Puigdemont: "A todo un pueblo movilizado no le podrán hacer ni cosquillas"

El Gobierno le pide que concrete cuándo va a ir al Congreso a dialogar

nacional

| 10.06.2017 - 12:56 h
REDACCIÓN

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, ha defendido hoy la fortaleza de la ciudadanía para sacar adelante el proceso soberanista y ha advertido de que, mientras a los políticos los pueden inhabilitar, "a todo un pueblo movilizado no le podrán hacer ni cosquillas".

Puigdemont se ha pronunciado así en su intervención en Lloret de Mar, en el marco del Consejo Nacional del PDeCAT un día después de anunciar que el 1 de octubre se llevará a cabo el referéndum independentista.

El dirigente catalán ha insistido en que a los políticos les pueden "inhabilitar, suspender, amenazar y querellar", pero "a la gente se le tiene que tener mucho respeto".

"Con este proceso se acaba el momento del protagonismo principal de la política y llega el de la ciudadanía", ha añadido Carles Puigdemont, que ha pedido a los contrarios al referéndum, que tengan "la honestidad de mirar a los ojos al pueblo de Cataluña y que se atrevan a decirle que no tiene derecho a decidir su futuro".

Para Puigdemont, el clima en el que hasta ahora se ha gestado todo el proceso sufre un cambio con el anuncio de la fecha y pregunta de la consulta, porque ahora "quien tiene el mando son los 7,5 millones de catalanes", que, el 1 de octubre, apretarán "el botón" para decidir "libremente" qué país quieren.

El presidente de la Generalitat ha retado a los opositores, sin citar directamente al Gobierno de España, a convencer al pueblo de que "una docena de magistrados del Tribunal Constitucional saben más que 7,5 millones de catalanes lo que les conviene".

Por último, Carles Puigdemont ha criticado en todo este tiempo "indignidades, como la venganza ruin y mezquina que el Estado está organizando para hacer daño a las personas y familias de Joana Ortega, Irene Rigau, Francesc Homs y Artur Mas", inhabilitados por su participación en la organización de la consulta del 9N.

EL GOBIERNO INSISTE EN QUE VAYA AL CONCIERTO

Por su parte, el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha recordado al presidente de la Generalitat de Cataluña, Carles Puigdemont, que sigue en pie "la invitación" para que explique en el Congreso de los Diputados sus pretensiones y le ha pedido que concrete la fecha para poder organizarlo.

En declaraciones a los periodistas, antes de participar en un acto del Partido Popular de Palencia, Méndez de Vigo ha lamentado la sucesión de anuncios sobre el "referéndum de autodeterminación" en Cataluña y ha insistido en que el Gobierno tiene una posición "meridianamente clara" al respecto.

Tanto, que ha vuelto a repetir que "ese referéndum de autodeterminación" no tendrá lugar. También ha recordado que el Gobierno tiene "la mano tendida" a todo el que quiera dialogar "sin fecha de caducidad", dentro de la ley y allí donde reside la soberanía nacional, que es el Congreso de los Diputados.

"Si la pretensión de los secesionistas es realizar un referéndum de autodeterminación, solo se puede hacer dentro de la ley y eso implicaría modificar la Constitución", ha reiterado Méndez de Vigo.

Por eso, ha recordado que el Gobierno ha invitado al presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a que acuda al Congreso para exponer "sus pretensiones" y escuchar democráticamente al resto de grupos políticos.

Ha insistido en que esa "invitación" sigue en pie, porque el Gobierno considera que es "lo correcto y razonable", y le ha pedido a Puigdemont que les informe de cuándo la va a aceptar para poder organizarla.

Con todo, el portavoz del Gobierno ha enviado un mensaje de tranquilidad a los catalanes y ha asegurado que no se van a tolerar actos ilegales en Cataluña porque los derechos de los españoles son iguales en todo el territorio nacional, y también en Cataluña.

"Y por tanto las ilegalidades, los actos contrarios a la Constitución, no van a suceder", ha concluido.

CIUDADANOS CONVENCIDO DE QUE LA CONSULTA NO SE VA A CELEBRAR

El vicesecretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, ha asegurado, sobre el referéndum catalán que esta consulta no representa "nada nuevo" y está seguro de que "no se va a celebrar".

"Este Gobierno de la Generalitat que no tiene salida y que va directo a pegarse contra el muro democracia y libertades hace estas escenificaciones que no llevan a ninguna parte", ha dicho.

La consulta tan solo conduce, según Villegas, a reforzar la "parálisis" en la que han instalado "los independentistas" a Cataluña desde hace más de cinco años.

Es un "callejón sin salida" y una "escenificación y puesta en escena" de los partidarios del referéndum "para intentar salvar la cara" pero en realidad la "única salida son unas elecciones autonómicas".

Y ha dicho que, si el Gobierno impide "con normalidad" que se produzca esta consulta "porque es ilegal" se demostrará que también se pudo impedir la del 9 de noviembre de 2014, por la que el entonces presidente de la Generalitat, Artur Mas, y el exconseller de Presidencia Francesc Homs fueron inhabilitados por desobediencia al Tribunal Constitucional.

Por su parte, el Gobierno anunció que recurrirá todo lo que "pase del anuncio a los hechos" en el camino de la celebración de un referéndum sobre la independencia de Cataluña.