El Gobierno limita el sueldo a los directivos de empresas públicas

Implica una bajada media de entre el 25 y el 30% en sus retribuciones

Se suprimirán un centenar de consejeros del sector público empresarial al limitar su número

nacional

| 17.02.2012 - 13:37 h
REDACCIÓN

El Consejo de Ministros ha limitado a 105.000 euros anuales el sueldo base de directivos de grandes empresas públicas -al que se añadirá una variable por objetivos- y ha decidido suprimir al menos un centenar de consejeros, lo que supondrá un ahorro en dietas de un millón de euros. La portavoz del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha explicado en rueda de prensa que con este real decreto los directivos de empresas medianas cobrarán como máximo un sueldo básico de 80.000 euros al año y las de menor dimensión 55.000. El porcentaje medio de bajada estará entre un 25 y un 30 %, pero podrá llegar a 35 % en las empresas públicas más pequeñas.

La retribución será así "sensiblemente menor" que en la empresa privada, pero "razonable y suficiente" para el sector público, según el criterio del Gobierno.

Al sueldo base se añadirá un complemento de puesto además de una variable ligada al cumplimiento de los objetivos de la entidad, con un límite máximo que fijará el Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas y que todavía no ha sido determinado. "Por primera vez" esta variable estará estrictamente ligada al cumplimiento de dichos objetivos y por tanto "podrá perfectamente no ser cobrada", ha advertido la vicepresidenta del Gobierno. Con esta retribución variable se busca "primar que vengan los mejores a hacerlo de la manera mejor posible", ha dicho la portavoz.

"Hemos buscado un equilibrio para garantizar que las empresas estarán dirigidas por personas de la suficiente solvencia, pero siempre teniendo muy presente que las cantidades que se conocen hoy no pueden sostenerse para el sector público. Son tiempos de austeridad", ha recalcado la vicepresidenta.

LAS RETRIBUCIONES SERÁN PÚBLICAS

Para primar los criterios de transparencia, se establece la obligación de que todas las retribuciones se conozcan públicamente. Además, el sueldo final fijado incluirá retribuciones en especie, con lo que se acaba con la "práctica habitual" de añadir a los sueldos el pago de vivienda, manutención, seguros, etcétera.

Como ejemplos del resultado de estas medidas, Sáenz de Santamaría ha mencionado que dentro de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) la retribución fija es de 200.600 euros anuales, con lo que la bajada será del 27 %.

Dentro de esta estructura, el consejero delegado de Navantia cobrará un 28% menos, mientras que el de Hunosa bajará su retribución anual del 23%, ha ejemplificado la vicepresidenta.

Además, se suprimirán "al menos y de entrada" un centenar de consejeros del sector público empresarial, ya que se limita a quince el número de consejeros en grandes empresas públicas, a doce el de las medianas y a nueve el de las pequeñas.

Esto conllevará un ahorro de un millón de euros en dietas, ha explicado Sáenz de Santamaría, que sin embargo no ha podido especificar todavía el ahorro global de la bajada de sueldos públicos, ya que está pendiente del desarrollo del decreto.

Como ejemplo, ha recordado que Tragsa tiene en la actualidad veintidós consejeros, que quedan reducidos a quince.

Estas medidas surgen de un informe elaborado por un grupo de trabajo que dirige el Ministerio de la Presidencia y que está elevando al Consejo de Ministros sucesivas propuestas para el sector público, como el límite de indemnización de siete días por año para directivos que se incluyó en la reforma laboral.

En pocas semanas, según Sáenz de Santamaría, llevarán al Consejo otro informe para reducir el sector público empresarial a nivel estatal, en paralelo a los estudios autonómicos y locales con este mismo objetivo.

RTVE Y EFE COMPARTIRÁN SERVICIOS COMUNES PARA EVITAR DUPLICIDADES Y AHORRAR COSTES

Asimismo, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, aseguró que el Ejecutivo quiere acabar con las "duplicidades" que ahora existen entre RTVE y la Agencia Efe en determinadas áreas, y para ello trabaja ya en que ambas entidades tengan "ciertos servicios compartidos"."Hay que trabajar en sinergias y en economías de escala que se pueden aprovechar entre ambas, que pueden llevar a una eficiencia mayor y a una reducción de determinados costes que en ocasiones se duplican".

Sáenz aseguró que como RTVE y Efe dependen de la SEPI, este organismo "tiene una importante labor que hacer para analizar de qué manera ambas pueden interactuar mucho mejor, ser mucho más eficientes y ahorrarse costes en su funcionamiento". "Estamos trabajando", anunció la "número dos" del Gobierno, "y vamos a plantear la posiblidad de ciertos servicios compartidos y ciertas economías de escala que se producen y que hoy por hoy se desaprovechan. Aquí no estamos para desaprovechar lo más mínimo. Trabajaremos para buscar una mejor colaboración y coordinación de las dos".

Por otro lado, sobre la renovación del Consejo de RTVE, Sáenz de Santamaría dijo este viernes sobre este ente y otros públicos pendientes de cambios en su cúpula que PSOE y PP se han dado de plazo límite hasta junio, pero la voluntad es consensuar antes los nuevos nombres. "En RTVE hay que proceder a la renovación del Consejo y el nombramietno de su presidente", dijo Sáenz de Santamaría. "Tiene cosas importantes que hacer, entre otras la aprobación de las cuentas anuales, que hoy no se pueden aprobar, y llevar a cabo de una manera ordenada el acuerdo de no disponibilidad que afecta a toda la Administración". La vicepresidenta recordó que RTVE también tiene pendiente "una auditoría de costes" que ha anunciado el Ejecutivo y que va a hacer la SEPI.