El Gobierno recalca su firme voluntad de agotar la legislatura

Rajoy dice que España pierde el tiempo por tener un Gobierno en el descuento

nacional

| 18.07.2011 - 17:23 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
80.4%
No
19.6%

El clamor por un adelanto electoral crece. Uno de los aliados del gobierno, el diario EL PAIS, pide hoy al presidente que anuncie ya un calendario de elecciones anticipadas. En un duro editorial bajo el titulo 'Final de ciclo', el periodico afirma que si Zapatero quiere rendir un ultimo homenaje a España debe marcharse cuanto antes.

Una petición que el ministro de Presidencia, Ramón Jáuregui, ha desestimado. Jáuregui reiteró hoy la "firme voluntad" del Gobierno de agotar la legislatura, y alertó de que en este momento "no habría nada más inestable y perjudicial para la solvencia y la credibilidad de España, que una convocatoria anticipada de elecciones".

En unas declaraciones colgadas en la página web del Gobierno, Jáuregui respondía así al debate abierto nuevamente sobre la conveniencia o no de agotar la legislatura.

Para defender esa posición, el ministro esgrime tres razones principales. En primer lugar, que el Gobierno está "al 100% de rendimiento en la defensa de los intereses de España".

Como ejemplo de ello, señala que el presidente, José Luis Rodríguez Zapatero, se ha reunido este lunes con la vicepresidenta de Asuntos Económicos y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, y su equipo económico para preparar la cumbre europea extraordinaria del próximo jueves, y los próximos Consejos de Ministros.

"Estamos viviendo unas semanas muy importantes y muy graves para la confianza del euro y para la salida de la crisis, y nuestro Gobierno está participando activamente en las soluciones a esta crisis", asegura.

La segunda razón es que "a este Gobierno le quedan cosas importantes por hacer", como culminar la reforma del sistema financiero, sacar adelante más de 25 leyes que se están tramitando en el Parlamento, o aprobar los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año.

Como tercer argumento para agotar la legislatura, recuerda que el Gobierno "ha gozado de mayorías parlamentarias desde el primer día y nunca las ha perdido", como demostró en el último Debate sobre el Estado de la Nación.

Por su parte, la directora de la campaña electoral del PSOE, Elena Valenciano, ha asegurado hoy que "no hay ninguna razón que aconseje" en este momento adelantar los comicios generales previstos para marzo, y ha argumentado que unas elecciones anticipadas podrían aumentar la inestabilidad financiera en la UE.

"Introducir incertidumbre política en una situación de clarísima incertidumbre financiera no ayuda ni a los intereses de España ni de la UE", ha agregado, para apostillar a continuación: "Abrir un periodo de incertidumbre política no es ni mucho menos la mejor contribución que podemos hacer a la estabilidad financiera de Europa".

Valenciano se ha expresado en estos términos en rueda de prensa, después de que se haya reunido en la sede madrileña de Ferraz el comité electoral del PSOE, presidido por su candidato, Alfredo Pérez Rubalcaba.

"Tenemos capacidad constitucional de hacerlo y los apoyos parlamentarios suficientes para hacerlo", ha zanjado Valenciano sobre la hipótesis de agotar la legislatura hasta marzo, e incluso ha sido tajante al señalar que "es más cierto mantener el rumbo de la legislatura que interrumpirlo".

Ha recordado en este punto que en Portugal ya ha habido elecciones, que "parecía que iban a ser la purga de Benito", pero que no han servido para aliviar la situación financiera.

El presidente del Congreso, José Bono, también se ha referido al editorial de "El País" y ha sido para mantener que ese diario "no representa a España", a quien sí representa en cambio Zapatero, que está "más cualificado para juzgar los intereses de los españoles que el periódico de Prisa".

"Zapatero debe hacer lo que tiene que hacer", ha certificado.

El ministro de Industria, Miguel Sebastián, preguntado por este asunto en la toma de posición del nuevo presidente de la Comisión Nacional de la Energía, Alberto Lafuente, ha eludido pronunciarse con el siguiente argumento: "No suelo comentar editoriales y mucho menos los del 18 de julio".

RAJOY TIENE UN GOBIERNO EN EL DESCUENTO

Por su parte, el líder del PP, Mariano Rajoy, ha afirmado hoy que España pierde el tiempo estos meses al no haber adelanto electoral y al tener un Gobierno "en periodo de descuento" que "complica las cosas más de lo que están".

Rajoy ha hecho estas afirmaciones durante su intervención ante los presidentes de las Diputaciones provinciales que logró el partido que dirige en las pasadas elecciones del 22 de mayo.

A falta de tres días para que se reúnan los jefes de Estado y de Gobierno de los países de la zona euro para abordar la situación de Grecia, el líder de los populares ha demandado que de la reunión salgan "certidumbres" y "decisiones claras y entendibles".

Pero también ha pedido al "provisional y en funciones" Gobierno español que "haga los deberes", puesto que "si hay problemas fuera, serán mucho mayores los que haya aquí" si no se completan las reformas, se reduce el déficit y se detiene el aumento de la deuda.

Rajoy ha dicho lo que piensa "con meridiana claridad" sobre "lo que está pasando en España", ha continuado, porque "no tiene sentido no hacerlo" y porque "estamos perdiendo el tiempo", pues el Gobierno central "no esta en condiciones de generar confianza, que es lo que necesita España".

Ha recordado que el déficit público en España es "descomunal" y que le sale "mucho más caro" financiarse que a la mayoría de países europeos por la crisis "que hay fuera", pero también por la "desconfianza que genera la economía española".

"Es prioritario generar confianza" y "con este gobierno y en esta situación no es posible", ha reiterado Rajoy, quien ha insistido en que ha de advertir de esta situación porque es su "obligación".

No obstante, ha querido enviar un mensaje a los ciudadanos, y es que "esto tiene arreglo" porque "el problema no es España ni los españoles", sino que lo que necesita es un Gobierno "con gente competente" que "se instale en la realidad" y tenga una idea "clara de lo que quiere hacer".

Por ello, ha exigido "determinación y coraje" para llevar adelante las medidas necesarias y ha asegurado que, "en cuanto cambien las cosas y el presidente del Gobierno se decida a pedirle su opinión a los españoles, las cosas van a ir a mejor y estaremos donde nos corresponde": Entre los mejores, ha enfatizado.

"Nosotros en esta situación de dificultad y en este momento de crisis queremos decirle a los españoles que de aquí se puede salir y que se va a salir, pero hay que cambiar gobiernos, comportamientos, formas de actuar y, desde luego, políticas", ha alegado.

Mientras, desde la CEOE, el presidente de la CEOE, Juan Rosell, sobre un adelanto electoral, preguntó al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero si está preparado y se siente fuerte" para hacer las reformas "urgentes e imprescindibles que son casi agobiantes" y le pidió que en caso contrario "deje paso a unas elecciones".

"¿Se siente el Ejecutivo suficientemente fuerte y respaldado?. Si es así que las haga", apostilló.

Al respecto, indicó que "es hora de pactar" y de "correr riesgos", aunque "no sea nada fácil y cueste muchísimos sacrificios", ya que alertó de que "puede que haya que pagar durante algún tiempo más impuestos y tener menos servicios".

"Así es la vida y la vida no es fácil", dijo.

Rosell subrayó que un aumento de los impuestos en España "en algún momento excepcional" o "hacer alguna deducción" en el marco de un plan conjunto "lo entenderíamos todos", ya que los gastos se han disparado y "de algún sitio habrá que sacar" el dinero.

Advirtió de que el camino de la deuda española "lleva al abismo" y abogó por una "relajación" de las bonificaciones de algún impuesto ante el momento de gravísima crisis y un "monstruoso" déficit público.

Para el presidente de la patronal la sociedad española está inmersa en una situación "de cierta complacencia, acomodada y algo sedada" por lo que hay que abordar los problemas de frente ya que es preferible equivocarse a no hacer nada.