El Gobierno reconsiderará la política de presos si ETA se disuelve

Reclaman el fin de la dispersión de los presos de ETA para "asentar" la paz

Ministro Interior (Archivo)

nacional

| 21.09.2014 - 10:53 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, asegura que si ETA se disolviera, se podría "reconsiderar" la política de dispersión de los presos etarras y sostiene que la banda terrorista está "agónica", pero "no muerta ni enterrada".

"Si ETA se disolviera, esa política de dispersión la podríamos reconsiderar con carácter general, porque se habría eliminado la causa que la motiva. Ojalá todos decidieran acogerse a las vías de la reinserción! ETA es el mayor enemigo de los presos para acabar con la política de dispersión", ha dicho Fernández Díaz, en una entrevista que publica este domingo El País, recogida por Europa Press.

En este sentido, ha señalado que "ETA son sus presos, cuyo control se disputa con la izquierda abertzale, y muy poquito más". "Y solo les queda su aparato político, dedicado sobre todo a conseguir que sus reclusos sean aproximados al País Vasco o liberados", ha remachado.

Dicho esto, el titular de la cartera de Interior ha recordado que "antes se hablaba del empate infinito, de que no podía haber ni vencedores ni vencidos", al tiempo que ha añadido que "el Estado democrático ha ganado y ETA está vencida" y que el Estado continuará "hasta terminar el trabajo".

"En esta legislatura han sido detenidas más de 100 personas relacionadas con ETA. Se han desarrollado operaciones muy potentes que han contribuido a que se halle en el estado agónico en el que está", ha zanjado el jefe del Departamento de Interior.

RECLAMAN EL FIN DE LA DISPERSION DE LOS PRESOS PARA ASENTAR LA PAZ

Varios miles de personas han secundado el acto organizado por la red ciudadana Sare en Bilbao, con el objetivo de reclamar el fin de la dispersión de los presos de ETA como paso "fundamental" para "asentar" la paz.

El acto, de más de una hora de duración, se ha celebrado en el pabellón Bilbao Arena, que se ha llenado salvo la parte que tapaba el escenario y ha transcurrido sin incidentes y con el único grito de "Euskal presoak, etxera" (presos vascos a casa).

Ningún político ni líder social ha sido protagonista salvo por su participación en un vídeo en el que veinte personas de distintos ámbitos han reclamado el fin de la dispersión al considerarlo contrario a la ley vigente y los tratados internacionales, y un "castigo añadido" para los familiares.

Entre las personas que han aparecido en el vídeo se encontraban el exconsejero de Justicia del Gobierno Vasco y promotor del acto, Joseba Azkarraga; el exlehendakari Juan José Ibarretxe; la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, y el exidirigente de ETA Eugenio Etxebeste.