El Gobierno prepara una moratoria para "los desahucios de familias vulnerables"

Rajoy acelera su propuesta antidesahucios tras un nuevo suicidio

Rubalcaba envía una carta al presidente de la CECA y de la AEB reclamándoles que suspendan los desahucios

nacional

| 09.11.2012 - 17:17 h
REDACCIÓN

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes que espera poder anunciar este lunes nuevas medidas en relación a la política sobre los desahucios, como "la paralización temporal" de los que afectan a las familias más vulnerables.

Durante un mitin en Lleida en su primera intervención en la campaña electoral catalana, ha explicado que este viernes por la mañana se han mantenido contactos con el PSOE para poner solución a un tema "muy difícil, con muchas complicaciones".

"Estamos viendo cosas que a nadie nos gustaría ver, cosas terribles, inhumanas", ha reconocido el presidente del Gobierno, después de que este viernes por la mañana una mujer se haya suicidado cuando iba a ser desahuciada en Barakaldo.

Rajoy ha confiado también en que se revisen los umbrales de exclusión "para aplicar mejor el código de buenas prácticas", de forma que los colectivos con más dificultades económicas puedan renegociar la deuda y permanecer en la vivenda.

"Es un tema difícil. Espero que pronto podamos darle buenas noticias al conjunto de los españoles", ha continuado el presidente, que ha emplazado a afrontar el debate con toda la seriedad, pero también con toda la humanidad.

ULTIMA UNA PROPUESTA

El Gobierno ultima una propuesta de periodo de carencia para evitar desahucios entre los colectivos más vulnerables, después de que se haya producido un contacto "urgente e inmediato" entre los ministerios de Presidencia y Economía tras tirarse por la ventana una mujer que iba a ser desahuciada en Barakaldo.

Fuentes gubernamentales han explicado a Europa Press que esta propuesta será llevada el lunes a la reunión que mantendrán los expertos del Gobierno y los del PSOE dentro del equipo de trabajo creado para solucionar este problema social.

Este miércoles, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la 'número dos' del PSOE, Elena Valenciano, mantuvieron un encuentro en el que acordaron pactar "cuanto antes" una reforma legal contra los desahucios.

El objetivo es "resolver las situaciones de especial vulnerabilidad", con atención preferente a las familias con niños o mayores a su cargo.

Rubalcaba envía una carta al presidente de la CECA y de la AEB reclamándoles que suspendan los desahucios

Por su parte, el secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha enviado una carta a los presidentes de la Confederación Española de Cajas de Ahorros (CECA), Isidro Fainé, y de la Asociación Española de Banca, Miguel Martín, reclamándoles que bancos y cajas suspendan los desahucios, según informaron a Europa Press fuentes socialistas.

Además, en la misiva, el líder del primer partido de la oposición ha aprovechado también para pedir una reunión con ellos en los próximos días para tratar una problemática sobre la que el PSOE y el Gobierno ya están trabajando para tratar de buscar medidas que frenen la escalada de desahucios que se están registrando en los últimos tiempos.

Su 'número dos', Elena Valenciano, también se ha manifestado en este mismo sentido este viernes en su perfil de 'Twitter' pidiendo al Gobierno y a los bancos detener "todos los desahucios" de vivienda

única hasta que se ponga en marcha una nueva ley para el sector.

"Le pedimos al Gobierno y a los bancos que, hasta que tengamos nueva ley, detengan todos los desahucios de vivienda única", ha escrito Valenciano el mismo día en que se ha conocido un nuevo suicidio de una mujer en la localidad vizcaína de Barakaldo cuando la comisión judicial iba a proceder al desahucio de su vivienda.

También este viernes Valenciano ha hablado con la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, con la voluntad de acelerar "al máximo" los trabajos sobre los desahucios que se iniciaron el pasado miércoles con el almuerzo de trabajo que ambas compartieron, en el que acordaron pactar "cuanto antes" una reforma legal" contra este drama social.