El Gobierno estudia hoy el plan de ahorro energético ante la crisis libia

El Consejo de Ministros aprobará este viernes el Plan Estratégico de Seguridad Vial 2011-2020 y otras medidas especiales

nacional

| 25.02.2011 - 08:39 h
REDACCIÓN

La Encuesta de Telemadrid

¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
¿Para combatir la corrupción te muestras a favor de la eliminación de los billetes de 500 euros?
Si
96.7%
No
3.3%

El Consejo de Ministros estudia hoy la aplicación de un plan de ahorro energético para hacer frente al aumento de precio de los combustibles provocado por la crisis libia, y aprobará la privatización parcial de AENA, según han ratificado fuentes del Gobierno. El Consejo de Ministros, que estará presidido por el jefe del Ejecutivo, José Luis Rodríguez Zapatero, podría asimismo autorizar emisiones de deuda a varias comunidades, entre ellas Cataluña. Además, el Gabinete analizará las líneas básicas de la política de seguridad vial para el periodo 2011-2020.

Uno de los ejes de la reunión será el plan de ahorro energético que el gabinete de crisis reunido el martes en La Moncloa encargó al titular de Industria, Miguel Sebastián. Según Sebastián, la revuelta en Libia no pone en riesgo el suministro de gas y petróleo a España, pero sí tendrá un importante impacto, ya que por cada diez euros que sube el barril de petróleo, la economía española pierde 6.000 millones.

El petróleo libio representa un 13 por ciento del consumo español y es "perfectamente sustituible por otras fuentes", y el gas no llega al 2 por ciento. Sebastián no ha querido avanzar detalles del plan de ahorro, que abordará el aprovisionamiento y medidas de eficiencia energética, pero fuentes del Ejecutivo han explicado que contemplará los peores escenarios para que, llegado el momento, España esté preparada.

La segunda medida de calado que tratará el Consejo será la aprobación del nuevo modelo de gestión de AENA, que permitirá al capital privado hacerse hasta con el 49 por ciento de esta empresa pública y privatizar la gestión de los aeropuertos de Barajas y el Prat.

La iniciativa, anunciada en diciembre por Zapatero como una medida dirigida a liberalizar actividades productivas, no gusta a los sindicatos con representación en los aeropuertos.

Los empleados de Barajas han comenzado esta semana paros y protestas contra la privatización y los representantes de UGT en el aeropuerto madrileño estudian convocar una huelga.

También podrían estar sobre la mesa varias autorizaciones para emitir deuda a Cataluña, Madrid, Andalucía, Asturias, Canarias, Extremadura, Galicia y Baleares, según fuentes del Ejecutivo. Aunque la cifra final está pendiente de concreción, el montante total de las emisiones superaría los 3.000 millones de euros y la Generalitat de Cataluña confía recibir el permiso para endeudarse en alrededor de 1.800 millones.