El Gobierno no ve necesario reformar la Constitución para recuperar aspectos del Estatuto catalán

Zapatero y Montilla se reunirán en Moncloa el miércoles 21 a las 10.30 horas

"Si se plantea de nuevo una reforma de la Constitución la estudiaremos, pero eso requiere tiempo y consenso".

El Gobierno "explorará todas las vías" para recuperar los aspectos del Estatut anulados por el Constitucional

nacional

| 16.07.2010 - Actualizado: 21:10 h

Telemadrid/Agencias

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

La vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha afirmado que el Gobierno "no tiene prejuicios" sobre posibles reformas de la Constitución pero que no hace falta tocar la Carta Magna para recuperar los aspectos del 'Estatut' que, según el Tribunal Constitucional fueron anulados por razones de forma. Zapatero y Montilla se reunirán el miércoles 21 a las 10.30.

"Se pueden hacer otras reformas que no implican la reforma constitucional", dijo De la Vega en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, preguntada por la propuesta del presidente catalán, José Montilla, de cambiar en un futuro la Constitución para mejorar el encaje de Cataluña en España.

De la Vega recordó que el Gobierno ya planteó en la legislatura pasada una reforma constitucional que tuvo que abandonar por la falta de consenso del PP, de modo que, aunque apuntó que el Ejecutivo "no tiene prejuicios" al respecto, avisó de que una reforma constitucional requiere "tiempo y consenso" mayoritario sobre qué aspectos se quieren reformar.

"Si se plantea de nuevo una reforma de la Constitución la estudiaremos, pero eso requiere tiempo y consenso. Pero además de eso se pueden hacer otras cosas, si de verdad queremos reforzar el Estatut, recuperar del Estatuto que aprobamos todo lo recuperable según la sentencia", añadió la portavoz del Ejecutivo.

En todo caso, De la Vega no quiso caer en la "frivolidad" de comentar en detalle las peticiones del presidente catalán, que dijo no conocer en profundidad. De este modo, para conocer las posiciones tanto de Montilla como del presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, emplazó a esperar a la reunión que celebrarán ambos el próximo miércoles en el Palacio de la Moncloa, a las 10.30 de la mañana.

TIENE CABIDA "INCLUSO LO MAS SENSIBLE"

Según la vicepresidenta, el Gobierno va a "explorar todas las vías" para recuperar los aspectos del 'Estatut' que el Constitucional ha anulado por razones de forma más que de fondo, y está convencido de que "éstas y otras cuestiones" tienen cabida en el "ámbito político y jurídico" de la norma. En su opinión, "incluso las cuestiones más sensibles", en el sentido en que estaban formuladas en el Estatuto que salió de las Cortes, "tienen cabida" después de la sentencia del Constitucional.

A su juicio, aunque Gobierno y Generalitat discrepen sobre "aspectos concretos" o "argumentativos" de la sentencia, eso "no altera" el marco fundamental del Estatuto, en el que, a su juicio, "cabe toda la sensibilidad exigida legítimamente por el pueblo catalán". Así, opinó que ahora es el momento de hacer un "análisis serio y riguroso" para que el sentimiento de identidad y la reivindicación de autogobierno de Cataluña se concreten en "cuestiones determinadas" y se dijo convencida de que para éstas habrá "margen en la Constitución" y en el Estatuto.

De hecho, volvió a insistir en que el Constitucional avala "mayoritariamente" el texto --aunque al Gobierno le hubiese "gustado" que "todo" fuese constitucional-- y también todos los Estatutos "de segunda generación" que se han puesto en marcha.

DE LA VEGA CULPA DE LA FRUSTRACION AL PP

Además, De la Vega culpó al PP de la "legítima y respetable frustración" que se ha generado en Cataluña tras cuatro años de "confrontación" y de "agravios" en los que los 'populares' han estado diciendo que el 'Estatut' rompía España o generaba desigualdad entre los españoles. "Ha hecho mucho daño a la convivencia la irrepsonsabilidad total del PP", manifestó la vicepresidenta.

Ahora, dijo, al Gobierno le toca "gestionar con diálogo y entendimiento" las dificultades "derivadas de la mala gestión de otros, de la tensión que nunca debió haber". El problema de fondo, remachó la vicepresidenta, es que el PP "no cree en el Estado autonómico".