El PNV anuncia un acuerdo con el Gobierno para los Presupuestos de 2017

Acuerdan rebajar el Cupo en 500 millones, que la "Y vasca" esté operativa en 2023

El Gobierno pagará a Euskadi 1.400 millones por atrasos del Cupo desde 2007

Rajoy: "Es un buen Presupuesto que espero que podamos aprobar y ponernos a trabajar en el de 2018"

El portavoz del PNV en el Congreso de los Diputados, Aitor Esteban

nacional

| 03.05.2017 - 13:15 h

El Gobierno y el PNV han alcanzado un acuerdo presupuestario para que la formación vasca apoye los Presupuestos Generales del Estado de 2017, pero que, según explicó hoy el portavoz del Grupo Vasco, Aitor Esteban, pero avisa de que no les compromete con el Presupuesto de 2018. El pacto incluye, además de una rebaja de más de 500 millones en el Cupo, un "cronograma" de inversiones en la "Y vasca" ferroviaria para que esté operativa en 2023 y conectada con Francia en 2025, así como otros asuntos relativos a competitividad de las empresas, entre ellas, bajar la factura eléctrica. Según ha reconocido Esteban, para lograr este acuerdo han intervenido también el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y el presidente del PNV, Andoni Ortuzar. Pero ha dejado claro que en las negociaciones no han abordado nada referido a los Presupuestos de 2018 con el Gobierno, ni el techo de gasto, ni el déficit.

No obstante, ha explicado que si les llaman acudirán y que "ya se verá" si el acuerdo actual "puede ayudar a un compromiso de futuro o no". En cualquier caso, considera que hablar de ese asunto ahora es "adentrarse en adivinanzas" y que para hablar del próximo ejercicio se tendrá en cuenta si se va cumpliendo lo que se ha pactado para este.

"Somos gente seria, cuando llegamos a un acuerdo lo cumplimos, estamos seguros de que la otra parte lo va a hacer", ha recalcado a pesar de que se le ocurren "algunas sorpresitas, algunas bombitas" en forma de enmiendas parciales al Presupuesto, pero que no va a presentar porque "hay que ser serios en la vida".

El portavoz del Grupo Vasco, que ha calificado de "bueno" el acuerdo, asegurando que "no va contra nadie" y que "no perjudica a nadie", ha precisado que él no llamaría "idilio" con el Gobierno la nueva situación, sino "saber hacer política y distinguir los momentos". Y ha añadido que ya se verá "cómo van evolucionando las cosas".

Al ser preguntado por los periodistas sobre el momento actual en el que el PP se ha visto envuelto en multitud de casos de corrupción, Aitor Esteban ha admitido que "no es agradable negociar en estas condiciones", pero ha cuestionado cuál es la alternativa a no pactar para que haya presupuestos y ha reclamado que se "hable claro" y se diga si lo que se quieren son elecciones.

CORRUPCION: "NO ES MUY AGRADABLE NEGOCIAR EN ESTAS CONDICIONES"

En su opinión, en política "hay que saber distinguir los momentos" y saber que una cosa es lo que está investigando la Justicia y otra "ver cuál es la situación del país en términos de crecimiento, empleo, ... y si hay alguna alternativa posible".

En este sentido, recordó que primero se propuso un Gobierno que "igual hubiera sido posible, pero que no se consiguió" en referencia a la fallida investidura de Pedro Sánchez y ahora, ha recordado, se ha producido un anuncio de una moción de censura, del que duda que sea "muy serio". Pero en cualquier caso, recordó que una moción de censura necesita de un programa de Gobierno y de un candidato y mostró su esperanza de que esta propuesta no acabe demostrando que "tampoco hay alternativa a este Gobierno", aunque ha admitido que "podría suceder" que lo demostrara.

Por ello, pregunta cuál es la alternativa y si ésta es ir a otras elecciones y volver a estar otro año sin Presupuesto. Algo que, ha recalcado, "tampoco se dice". Por ello, reclama "hablar claro" y admitir cuáles serían las consecuencias en términos de país de ir de nuevo a las urnas, teniendo en cuenta, además, según Aitor Esteban, que "quizás la ecuación electoral" saliente tampoco resolvería las cosas.

Por ello, ha defendido la postura del PNV en cuando a la negociación presupuestaria, dejando claro que han hecho una "lectura del momento político en términos presupuestarios" y precisando que con relación al tema de la corrupción su partido seguirá manteniendo las críticas.

"Y VASCA", COMPTETITIVDAD, SEGURIDAD, I+D+i

En cuanto al acuerdo logrado con el Gobierno para apoyar los Presupuestos, Aitor Esteban ha explicado a grandes rasgos y sin entrar en cifras, los asuntos que han formado parte del mismo. Así, ha explicado que el acuerdo sobre el Cupo se ha alcanzado porque era un asunto sobre el que se llevaba negociando varios meses y se ha "acelerado" con la negociación presupuestaria. En este sentido, ha dicho que "no era sencillo" porque no se hace "al buen tuntún", sino sobre una base de cifras y normas.

Ha relatado que las discrepancias provenían de 2007 y que con los años habían ido aumentando, pero finalmente ambas administraciones han alcanzado un "Cupo provisional" para 2017. "Hay una provisionalidad y ya veremos si se llega a un acuerdo futuro sobre el Cupo este año", ha recalcado admitiendo, eso sí, que las dos administraciones se han puesto de acuerdo a la hora de llevar la contabilidad presupuestaria este año.

Según explicó esta mañana el consejero de Hacienda vasco, el Cupo para 2017 ha quedado fijado en 1.300 millones de euros, pero a esta cantidad le hay que descontar las políticas activas de empleo, con lo que queda en 956 millones. Es decir, 540 millones menos que el fijado en el Presupuesto de 2016. Además, el Gobierno se compromete a pagar 1.400 millones por las discrepancias con el Cupo desde 2007, de los 1.600 millones que reclamaba el Gobierno vasco.

Tras este asunto, los otros ámbitos en los que se han centrado en la negociación con el Gobierno han sido la competitividad de las empresas con el fin de que estas puedan exportar más para lo que han acordado que la tarifa eléctrica vuelva a ser como antes y los "costes de la electricidad sean más competitivos para la industria". En su opinión, si la industria es más competitiva, crea más empleo y aumenta la recaudación.

A esto se añade el acuerdo sobre la continuidad de las obras de la "Y vasca" y un "cronograma completo" de inversiones con el compromiso de que ésta esté operativa en 2023 y finalizada la conexión con Francia en 2025; así como la entrada en las capitales vascas del tren de alta velocidad. Ha admitido que como el año está muy avanzado, en este ejercicio no se podrá adelantar mucho, pero sí retomar las obras que estaban paradas en todos los tramos. Ha destacado también el "comporomiso político" para llevar adelante las conexiones ferroviarias con los aeropuertos mediante plataformas.

En el acuerdo con el Gobierno se incluyen temas de I+D+i, como el capítulo dedicado al vehículo eléctrico o los gestores de cargas y ha destacado los pasos en el ámbito de la Seguridad, con avances en la mejor coordinación en la Junta de Seguridad y el desbloqueo en cuanto a información, participación y obtención de determinada información policial por parte de la Ertzaintza.

Aitor Esteban añade a estos asuntos una mejor coordinación entre las administraciones y ha puesto como ejemplo el control de las ayudas al empleo y las bonificaciones a la Seguridad Social. Pero no ha querido cuantificar los acuerdos alegando que esta tarde lo explicará el presidente del PNV en rueda de prensa. Eso sí, ha dejado claro que en esta negociación no se ha mezclado la política penitenciaria, que ha quedado excluida: "No hubiera beneficiado ni para el acuerdo presupuestario, ni para dar pasos en ese otro ámbito", ha recalcado.

RAJOY: ES UN BUEN PRESUPUESTO, ESPERO QUE PODAMOS APROBARLO Y ONERNOS A TRABAJAR EN EL 2018

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha puesto en valor el proyecto de Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017 que su Ejecutivo ha presentado en el Parlamento y ha dicho que esperan poder aprobarlo y ponerse "ya" a trabajar en las cuentas públicas de 2018. "Creo que es un buen Presupuesto, espero que podamos poder aprobarlo en esta Cámara y luego ya nos pondremos a trabajar en el próximo que es el del 2018", ha declarado Rajoy en los pasillos del Congreso, al término de la intervención del ministro Cristóbal Montoro en el debate de totalidad de los PGE.

El jefe del Ejecutivo ha afirmado que "lo importante" son los objetivos y ha recordado que él mismo dijo al principio de la legislatura que lo que iban a pretender "estos cuatro años" es "continuar con el crecimiento económico y el empleo", algo que, a su juicio, se está produciendo.

En este sentido, ha indicado que estos PGE "sirven para que haya más crecimiento económico" y, de hecho, ha subrayado que España es el país que "más crece" de Europa. Igualmente, ha recalcado que contribuyen a que "continúe el empleo" y ha añadido que, a la espera de ver los datos del mes de abril, van "por el buen camino".

Según Rajoy, ese crecimiento y ese aumento del empleo permiten un "aumento de la recaudación" y, por lo tanto, "dedicar más dinero a pensiones, sanidad y educación" que, ha dicho, son "los problemas que realmente interesan a la gente".

Al ser preguntado si el acuerdo alcanzando con el PNV sobre el cupo puede soliviantar a otras comunidades autónomas, Rajoy ha evitado hacer declaraciones sobre este extremo concreto y se ha limitado a decir que es un "buen" PGE que conlleva más crecimiento y empleo.

Los Gobiernos central y vasco han cerrado un acuerdo que resuelve sus discrepancias en torno al cálculo del Cupo entre los años 2007-2016, de forma que el Ejecutivo español devolverá al vasco 1.400 millones de euros. Además, se ha establecido un Cupo provisional para 2017 de 956 millones que será el base del próximo quinquenio.