El Gobierno elevará la edad mínima para casarse de los 14 a los 16 años

Los menores de 3 años en desamparo serán acogidos por familias de urgencia

Las unidades pediátricas acogerán a los menores hasta los 18 años

El Gobierno anuncia un paquete de medidas para la vivienda de 2.500 millones

nacional

| 05.04.2013 - Actualizado: 20:57 h
REDACCIÓN

Los menores que quieran casarse no podrán hacerlo hasta los 16 años, frente a los 14 actuales, según el Plan de Infancia y Adolescencia 2013-2016 aprobado hoy por el Gobierno con objetivo de reforzar la protección del menor ante casos de violencia y en situaciones de riesgo y desamparo.Aunque en España la edad para contraer matrimonio se sitúa en los 18 años, en el caso de los menores emancipados, aquellos que cuentan con un permiso judicial o aquellos cuya familia lo permite pueden contraer matrimonio a los 14 años, edad que ahora se eleva a los 16, para lo que será necesario modificar el Código Civil.

La edad de consentimiento sexual, que actualmente se sitúa en 13 años, se elevará de acuerdo con el Parlamento, según ha avanzado la ministra de Sanidad, Ana Mato, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

La revisión de estas edades se ha hecho siguiendo las recomendaciones del Comité de Derechos del Niño de la ONU y del Consejo de Europa. Respecto al consentimiento sexual, Mato ha explicado que se elevará en línea con los países de nuestro entorno, con el fin de evitar los abusos a menores y luchar de forma más eficaz contra la pederastia.

LOS MENORES DE 3 AÑOS EN DESAMPARO SERÁN ACOGIDOS POR FAMILIAS DE URGENCIA

Los menores de 3 años en situación de desamparo no tendrán que pasar por una institución como hasta ahora, sino que se integrarán en "familias de urgencia", que darán "acogimiento profesionalizado" en los casos en los que sea necesario.

La ministra de Sanidad, Ana Mato, ha recordado que en España existen 35.000 niños bajo tutela o guardia al tiempo que hay muchas familias que quieren adoptar y tienen que optar por hacerlo fuera de España. La política de anteponer el acogimiento familiar parte de la comprobación médico-científica de que ayuda "mucho más" al menor formase "es un contexto de relaciones sociales-familiares", según el Ministerio de Sanidad.

Así, se unificarán los criterios de selección de las familias acogedoras, se crearán redes de apoyo tanto para la familia biológica que no puede mantener al menor como para la que lo acoge y se potenciará la especialización y profesionalización de las familias que decidan acoger a un menor. En concreto, según el departamento que dirige Ana Mato, se pretende que ningún menor de 3 años en situación de desamparo tenga que pasar por un centro residencial, sino que se integre en una familia.

Además, el Plan contempla la creación de la figura de la "guarda con fines de adopción", que posibilitará, por ejemplo, que un bebé dado en adopción nada más nacer por su madre biológica pase directamente a vivir con una familia, aunque la definitiva la decida un juez.

En este sentido, las modalidades de acogimiento pasan de tres -simple, permanente y preadoptivo- a dos: temporal y permanente. El Plan de Infancia y Adolescencia, que requerirá la modificación de once leyes, introduce también novedades en las adopciones, como las denominadas abiertas, en las que el menor conserva "ciertos vínculos" con su familia biológica.

El Ministerio recuerda que España es uno de los países que más adopciones internacionales tramita, y dado el contexto internacional, estima prioritario "estrechar" la coordinación con las comunidades autónomas que tienen competencia en la materia para reforzar las garantías del menor.

5.159 MILLONES DE EUROS

El Plan de Infancia y Adolescencia 2013-2016 contará con una dotación de 5.159 millones de euros para ese periodo, y su objetivo es reforzar la protección y el interés del menor ante casos de violencia y en situaciones de riesgo y desamparo.

El Plan persigue ocho objetivos: conocimiento y sensibilización; apoyo a las familias y conciliación; seguridad en el uso de las nuevas tecnologías; atención prioritaria en colectivos con riesgo de exclusión social; prevención y rehabilitación de casos conflictivos; educación de calidad; defensa de su salud y participación en su entorno.

Para la consecución de estos objetivos se han elaborado 125 medidas que exigirán la modificación de once leyes, entre las que destacan el Código Civil y la Ley de Protección Jurídica del Menor.

PAQUETE DE MEDIDAS PARA LA VIVIENDA DE 2.500 MILLONES

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha anunciado hoy una inversión de 2.500 millones de euros en los nuevos programas de vivienda, de los que 1.500 millones irán destinados a facilitar el acceso a la vivienda y otros 627 millones a la rehabilitación y eficiencia energética.

Durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta ha indicado que el nuevo Plan de Vivienda 2013-2016 y los reales decretos para regular el procedimiento básico para la certificación de vivienda y modificaciones de instalaciones térmicas de los edificios se enviara a las Cortes para su tramitación de urgencia.

El objetivo de este paquete de medidas es garantizar la flexibilidad a una vivienda digna para paliar la situación de los colectivos más vulnerables, mejorar el estado de conservación de las viviendas y la reconversión de un sector como el de la construcción, ha señalado la ministra de Fomento, Ana Pastor.