Tráfico implantará la velocidad variable en autopistas y autovías este año | Telemadrid – Radio Televisión Madrid

Tráfico implantará la velocidad variable en autopistas y autovías este año

El nuevo reglamento de circulación reducirá de 100 a 90 km/h el límite en carreteras secundarias

En autopistas y autovías se prevé instalar paneles de velocidad variable

Su límite de velocidad máxima se fijará en función de la meteorología y otras condiciones de la vía

nacional

| 19.06.2012 - Actualizado: 14:24 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, anuncia que se prevé instalar paneles de velocidad variable en todas las autopistas y autovías españolas que fijen el límite de velocidad máxima en función de la meteorología y otras condiciones de la vía. En una entrevista de TV3 recogida por Europa Press, el ministro ha asegurado este martes que quieren aprobar el nuevo reglamento de circulación de vehículos a motor "en el segundo semestre del año", que contemplará que en las carreteras secundarias el límite máximo pase de 100 km/h a 90.

Jorge Fernández ha recordado que en estas vías se produce el 80 por ciento de la siniestralidad y que hay una "relación causa-efecto directa entre el límite de velocidad y la siniestralidad".

Ha puntualizado que quieren armonizar las velocidades con Europa pero no ha concretado si pondrán como límite máximo en autopistas y autovías a 130 kilómetros por hora, una medida que están estudiando.

Además de asegurar que pondrán paneles con la velocidad variable en las autopistas y autovías, que en Cataluña ya se está utilizando en los accesos a Barcelona, ha indicado que también podrían usar este sistema en vías secundarias.

Ha recordado que el Gobierno ha puesto en marcha una campaña contra el consumo de drogas al volante, con controles policiales, porque más del 19 por ciento de los conductores conducen bajo su influencia, lo que produce un efecto "terrorífico" en la siniestralidad.