El Gobierno rechaza agravios comparativos por el acuerdo con el PNV

Méndez de Vigo dice que hay una "garantía de inversión" en todas las Autonomías buscando la "solidaridad interterritorial"

"Es un paso hacia adelante aportando estabilidad, certidumbre, seguridad y confianza"

nacional

| 05.05.2017 - 18:05 h
REDACCIÓN

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Iñigo Méndez de Vigo, ha rechazado este viernes un "agravio comparativo" con otras comunidades tras el acuerdo presupuestario cerrado con el PNV, que incluye una rebaja del cupo vasco y la devolución al País Vasco de 1.400 millones en cinco años. Según ha añadido, las cuentas públicas de 2017 recogen 5.386 millones más de inversiones para las autonomías --salvo para el País Vasco por estar sujeto al concierto económico-- que buscan garantizar la "solidaridad interterritorial".

Así se ha pronunciado en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, al ser preguntado por las quejas de algunas autonomías por ese pacto con el PNV, que ven como una forma de discriminación. De hecho, algunos presidentes como el 'popular' Alberto Núñez Feijóo o la socialista Susana Díaz han coincidido en exigir al Gobierno que explique con "transparencia" y "claridad" en qué consiste ese acuerdo con los nacionalistas vascos.

"SON LOS PRESUPUESTOS DE LA COHESION TERRITORIAL"

"No hay agravio comparativo alguno. Y lo que hay es una garantía que da el Gobierno de inversión en todas las comunidades autónomas", ha manifestado el portavoz del Ejecutivo, para agregar que esa actualización del cupo "faltaba" y ahora "complementa" los Presupuestos, que son "ajustados" y "positivos". "Son los Presupuestos de la cohesión territorial", ha apostillado.

Es más, Méndez de Vigo ha indicado que son unos Presupuestos en los que "todos deben saber" que hay una "garantía de inversión buscando la solidaridad interterritorial" y ha expresado la voluntad del Gobierno de buscar un acuerdo en materia de financiación autonómica, para la que ya se ha constituido un comité de expertos.

El ministro ha defendido ese acuerdo con el PNV para acabar con las "discrepancias" sobre la liquidación del cupo vasco y ha explicado que hoy el Consejo de Ministros ha nombrado a los seis miembros que formarán parte de una comisión (otros seis los nombrará el Gobierno vasco) para llegar a un acuerdo en los próximos meses en esta materia. "El acuerdo era necesario porque llevábamos varios años de retraso", ha insistido.

SIN DIALOGO, "LA LEGISLATURA NO TENDRIA CONTINUIDAD"

El portavoz del Gobierno ha agradecido el apoyo que Cs, PNV, CC, UPN y Foro Asturias han dado al PP para rechazar las siete enmiendas a la totalidad presentadas al proyecto de Presupuestos y ha recordado que, tras los resultados de las generales, el objetivo de la legislatura era resolver los problemas de los ciudadanos a través del diálogo y el acuerdo. "Sin practicar este principio, la legislatura no tendría continuidad", ha avisado.

"Este rechazo a las enmiendas de totalidad de los Presupuestos es un positivo punto de inflexión que decanta ésta hacia el acuerdo político y la colaboración pluripartidista", ha afirmado, para señalar después que la "responsabilidad" política debe "empujar a todos en la defensa de los intereses generales".

Méndez de Vigo ha asegurado que el hecho de que el Gobierno haya pasado el primer trámite en el Congreso para aprobar los PGE tiene un "significado político evidente" porque se está ante un "nuevo ciclo político, económico y social" y la posibilidad de sacar las cuentas públicas es "una expresa manifestación de ese nuevo ciclo".

El ministro ha saludado que hay grupos parlamentarios que hayan entendido que debían actuar con responsabilidad permitiendo que se tramiten los PGE y con ello "gana la estabilidad y los partidarios de una legislatura productiva". "Hay grupos que están por una legislatura productiva y no infértil, por la estabilidad política y no la zozobra institucional, y por construir en vez de bloquear", ha aseverado.

UN ANTECEDENTE PARA OTROS ACUERDOS

Es más, Méndez de Vigo ha resaltado que este acuerdo para superar este primer trámite de los PGE es un "antecedente positivo para los grandes acuerdos" que el Gobierno se ha marcado esta legislatura, como los siete pactos de Estado. A su entender, permite "ensayar nuevas mayorías" en el futuro.

"Es un paso hacia adelante aportando estabilidad, certidumbre, seguridad y confianza, que debilita los fantasmas de la inestabilidad, la incertidumbre, la inseguridad o la desconfianza", ha apostillado, para añadir que los acuerdos logrados en materia PGE con CC o con PNV deja claro "cuáles son las ventajas del pacto" y contribuye a vencer "inercias" o "barreras infranqueables".