Rajoy propone el cese de Puigdemont y de todo su gobierno

Quiere celebrar elecciones en Cataluña en cuanto se recupere la normalidad

Pide "que no se vayan más empresas ni depósitos, esto se arreglará"

El Gobierno asume el control de los Mossos, la gestión económica y supervisará TV3

nacional

| 21.10.2017 - 12:58 h

EFE

El Gobierno propondrá al Senado cesar al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, y a todos los consellers, en aplicación del artículo 155 de la Constitución para restaurar el orden constitucional y el Estatut.

Rajoy ha comparecido en el Palacio de la Moncloa después del Consejo de Ministros extraordinario que ha aprobado las medidas que, al amparo del artículo 155 de la Constitución, se aplicarán para restaurar el orden constitucional en Cataluña.

Según ha explicado, el ejercicio de dichas funciones se encargará a los órganos y autoridades que cree o designe el Gobierno, aunque la idea es que las competencias las asuman los ministros.

"TODO SE ARREGLARÁ"

El presidente del Gobierno ha enviado hoy un mensaje de tranquilidad a los catalanes en un momento "difícil" y "complicado" pero que entre "todos juntos" se logrará superar: "todo se arreglará, sin más daño para nadie".

Así ha pedido hoy "que no se vayan más empresas, ni depósitos" porque "esto se arreglará y sin más daño para nadie. Podemos estar tranquilos".

Ha abogado por trabajar "con normalidad" y recuperar la "concordia" y la "buena convivencia" entre todos los catalanes.

Tras dejar claro que su propuesta es cesar a los políticos que han puesto el autogobierno "fuera de la ley" y no acabar con el propio autogobierno, el presidente del Gobierno ha insistido en que estas medidas tratan de recuperar la legalidad y la convivencia de los catalanes, no solamente de los independentistas.

Ha añadido que el Gobierno va a trabajar porque todos los catalanes, independientemente de lo que piensen y opinen, "puedan volver a sentirse unidos y partícipes de un proyecto compartido de futuro, en Europa y en el mundo".

Y ese proyecto, ha dicho, "se llama desde hace muchos siglos, España".

Mariano Rajoy ha señalado también que su único temor tras decidir que se aplique el artículo 155 en Cataluña es no cumplir con sus obligaciones, que las tiene claras, entre ellas cumplir con la ley.

"Mi único temor como presidente del Gobierno español es no cumplir con mi obligación", ha subrayado y ha recalcado que no hay ningún país del mundo democrático y civilizado en el que se haya vivido una situación como el "inaceptable" órdago secesionista de Cataluña.

"Lo que me he encontrado enfrente no lo había visto en los muchos años que llevo en la vida política", ha incidido, y ha apuntado que él no eligió a su interlocutor, "lo eligieron otros".

"Esto no es propio del mundo en el que vivimos", ha lamentado, y ha hecho hincapié en que los demás, en alusión a los dirigentes de la Generalitat, no han cumplido sus obligaciones, han ignorado la ley y se han saltado la Constitución y el Estatut.