Fátima Báñez: "Las partes troncales" de la reforma laboral no se cambiarán

Toxo y Méndez "no piensan parar" hasta que se produzca una modificación sustancial

El Gobierno dice que la huelga tiene un seguimiento inferior a la de 2010

Los sindicatos, UGT y CCOO, hablan de una participación de entre el 57 y el 97%

Normalidad en la mayoría de las empresas, según CEOE y CEPYME

El Gobierno: 58 detenidos y el transporte funciona por encima de los mínimos

nacional

| 29.03.2012 - 08:10 h
REDACCIÓN

La ministra de Empleo, Fátima Báñez, ha señalado este jueves que la jornada de huelga se está desarrollando con "absoluta normalidad" y ha destacado que se están "cumpliendo los servicios mínimos". Además, ha puesto como ejemplo el dato del consumo de energía eléctrica para asegurar que "la incidencia es menor" que en convocatorias de huelga anteriores.

En una comparecencia en el Congreso de los Diputados, Báñez ha indicado que "las partes troncales" de la reforma "no se van a cambiar" porque, según ha dicho, son necesarias para volver al crecimiento económico y la creación de empleo. "La agenda reformista del Gobierno es imparable", ha recalcado. Dicho esto, ha recordado que la reforma laboral se está tramitando como proyecto de ley para que los demás grupos parlamentarios puedan hacer aportaciones y "enriquecerlo". "El Gobierno espera la aportación de todos los grupos para mejorar el texto y esperamos que salga con amplio respaldo de la Cámara", ha subrayado.

RAJOY: NORMALIDAD TOTAL

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado esta mañana a su llegada al Congreso de los Diputados que la normalidad es "total" en la jornada de huelga que han convocado los sindicatos contra la reforma laboral del Gobierno. Los periodistas han preguntado al jefe del Ejecutivo, mientras bajaba del coche oficial, si considera que hay normalidad en la huelga y ha respondido lacónico: "total".

Por su parte, la directora general de Política Interior, Cristina Díaz, ha asegurado este jueves que el impacto que está teniendo la huelga general es "claramente inferior" al registrado en la convocatoria del 2010 contra el Gobierno de Rodríguez Zapatero donde. En rueda de prensa, Díaz ha asegurado que el consumo eléctrico se ha situado, a las 10.30 horas, en un descenso del 17,7 por ciento mientras que, ha apostillado, en la huelga del año 2010 se registró un descenso del 18,3 por ciento y en la convocatoria de 2002 de un 25,3 por ciento.

En cuanto al transporte público, Díaz ha recalcado que en la mayoría de las grandes ciudades se han cumplido "con creces" los servicios mínimos, en especial, ha dicho, en Madrid y Barcelona, donde se han alcanzado límites cercanos a un día laborable normal.

Asimismo, indicó que la situación de los grandes almacenes y de las grandes superficies fue también de "tranquilidad" y "normalidad" y, según ha asegurado, la actividad comercial no sufrió apenas "variaciones", salvo en el Corte Inglés de Pamplona por la acción de "piquetes violentos" del sindicato LAB.

176 DETENIDOS Y 104 HERIDOS

La responsable gubernamental informó que 104 personas han resultado heridas --58 agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad y 46 civiles-- y se han practicado 176 detenciones por altercados durante la jornada de protesta, 32 de ellos correspondientes a la policía catalana y cuatro a la policía vasca.

En cualquier caso, Díaz ha incidido en que la "normalidad" y la "tranquilidad" ha sido la tónica general durante toda la jornada de huelga general.

UGT Y CCOO CALIFICAN DE ÉXITO LA HUELGA Y CIFRAN EN UN 77 % EL SEGUIMIENTO

Los secretarios generales de CCOO, Ignacio Fernández Toxo, y de UGT, Cándido Méndez, asegurarón que la jornada de huelga general contó con una participación "muy amplia", que estimaron en torno al 77%, y que las cifras de seguimiento son superiores a las registradas en 2002 y 2010. En una rueda de prensa conjunta, Méndez destacó que se ha producido un gran acto de afirmación "constitucional" y democrática del pueblo trabajador español y ha agregado que, a pesar de que se han registrado algunos incidentes aislados, la participación masiva ha sido una realidad.

Tanto Toxo como Méndez han subrayado que no van a "cejar" en su empeño para que el Gobierno abra una negociación a fin de modificar una norma "dañina" -la reforma laboral- que apuesta por el empobrecimiento de la población, la destrucción de empleo y ahonda aún más en la recesión económica. A fin de trabajar por una reforma que sea justa, CCOO y UGT han ofrecido al Ejecutivo iniciar un camino distinto con carácter inmediato para buscar un consenso de país, relanzar la actividad económica y reducir las altísimas tasas de paro con atención prioritaria a los más jóvenes.

Toxo y Méndez han insistido en que los sindicatos siguen abiertos al diálogo y esperan que la participación masiva en la huelga sea la "señal" que el Gobierno estaba esperando para sentarse a negociar. En todo caso, han avisado de que "no piensan parar" hasta que se produzca una modificación sustancial de la reforma laboral. De lo contrario, han avisado, el conflicto social irá 'in crescendo', sin que haya descartado una nueva huelga general.

LOS EMPRESARIOS VEN "NORMALIDAD

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha asegurado que la jornada de huelga se ha desarrollado con "normalidad, tranquilidad y cumplimiento de los servicios mínimos", aunque se ha mostrado preocupado por la imagen exterior que puede ofrecer el país por incidentes "puntuales y concretos" que no se han producido de forma generalizada.

"Nuestra esperanza e ilusión es que pase el día cuanto antes", ha dicho Rosell en una rueda de prensa en la sede de CEOE acompañado por el presidente de Cepyme, Jesús Terciado, y el presidente de CEAT, Pedro Barato. Así, Rosell ha confiado en que la "tranquilidad" se mantenga a lo largo de la tarde, para mañana recuperar "la normalidad" y volver a pensar que España está en una situación "complicada y difícil" que obliga a todos a trabajar "en la misma dirección" con "pocas protestas" y con propuestas "serias, constructivas, con poca demagogia y mucha calculadora en la mano".

PSOE E IU MUESTRAN SU APOYO A LA PROTESTA

El Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso manifestó su comprensión a quienes secundan la protesta contra lo que calificaron como "agresión" de la reforma laboral que "instaura un modelo de relaciones laborales contrario a nuestro Estado social y vulnera derechos reconocidos en la Constitución". Denuncian además los socialistas que la reforma no creará empleo y contribuirá a su destrucción.

Por su parte, el coordinador federal de IU, Cayo Lara, lamentaba que el Ministerio de Interior haya actuado en la jornada de huelga general "más como un piquete al servicio de la CEOE" que como garante del ejercicio de un derecho constitucional. Para el coordinador de IU, la huelga está siendo un éxito y tras defender a los sindicatos ha pedido al Gobierno que escuche "el clamor popular" y decida negociar con los sindicatos y con los partidos en el Parlamento para retirar esta reforma laboral y redactar una nueva sustentada en las iniciativas sindicales.