El Gobierno pide "seriedad" en el debate sobre las pensiones, evitando "pujas y sobrepujas"

Méndez Vigo: Esta es "una situación que debemos conocer todos y buscar remedios en el futuro"

Rerclama "tratar seriamente el problema teniendo en cuenta la sostenibilidad del sistema"

nacional

| 02.03.2018 - Actualizado: 16:52 h

Redacción Agencias

El Gobierno de Mariano Rajoy criticó este viernes las "falsas esperanzas" y las "sobrepujas" que está lanzando la oposición en materia de pensiones, cuando reclama un incremento de las prestaciones de los jubilados conforme al aumento anual de los precios, y reclamó "tratar seriamente" este asunto en el debate monográfico que se celebrará en el Congreso a mediados de marzo.

El portavoz del Gobierno y ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, lanzó este mensaje después de que el presidente del Ejecutivo, Mariano Rajoy, anunciara ayer que piensa comparecer a petición propia en el Parlamento para abordar el problema de futuro de las pensiones con el resto de los partidos políticos.

Méndez de Vigo confió en que ese Pleno del Congreso sirva para que cada partido exponga sus "posiciones en un tema tan importante como este" a la vista del incremento anual del gasto en pensiones. Recordó que en 2011, antes de que Rajoy llegara a La Moncloa, el coste público de las pensiones era de 114.000 millones de euros y ahora son 139.000, lo que supone 25.000 millones añadidos en seis años.

Destacó que el número de pensionistas ha crecido en 700.000 personas en el mismo periodo de tiempo, al pasar de 8,9 millones de jubilados en 2011 a 9,6 millones en la actualidad.

Además, subrayó que la pensión media ha pasado de 776 euros mensuales a 1.077, lo que eleva aún más la partida presupuestaria hasta suponer "el 40%" de las cuentas públicas del Estado, que se traducen en "3.700 millones anuales de incremento".

Por todo ello, Méndez de Vigo pidió "evitar falsas esperanzas" a la ciudadanía sobre el futuro de las pensiones y rechazó "ir a sobrepujas" entre los partidos políticos que plantean "soluciones que parecen gustar pero al mismo tiempo, cuando se traduzcan en las cuentas del Estado, eso crea un problema".

El portavoz del Gobierno manifestó que esta es "una situación que debemos conocer todos y buscar remedios en el futuro" y por ello reclamó "tratar seriamente el problema teniendo en cuenta la sostenibilidad del sistema".