El Gobierno nombra a José Manuel Maza, fiscal general del Estado

Tras el visto bueno del CGPJ y del Congreso

José Manuel Maza en un acto de la Universidad Nebrija (@Universidad Nebrija)

nacional

| 25.11.2016 - 14:58 h
REDACCIÓN

El Consejo de Ministros nombró este viernes a José Manuel Maza como nuevo fiscal general del Estado, después de que este magistrado haya recibido el visto bueno del Consejo General del Poder Judicial y compareciese esta semana en el Congreso, donde los diputados analizaron su trayectoria. La designación de Maza fue anunciada por el portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, en la rueda de prensa posterior a la reunión semanal del Ejecutivo.

La ratificación de este magistrado al frente de la Fiscalía se produjo después de que el Gabinete de Mariano Rajoy anunciara el pasado 11 de noviembre que le propondría para sustituir a Consuelo Madrigal al frente del Ministerio Público.

A partir de este momento, se inició el proceso que contempla el Estatuto de la Fiscalía para designar a su máximo responsable, que pasa por los trámites preceptivos, pero no vinculantes de que el CGPJ emita un informe y que el candidato se someta a un examen sin votación en el Congreso. Tras estos pasos, el Ejecutivo tiene vía libre para ratificar el nombramiento.

REPAROS DE PODEMOS AL TRÁMITE

A este respecto, el Pleno del CGPJ emitió su informe el pasado 17 de noviembre y estimó que Maza reúne los méritos y requisitos exigidos para ser nombrado fiscal general. El dictamen fue ratificado por la mayoría de los vocales del Consejo, aunque la vocal Concepción Sáez votó en contra.

Además, los vocales Roser Bach y Enrique Lucas formularán un voto particular concurrente al entender que el examen de los candidatos a encabezar la Fiscalía debería ser más profundo que examinar si cumple los criterios técnicos.

Al mismo tiempo, Maza compareció este miércoles en la Comisión de Justicia de los diputados, segundo trámite necesario para su nombramiento. Durante esta comparecencia, partidos como Podemos o ERC criticaron que el aval de la Cámara Baja al fiscal general no fuera sometido a votación entre los diputados.