el cuerpo estará siempre al servicio de la ley, no al "capricho" de uno u otro gobernante.

El portavoz del SPC, David Miquel, se refería así a las declaraciones de ayer en las que el conseller de Interior, Felip Puig, reivindicó la lealtad de la policía catalana y afirmó que, en caso de conflicto, los Mossos estarían "al servicio de la Generalitat". El portavoz sindical ha subrayado que, en caso de conflicto, los Mossos d'Esquadra harán "lo que marca la ley" porque la policía está al servicio de la misma, "y no al capricho de uno u otro político".

ESTRATEGIA DE PROVOCACIÓN

Dos días después, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha pedido al conseller que no haga confrontación política y le ha recordado que nadie puede utilizar las Fuerzas de Seguridad "a su antojo". "Si hay una estrategia de provocación, este Gobierno sabe que tiene que cumplir y hacer cumplir la Constitución", ha dicho Sáenz de Santamaría en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La vicepresidenta ha advertido a Puig de que él tiene que cumplir con sus obligaciones y debe diferenciar entre lo hace como miembro del Gobierno y como miembro de determinado partido.

También el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha censurado las declaraciones y ha sostenido que todas las policías "tienen los mismos deberes y obligaciones legales, jurídicas y constitucionales". "Y cuando digo la Policía, quiero decir evidentemente todas las policías, tengan naturaleza militar como la Guardia Civil o naturaleza civil como la Policía Nacional o las policías autonómicas, sean de Cataluña, del País Vasco o de donde sea", ha añadido Fernández Díaz.

Desde Cataluña, la presidenta del Partido Popular Catalán, Alicia Sánchez-Camacho, ha exigido la comparecencia inmediata de Puig en el Parlament y que la Cámara repruebe sus manifestaciones, que demuestran, a su juicio, "la utilización partidista y electoral de los servidores públicos, de los Mossos d'Esquadra, al servicio de CiU y del Govern".

En esta línea, ya ayer el candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro se mostró "escandalizado" por el "uso partidista" que tanto el PP como CiU han hecho de las fuerzas y cuerpos de seguridad.

SINDICATOS POLICIALES

Tampoco han dejado indiferentes las palabras de la máxima autoridad de la seguridad en Cataluña a los principales sindicatos policiales y asociaciones de la Guardia Civil, que coinciden en que, pese a la intención expresada por Puig, los mossos actuarán cumpliendo la ley. "A nosotros no nos cabe duda de que los Mossos van a actuar cumpliendo la Constitución y el Estatuto de Cataluña y, por tanto, no habrá ningún tipo de conflicto", ha defendido el portavoz del Sindicato Unificado de Policía (SUP), José María Benito, quien ha precisado que si lo hubiera, "existen mecanismos suficientes para que el Estado asuma las funciones que no quiera asumir la Generalitat".

También se ha mostrado convencido de que la policía autonómica catalana estará siempre al servicio de la ley y "no al capricho" de uno u otro gobernante el Sindicato de Policías de Catalunya (SPC).

El portavoz de la Asociación Unificada de la Guardia Civil, Juan Antonio Delgado, ha calificado de "desconsideradas y excesivas" las declaraciones de Puig, a quien ha recordado que los Mossos "no son una policía política".