El Gobierno recurre al Constitucional la reforma exprés del Parlamento catalán

La admisión a trámite por el Tribunal Constitucional supondría la paralización de la reforma reglamentaria

Rajoy: "No habrá ningún referéndum el 1 de octubre" porque es ilegal

nacional

| 28.07.2017 - Actualizado: 18:37 h

Agencias

El Gobierno ha acordado hoy presentar un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma del reglamento del Parlamento catalán, aprobada esta semana y que permite aprobar en un solo día, mediante el trámite de lectura única, las llamadas leyes de desconexión. Así lo ha anunciado en rueda de prensa el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, tras el Consejo de Ministros que ha analizado el informe del Consejo de Estado que avala el recurso de inconstitucionalidad por entender que el nuevo reglamento de la Cámara catalana vulnera el derecho de participación política en condiciones de igualdad reconocido en el artículo 23.2 de la Constitución.

La admisión a trámite por parte del Tribunal Constitucional supondría la paralización de la reforma reglamentaria, que permite aprobar en un solo día, mediante el trámite de lectura única, las llamadas leyes de desconexión.

RAJOY: "NO HABRÁ NINGÚN REFERÉNDUM EL 1 DE OCTUBRE" PORQUE ES ILEGAL

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado este viernes la interposición de un recurso ante el Tribunal Constitucional contra la reforma del reglamento del Parlamento catalán que permitiría aprobar por la vía urgente y sin debate las leyes de ruptura con España. Además, ha advertido de que "no habrá ningún referéndum el 1 de octubre" porque el alto tribunal ha dejado claro que es ilegal.

Rajoy ha hecho este anuncio en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, el último antes de las vacaciones de verano y ha dejado claro que "la única intención de esa reforma del reglamento del Parlament "es aprobar por trámite de urgencia y sin las más elementales garantías democráticas las leyes con las que pretenden liquidar la soberanía nacional, la Constitución y el Estatuto de Autonomía".

Así, ha recalcado que, tal como ha dicho el Consejo de Estado, con esa reforma "se puede estar vulnerando el derecho de participación política de la minoría parlamentaria" en las condiciones de igualdad que recoge la Constitución.

Presentando el recurso, ha dicho, el Gobierno "cumple con su obligación de velar por la legalidad" pero también está "defendiendo a las instituciones autonómicas catalanas y a sus funcionarios, que no pueden ser utilizadas al servicio de una actuación abiertamente contraria a Derecho".

Rajoy ha remarcado que la sociedad catalana es "muy plural y de carácter muy moderado" y "necesita que se les proteja del proceso radical y divisivo que se intenta imponer a las bravas".

Dicho esto, ha subrayado que el 1 de octubre "no habrá ningún referéndum" porque el Tribunal Constitucional "ha dicho claramente que es inconstitucional y por tanto ilegal" y porque va "directamente en contra de la arquitectura institucional" que ha dado a Cataluña el mayor autogobierno de su historia.

"El Gobierno de España mantiene la determinación de defender la ley, con la serenidad y la mesura que brindan los elementos del Estado de Derecho", ha apostillado.

Aunque ha insistido en que él siempre ha estado dispuesto "a dialogar de la mejor manera en beneficio de todos", ha recalcado que lo que "nadie puede pretender" es que negocie la ruptura de la Constitución, que no es patrimonio suyo, ni del Gobierno, sino del conjunto de los españoles.