El Gobierno recurre la declaración de secesión ante el Constitucional

Rajoy: "Cuando se prescinde de la ley se renuncia a la democracia"

La Abogada del Estado presenta el recurso contra la resolución soberanista

El Gobierno quiere que la suspensión del Constitucional se notifique con "apercibimiento" a un total de 21 cargos

nacional

| 11.11.2015 - 10:01 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, advirtió de que la resolución independentista aprobada por el Parlamento de Cataluña "está quebrando la democracia" en España, porque "liquida la Constitución", recoge expresamente que "va a pasar por encima" de la legalidad vigente y plantea incumplir las resoluciones del Tribunal Constitucional (TC).

Rajoy se expresó así de tajante en la rueda de prensa que ofreció en el Palacio de la Moncloa tras el Consejo de Ministros extraordinario que aprobó el recurso de inconstitucionalidad contra la declaración secesionista aprobada el lunes por el Parlamento de Cataluña y que fue registrado por la abogada general del Estado, Marta Silva, pasados apenas tres minutos de las 12.00 horas.

"Está quebrando la democracia una resolución que liquida la Constitución española, que hemos aprobado una gran mayoría de españoles, donde se fijan nuestras normas de convivencia", advirtió Rajoy, para criticar que, además, la resolución "dice expresamente que no se va a respetar la legalidad vigente y se va a pasar por encima".

Igualmente, el jefe del Ejecutivo avisó de que el texto aprobado por el Parlamento catalán recoge que "lo que diga el Tribunal Constitucional no hay que hacerle caso ni cumplirlo" y que el Gobierno de la Generalitat sólo tiene que "obedecer" al Parlamento de Cataluña.

"Es algo absolutamente fuera de lugar, se está quebrando todo, se está proponiendo liquidar la unidad de una nación con cincos siglos de historia, la soberanía nacional, y privar a los españoles de toda España y a muchísimos españoles de Cataluña a decidir lo que es su país", manifestó.

En este sentido, Rajoy aseguró que la resolución presentada y aprobada por Junts pel Sí y la CUP es "un desafío en toda regla a la ley, al Estado de Derecho, a la democracia y a los derechos fundamentales de los ciudadanos".

Igualmente, apeló a los sentimientos del conjunto de los españoles. "Es comprensible la indignación, el hartazgo y el cansancio de tantos millones y millones de españoles a los que se habla de sentimiento, pero luego se está jugando y agrediendo sus propios sentimientos", alegó.

NOTIFICACIÓN A LOS RESPONSABLES

Rajoy avanzó, además, que el Ejecutivo ha reclamado al Tribunal Constitucional "notificar" expresamente a la presidenta del Parlamento de Cataluña, Carmen Forcadell, al presidente en funciones de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas, y a los consejeros en funciones y los miembros de la Mesa del Parlamento la decisión del Tribunal Constitucional.

Explicó que el Gobierno ha pedido que "se suspenda la resolución" y que "las decisiones que se adopten sean notificadas de forma personal a quienes tienen la responsabilidad de aplicarlas", y reconoció su deseo de que la presentación del recurso sea "el último paso" que tenga que dar el Gobierno y que "hubiera una rectificación".

"Me gustaría no tener que plantear ningún recurso más ni tener que tomar ninguna otra decisión", afirmó, para agregar que como presidente del Gobierno no va "a tolerar que unos señores liquiden las normas de convivencia".

Sin embargo, Rajoy evitó detallar cuáles podrían ser los siguientes pasos que el Ejecutivo podría adoptar si en Cataluña se incumplen las decisiones del Constitucional, una vez que el recurso sea suspendido tras su admisión a trámite.

EL REY ESTÁ INFORMADO

El jefe del Ejecutivo compareció ante los periodistas, en presencia de la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, para argumentar que el recurso presentado ante el Constitucional "no es juicio de valor ni la opinión del Gobierno", sino "el criterio del máximo órgano consultivo del Estado" y "la esencia de nuestra democracia".

Criticó, a este respecto, que "algunos, arrogándose un poder constituyente que no les corresponde", pretendan asumir una soberanía nacional que, incidió, corresponde a todo el pueblo español y "no se puede dividir ni fragmentar".

Rajoy manifestó, además, que el rey Felipe VI está "absolutamente informado de todo lo que está ocurriendo" y está "siguiendo lo que está sucediendo en Cataluña". "Le explico las decisiones que vamos a tomar", subrayó tras despachar ayer con él.

"El Rey está informado y está siguiendo este asunto, que es importante y nos preocupa a todos, al Gobierno, a las fuerzas políticas, a los agentes sociales y a la inmensa mayoría de los españoles", dijo, para subrayar que cuenta con el respaldo de las principales fuerzas políticas tras reunirse este martes con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez.

EL SÁBADO EN BARCELONA

El presidente del Gobierno confirmó que este mismo sábado estará en Barcelona en un acto de partido. Será en la presentación de los números uno a las elecciones generales. "Siempre que hablo en público, hablo a todas las personas que quieran escucharme en cualquier lugar de España", aseguró, para subrayar seguidamente que se va a dirigir a "todos los catalanes".

Preguntado por si tras las elecciones generales del 20 de diciembre buscará una solución política a la situación en Cataluña, petición que le realizó Sánchez ayer, Rajoy insistió en que está "dispuesto a hablar de todo lo que se quiera salvo de la igualdad nacional y del principio de legalidad".

En este sentido, reivindicó su gestión estos años al oponerse a un pacto fiscal que, aseguró, suponía que le "impusieran un modelo de financiación contrario a la igualdad de los españoles" y a la celebración de un referéndum el 9 de noviembre del año pasado que "liquidaba el derecho de los españoles a decidir sobre su país".